VOLVER

Share

AndaLABcía, el laboratorio del sur de Europa



AndaLABcía es el podcast que descubre Andalucía como el laboratorio del sur de Europa. Ocho provincias de una comunidad autónoma en la que se investigan soluciones innovadoras para el mundo de mañana. Andalucía, una tierra con historia, cuna de civilizaciones, legataria de la historia de la humanidad y tractor investigador para nuestro futuro.

AndaLABcía se estrena con un recorrido por el proceso investigador de Oceanaria, un proyecto dirigido por Francisco Ignacio Franco en la Universidad de Málaga que elaborará predicciones de la llegada de medusas a las costas andaluzas mediante la Inteligencia Artificial. Esta herramienta alertará incluso de la presencia masiva de algas invasoras y recomendará el viaje al litoral o la práctica de deportes náuticos.

El segundo capítulo versará sobre Walk-it, un trabajo de la Universidad de Málaga que ha desarrollado un andador inteligente que evalúa los movimientos y valora la evolución de pacientes en tratamiento.

La tercera entrega hablará de un proyecto de la Universidad de Cádiz, en colaboración con Azucarera, en el que se han empleado residuos del procesamiento de la remolacha azucarera para obtener un material sintético aplicable en medicina regenerativa.

En el cuarto episodio se analiza el futuro alimentario de nuestra sociedad a través del proyecto de la Universidad de Almería titulado La espirulina, una microalga, como alimento del futuro.

La Universidad de Jaén y la Fundación Andaltec protagonizarán la quinta entrega, que se publicará el 29 de julio. Ambas instituciones han trabajado en una investigación que ha obtenido un plástico, con características similares a las de cualquiera de origen no residual, por medio de los desechos de la poda del olivar.

El sexto y último episodio de la primera temporada estará disponible el próximo 5 de agosto y versará sobre el uso de lombrices de tierra para descomponer plásticos en terrenos agrícolas. Ese es el título de la investigación de la Universidad de Almería que ha concluido que las lombrices de tierra sobreviven más tiempo en entornos contaminados por microplásticos.



Share
Ir al contenido