VOLVER

Share

Los factores ambientales podrían ser los causantes de las variaciones de truchas en Sierra Nevada

Fuente: Observatorio de Seguimiento del Cambio Global en Sierra Nevada


24 de junio de 2013
Ejemplar de trucha

Ejemplar de trucha

Uno de los objetivos del seguimiento de las poblaciones de trucha común en el Espacio Natural de Sierra Nevada es identificar y cuantificar la influencia de los cambios ambientales sobre la estructura poblacional, densidad y biomasa, entre otros factores.
Para este fin, desde el año 2005 se están estudiando 7 ríos de Sierra Nevada (Genil, Alcázar, Monachil, Dílar, Trevélez, Poqueira y Andarax) utilizando el método de capturas sucesivas con extracción mediante pesca eléctrica. Adicionalmente, en el Programa de Recuperación de las poblaciones de Trucha común  (Salmo trutta) en Andalucía, se estudian todos los ríos con presencia de dicho salmónido en Sierra Nevada.

Los resultados preliminares obtenidos en base a muestreos realizados desde el año 2003 indican una posible relación entre la densidad de trucha común en el Espacio Natural y las precipitaciones acumuladas. Por un lado, tras un periodo con precipitaciones acumuladas bajas, se producen descensos en la densidad de las poblaciones de trucha estudiadas, pero no de manera inmediata, sino trascurrido un tiempo desde el inicio del periodo de sequía. La segunda forma en la que la densidad de trucha común se ve afectada, es después de un periodo de altas precipitaciones acumuladas, en el que han ocurrido varios episodios de lluvias torrenciales (como las acaecidas en otoño de 2009 y principios de 2010). En dichos periodos, debido a la repentina modificación del hábitat que producen, hay una relación directa sobre las poblaciones de trucha común en el año en que ocurren, disminuyendo su densidad.

Los resultados de densidad y biomasa de trucha común obtenidos durante el periodo de estudio muestran que en la mayoría de estaciones de censo hay una tendencia descendente hasta el año 2008. A partir de 2009, por lo general los valores de densidad y biomasa  se van incrementado, con la excepción de 2010, donde las lluvias torrenciales de ese año modificaron sustancialmente los hábitats de trucha común, lo cual se vio reflejado en los valores de estos parámetros.

Los incrementos en los valores de densidad de los años 2011 y 2012 se deben principalmente al gran número de alevines muestreados en las estaciones de censo, y en muchas ocasiones, son los mayores reclutamientos detectados durante todo el periodo de muestreo. Las variaciones de densidad se han comparado con los diferentes valores de precipitación anual (para los que se han utilizado datos de años hidrometereológicos) detectando que existen correlaciones entre las densidades de trucha común y los cambios que producen periodos de sequía y altas precipitaciones, los cuales modifican de manera significativa los efectivos poblacionales.

Tras los periodos de lluvias torrenciales (acaecidos en 2010) la recuperación de las poblaciones de trucha común se ha producido en el año siguiente a dichos periodos de fuertes precipitaciones.  La recuperación de las poblaciones tras los fenómenos de lluvias torrenciales (que producen descensos bruscos en las comunidades muestreadas) se produce de manera casi inmediata. Esto probablemente sea debido a la adaptación de las poblaciones de trucha común a estos fenómenos relativamente frecuentes en el E.N. Sierra Nevada.

La relación detectada entre el régimen pluviométrico anual  y las variaciones en densidad de las poblaciones de trucha común parece indicar que esta especie es muy sensible a las variaciones ambientales, tal como demuestran la influencia de las sequías y lluvias torrenciales en el número de ejemplares detectados en los muestreos. Respecto a las clases de edad capturadas durante los muestreos, la tendencia general es que las poblaciones presenten un bajo número de ejemplares adultos, siendo inexistentes las capturas de estos en gran cantidad de muestreos. Sin embargo, pese a detectarse en las campañas de 2011 y 2012 gran número de alevines y juveniles, en buena parte de las estaciones de muestreo el número de ejemplares adultos ha sido bajo durante todo el periodo de muestreo, siendo la estructura de edades fuertemente desequilibrada, con alta predominancia de las clases 0+ y 1+. La escasa disponibilidad de refugio de adultos durante determinadas épocas del año parecen constituir la parte más importante de este factor limitante, sin embargo otros factores como las desecaciones debidas a acciones del hombre y depredación estén mediando de manera importante en la escasa presencia de adultos.

Así pues, las variaciones en densidad de trucha común guardan gran relación con los efectos ambientales producidos por el cambio global, y  procesos exógenos denso-independientes (como el clima), que actúan de forma impredecible, determinando la abundancia. A su vez las variaciones ambientales pueden tener notables efectos sobre la supervivencia, pudiendo ocultar los procesos dependiendes de la densidad subyacentes.
En base a todo ello, es necesario cuantificar el peso específico de estas variables en una posible regresión futura de la especie con objeto de gestionarla adecuadamente y  minimizar todo el resto de presiones detectadas sobre la especie, en consonancia con las medidas ya implementadas, como la obligatoriedad de la pesca sin muerte en Andalucía.

 Observatorio de Seguimiento del Cambio Global en Sierra Nevada

El observatorio del cambio global en Sierra Nevada es un ambicioso proyecto que está siendo ejecutado por un equipo de trabajo multitudinario. En concreto hay casi 80 personas implicadas directa o indirectamente en alguna de las tareas del observatorio. Pero lo realmente interesante de este equipo es la diversidad de orígenes, formaciones e incluso sensibilidades. Esta diversidad aporta robustez y cierta «resiliencia» a los trabajos que se realizan. Desde un punto de vista organizativo, el proyecto se basa en tres pilares, que se corresponden con tres organismos públicos: Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Agencia de Medio Ambiente y Agua de AndalucíaLaboratorio de Ecología del Ceama de la Universidad de Granada.

El observatorio del cambio global en Sierra Nevada es un ambicioso proyecto que pretende aprovechar el singular carácter que tienen las montañas como «miradores» desde los cuales son más visibles cambios ambientales que la actividad humana provoca sobre la Tierra. Por su naturaleza, las montañas reproducen en una superficie reducida una gran multitud de ambientes en forma de complejos gradientes bióticos y abióticos. Esto hace que los impactos de la actividad humana sean más visibles y más fácilmente observables.

Sus objetivos principales son:

  • Definir, cuantificar y caracterizar procesos y recursos naturales con el fin de identificar y diferenciar entre situaciones naturales de aquellas otras situaciones debidas a la acción del cambio global en cualquiera de sus múltiples factores. Siempre que sea posible se tratará de establecer en qué medida una situación determinada puede atribuirse a factores concretos.
  • Caracterizar los límites del cambio aceptable, de tal forma que sea posible discriminar entre a) fluctuaciones recurrentes y b) cambios a largo plazo, así como detectar e interpretar anomalías en el menor plazo de tiempo posible. Ello permitirá una reacción proporcionada a los cambios detectados, en caso necesario.
  • Suministrar información para la correcta planificación de las actividades de manejo tendentes a revertir disfunciones detectadas en procesos y poblaciones.
  • Valorar la efectividad y eficacia de las actividades de manejo llevadas a cabo ante las posibles alteraciones que se detecten, con el fin de proponer los ajustes pertinentes para una gestión adaptativa.
  • Aportar información fidedigna para las labores de seguimiento de otras instituciones que tienen la misión de velar por la conservación del Parque Natural Sierra Nevada, en virtud de las distinciones internacionales otorgadas.
  • Determinar requerimientos de investigación, en relación con aquellas alteraciones detectadas, que transciendan la dedicación y objetivos de un Programa de Seguimiento de Procesos y Recursos Naturales.
  • Proporcionar información útil a gestores e investigadores sobre el cambio global en Sierra Nevada.
  • Contribuir a la difusión de la información de interés general que mejore el conocimiento sobre los valores y la importancia del Espacio Natural Sierra Nevada.

Más información

http://obsnev.es/


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido