VOLVER

Share

Analizan la relación entre el ‘cibercotilleo’ en internet y el acoso virtual

Un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba explora la relación entre el ‘cibercotilleo’ en internet y el acoso virtual y concluye que los comentarios en redes pueden ser una vía para cohesionar grupos sociales, aunque un uso excesivo y de contenido inmoral puede derivar en casos de ciberacoso. 

Fuente: Universidad de Córdoba


Córdoba |
14 de marzo de 2022

Si alguna vez ha realizado comentarios evaluativos en redes sociales sobre una tercera persona que no estaba presente en la conversación telemática, quiere decir que ha entrado en el terreno de lo que en la literatura científica se conoce como ‘cibercotilleo’, un comportamiento que ha aflorado durante las últimas décadas bajo el amparo de las nuevas tecnologías y el uso masivo de internet. Pero, ¿es esta una conducta inocente e inherente al ser humano o puede llegar a convertirse, especialmente en adolescentes, en la puerta de entrada del acoso virtual?

Precisamente, explorar la relación entre el ‘cibercotilleo’ en internet y el ciberacoso en población juvenil ha sido el objetivo de un nuevo trabajo realizado por el Laboratorio de Estudios sobre Convivencia y Prevención de la Violencia (LAECOVI) de la Universidad de Córdoba, un equipo con una dilatada experiencia en estudios sobre convivencia y prevención de la violencia en edades escolares.

Un grupo de alumnos mira el móvil en clase en una foto de archivo.

Los resultados de la investigación, publicada en la revista The Spanish Journal of Psychology, en la que han sido encuestadas más de medio millar de personas con edades comprendidas entre los 12 y 17 años, apuntan a una relación directa entre la frecuencia e intensidad de este ‘cibercotilleo’ y la implicación en la victimización y el acoso virtual. Ahora bien, tal y como destaca la investigadora Cristina García, realizar comentarios en las redes, al menos en la mayoría de los casos, no tiene por qué implicar comportamientos asociados al ciberbullying. «Mientras que el cibercotilleo en internet es un fenómeno normalizado y una forma de diálogo aparentemente inocente casi innata a las relaciones sociales, la introducción de contenidos denigrantes y ofensivos provoca un desequilibro de poder con consecuencias negativas para una víctima incapaz de defenderse», explica la investigadora.

En esta línea, y según los datos arrojados por la investigación, casi la totalidad de las personas encuestadas tiene conductas asociadas al cibercotilleo, pero solo un 33,8%mostró una implicación alta con este tipo de comportamiento y son los que más riesgo mostraron de estar implicado en acoso a través de tecnologías digitales. «Es precisamente este grupo de personas al que debemos prestar especial atención, pues es en ellas en donde puede mostrarse esa cara más negativa del cibercotilleo virtual que sí puede desencadenar en bullying», subraya Eva Romera, directora del proyecto de investigación del plan nacional en el que se enmarca este trabajo.

Un ‘cibercotilleo’ virtual que refuerza las relaciones

Tal y como recogen las conclusiones de la investigación, realizar comentarios en redes sociales puede tener un componente positivo como mecanismo de socialización, algo a lo que ya habían apuntado estudios anteriores del grupo y que ahora se ratifica en este nuevo trabajo. Aunque niveles excesivos de cotilleo virtual suponen un riesgo, en la mayoría de los casos este comportamiento sirve para afianzar lazos sociales dentro del grupo, integrar a sus individuos y promover las relaciones sociales. Como suele decirse en ciencia, la dosis puede ser el veneno.

Por ello, tal y como destaca la investigadora y directora del LAECOVI, Rosario Ortega-Ruiz, las personas encargadas de la educación de los jóvenes a todos los niveles «deben entender cómo funcionan las relaciones entre los escolares en el mundo virtual para poder enseñar competencias sociales y digitales que también respeten el componente moral y trabajar la empatía». Una tarea especialmente importante en adolescentes, cuya inmensa mayoría, casi un 92% según datos del Instituto Nacional de Estadística, dispone de un teléfono móvil, un compañero inseparable desde el que se construye una parte importante de las relaciones interpersonales.

Referencia bibliográfica:

García-Fernández, Cristina Mª& Moreno-Moya, Miriam & Ortega-Ruiz, Rosario &Romera, Eva M. (2022). Adolescent Involvement in Cybergossip: Influence on Social Adjustment, Bullying and Cyberbullying. The Spanish Journal of Psychology. 25. 1-12. 10.1017/SJP.2022.3.


Share

Últimas publicaciones

Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo
Un estudio del CSIC revela que zorzales, codornices y pinzones son las especies de aves más propensas a tener garrapatas
Sevilla | 27 de mayo de 2024

Un nuevo estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana – CSIC ha analizado la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años. Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas. Los resultados de este trabajo se han publicado en la revista One Health.

Sigue leyendo
Una nueva investigación liderada por la Universidad de Córdoba desvela que las cianobacterias marinas se comunican
Córdoba | 27 de mayo de 2024

La revista Science Advances acaba de publicar una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido