VOLVER

Share

LA UNIVERSIDAD DE ALMERÍA USARÁ LAS INSTALACIONES DE AQUALIA PARA ENSAYAR SU PROYECTO DE BIOCOMBUSTIBLE CON MICROALGAS


15 de junio de 2010

Fuente: Europa Press

 

Las prácticas que realizarán los investigadores de la Universidad almeriense se llevarán a cabo en tres fases durante los veranos de 2010, 2011 y 2012 a fin de determinar las condiciones que permitan maximizar la producción de estas algas y minimizar el coste de cultivo y extracción.

 

Los investigadores de la Universidad de Almería y Southampton (Inglaterra) usarán las instalaciones de la Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) El Bobar de la capital almeriense que gestiona la empresa concesionaria Aqualia para los ensayos relacionados con su proyecto de obtención de biocombustible a partir del cultivo de microalgas, con el que se consigue, por otra parte, depurar los líquidos y reducir emisiones de dióxido de carbono.

Según el Ayuntamiento almeriense, las prácticas que realizarán los investigadores se llevarán a cabo en tres fases durante los veranos de 2010, 2011 y 2012 a fin de determinar las condiciones que permitan maximizar la producción de estas algas y minimizar el coste de cultivo y extracción.

También se definirán los productos prioritarios a extraer de las algas en función de las especies encontradas, ya que estos organismos pueden ser utilizados, con un tratamiento adecuado, para la obtención de productos alimentarios, farmacéuticos, biodiésel o biogás, entre otros.

Así, en una planta que tratara unos 10.000 metros cúbicos al día de agua residual, se podrían producir unas 1.000 toneladas al año de biomasa. Alrededor de un 20 por ciento de la biomasa se podría convertir en biodiesel capaz de producir el combustible equivalente al consumo anual de hasta 200 coches.

Las condiciones ambientales del sur de España son muy favorables para el cultivo de algas y el desarrollo de este proyecto se convertiría en una oportunidad para la ciudad de Almería de estar al frente de una actividad con gran proyección, a la vez que sostenible.

Por su parte, Aqualia lleva a cabo un proyecto de estas características en la EDAR de Arcos de la Frontera (Cádiz), donde ya se ha iniciado el proceso de cultivo de microalgas mediante fotobiorreactores. Con esta iniciativa, el Ayuntamiento de Almería y Aqualia confirman su preocupación por la sostenibilidad y preservación del medio ambiente, y siguen la estela del protocolo de Kioto en cuanto a la reducción de emisiones de CO2 y la búsqueda de fuentes de energía alternativas al uso de combustibles fósiles.


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido