VOLVER

Share

Los consumidores de cocaína tienen más dificultades para olvidar datos irrelevantes, según un estudio

Fuente: Universidad de Granada


23 de enero de 2017
El investigador del CIMCYC Manuel J. Ruiz, autor principal de este trabajo

El investigador del CIMCYC Manuel J. Ruiz, autor principal de este trabajo

Científicos de las universidades de Granada y Leiden (Países Bajos) han demostrado que a las personas que consumen cocaína les resulta más difícil olvidar datos irrelevantes, por lo que les cuesta más, a su vez, olvidar intencionadamente.

Los investigadores, pertenecientes al Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC), sugieren que el consumo de cocaína puede alterar el proceso de control implicado en la supresión de diferentes tipos de memorias irrelevantes. De esta manera, aquellas personas que consumen cocaína apenas serían capaces de olvidar información irrelevante o persistente.

Un ejemplo de esto se podría relacionar con pensamientos intrusivos o repetitivos que llevan a adictos a la cocaína a consumir de nuevo, provocando que el proceso de desintoxicación sea más complejo. Además, los investigadores han observado que este resultado ocurre tanto en consumidores recreativos (1-4 gramos de cocaína al mes regularmente durante los últimos dos años) como en consumidores crónicos de cocaína, que habían iniciado un tratamiento de desintoxicación.

Lines hold the memories”, de la artista Agnes Cecile

Lines hold the memories”, de la artista Agnes Cecile

Los investigadores Manuel Ruiz, Daniela Paolieri y Teresa Bajo, del grupo de Memoria y Lenguaje del CIMCYC, y Lorenza Colzato, de la Universidad de Leiden, han realizado una serie de experimentos dirigidos a observar cómo el consumo de cocaína altera los procesos de olvido de información irrelevante, enlenteciendo e interfiriendo con el proceso de recordar.

Experimentos con consumidores de cocaína

Para probar esta hipótesis, los investigadores realizaron experimentos en el que participaron un grupo de consumidores recreativos de cocaína, un grupo de consumidores crónicos, y dos grupos de personas que nunca habían consumido drogas y que servían como grupo control de comparación.

Todos ellos participaron en una sencilla tarea de memoria que constaba de dos sesiones experimentales diferentes. En la primera de ellas, se les pedía que estudiasen unas listas de palabras que luego debían de recordar pasado un corto periodo de tiempo. En la segunda, de nuevo se le hacía memorizar unas listas de palabras, con la diferencia de que se les pedía que olvidasen una de las listas que acababan de estudiar, aunque al final del estudio se les pedía que recordasen tanto las palabras que debían estudiar, como aquellas que debían ser olvidadas.

Tal como los investigadores esperaban, tanto los consumidores recreativos como crónicos fueron incapaces de olvidar intencionalmente aquellas palabras que eran irrelevantes para la tarea. Las palabras irrelevantes no olvidadas parecían interferir con las relevantes, dificultando así su recuerdo.

Como explica uno de los autores del trabajo, Manuel J. Ruiz, del CIMCYC, “la memoria no consiste solamente en almacenar y extraer recuerdos. Olvidar es un proceso tan importante como los anteriores, ya que permite desechar la información que no es importante o necesaria, para permitir que otros recuerdos más relevantes sean codificados y almacenados con mayor eficacia”.

Desde hace tiempo, científicos en el campo de la psicología y neurociencia cognitiva han estudiado y puesto en relieve los daños que sufren los consumidores de drogas estimulantes tal como la cocaína. El consumo prolongado de esta sustancia altera, entre otras, las zonas cerebrales y neuroquímicas encargadas de los procesos mentales relacionados con la selección y el procesamiento de la información que recibimos del mundo a través de los sentidos, y de la posterior elaboración que nuestro cerebro realiza de esta información.

Los investigadores de la UGR, basándose en estos hallazgos, sugieren que el consumo de cocaína puede estar alterando el proceso de control implicado en la supresión de diferentes tipos de memorias irrelevantes.
“De esta manera, aquellas personas que consumen cocaína apenas serían capaces de olvidar información irrelevante o persistente. Un ejemplo de esto se podría relacionar con pensamientos intrusivos o repetitivos que llevan a adictos a la cocaína a consumir de nuevo, provocando que el proceso de desintoxicación sea más complejo”, apunta Ruiz.

Referencia bibliográfica:

Ruiz, M. J., Paolieri, D., Colzato, L. S., &Bajo, M. T. (2016). Directed forgetting of memories in cocaine users.
Experimental and Clinical Psychopharmacology, 24(6), 423.
http://psycnet.apa.org/index.cfm?fa=buy.optionToBuy&id=2016-58897-002

Contacto:

Manuel J. Ruiz
Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada
Correo electrónico: mjrm@ugr.es
Teléfono: 00351211210253
Móvil: 00351936695565/0034669908275


Share

Últimas publicaciones

El proyecto ‘Ciencia sin Etiquetas’ acerca el conocimiento científico a más de 600 mayores y menores granadinos
Granada | 13 de junio de 2024

Un equipo de investigadores e investigadoras del Instituto de Parasitología y Biomedicina López-Neyra (IPBLN) lidera esta iniciativa que ha explicado conceptos científicos y el origen de las enfermedades a colectivos vulnerables de la ciudad. El proyecto ha contado con la colaboración de la Fundación Descubre y el Ayuntamiento de Granada y con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, perteneciente al Ministerio de Ciencia e Innovación, y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Sigue leyendo
Las hortalizas de los huertos urbanos andaluces no son peligrosas para la salud
Sevilla | 13 de junio de 2024

A pesar de que algunos de los suelos de estos huertos mostraron contaminación por elementos potencialmente contaminantes, un reciente estudio realizado por la Universidad de Sevilla y el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS), ha concluido que el riesgo potencial para la salud humana es mínimo. Una de las zonas estudiadas que más preocupaba por su toxicidad era el entorno minero de Riotinto, en Huelva.

Sigue leyendo
Alertan de los efectos de la minería y los vertidos tóxicos accidentales en el cinturón pirítico ibérico
Cádiz | 12 de junio de 2024

Un estudio liderado por el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) ha analizado el papel de la afluencia Atlántica en el transporte y acumulación de sedimentos contaminados por metales pesados ​​desde el golfo de Cádiz hasta el mar de Alborán. La señal de alerta por parte de la comunidad científica llega en un momento de posible reapertura de la mina de Aznalcóllar (Sevilla), 26 años después del devastador vertido tóxico ocurrido en esta explotación.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido