VOLVER

Share

TENGO UN INFARTO: ¿A QUIÉN ACUDO, A UN FAMILIAR O AL 061?


26 de febrero de 2009

Fuente: Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS)

Un estudio elaborado por la Escuela Andaluza de Salud Pública de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha revelado que el 26% de los hombres y el 31% de las mujeres que ingresaron en los hospitales andaluces con Síndrome Coronario Aguado (infarto de miocardio y angina inestable) en los últimos dos años, acudieron en primer lugar a personas de su entorno (familiares, amigos, compañeros de trabajo) antes que a los diferentes servicios de urgencias sanitarias, como el caso del 061, cuando comenzaron a percibir los síntomas de la enfermedad.

El informe, que se dará a conocer en el XIII Congreso de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) que se celebrará en Sevilla los días 3, 4, 5 y 6 de marzo, señala que sólo el 15% de los hombres y el 12,4% de las mujeres que padecieron un infarto y fueron ingresados en un área hospitalaria de la comunidad andaluza lo hicieron tras tomar como primera medida ponerse en contacto telefónicamente con los servicios de emergencias sanitarias del 061, bien por sí mismos o a través del algún familiar. Además, muestra que en el 40,2% de los hombres y el 51,3% de las mujeres fueron otras personas quienes decidieron que tenían que recibir asistencia médica ante los primeros síntomas.

Estos datos tienen una gran importancia, en la medida en que un elevado porcentaje de las muertes que se producen por el Síndrome Coronario Agudo (SCA) en las primeras horas de evolución son evitables si la persona está en un ambiente dotado con los medios adecuados. De hecho, la eficacia terapéutica disminuye a medida que aumenta el tiempo transcurrido desde el comienzo del dolor hacia el inicio del tratamiento.

El informe señala en este sentido que el tiempo medio transcurrido hasta que el paciente o su entorno se dieron cuenta que los dolores eran provocados por una enfermedad del corazón o un infarto, fue de 29, 4 minutos en el caso de los hombres y 49,6 minutos en las mujeres. No obstante, la mediana de la encuesta reflejó que hasta el 50% de los casos examinados, el tiempo medio transcurrido hasta que se tuvo conocimiento de que los síntomas eran producidos por un infarto fue de 5 minutos para ambos sexos.

En cuanto al medio de transporte, el informe señala que el primer medio de transporte utilizado por los afectados tras comenzar los dolores fueron los medios propios (79% de estos hombres y el 72% de estas mujeres). Asimismo, señala que desde que la persona nota los primeros síntomas hasta que es atendida en un centro hospitalario utiliza distintos medios de transporte. El 31,9% de las mujeres y el 28,7% de los hombres fueron trasladados por el 061 en algún momento dentro de este tiempo. El 47% de los hombres y el 40% de las mujeres sólo utilizaron medios propios.

Asimismo, según el informe, más de la mitad de los hombres (58,8%) y mujeres (56,2%) actuaron buscando asistencia sanitaria distinta al servicio de urgencias 061 (centro de salud, atención primaria, hospital, centros especializados) y lo hicieron mayoritariamente utilizando medios propios (88,8% y 81,7% respectivamente).

Otro de los datos más significativos del estudio es el alto porcentaje de personas que ingresaron en los servicios hospitalarios sabiendo desde el primer momento que se trataba de un problema coronario o cardíaco, con un 35,1% en los hombres y un 27,4% en el caso de las mujeres.

El informe se realizó con datos obtenidos por encuesta telefónica realizada en septiembre del 2008 a 232 mujeres y 428 hombres ingresados entre 2006 y 2008 en la Unidad de Cuidados Intensivos de 16 hospitales públicos andaluces con diagnóstico al alta de Síndrome Coronario Agudo, con una edad media de 63 años en los hombres y 68 en las mujeres.

El objetivo de este estudio ha consistido en describir las variables relacionadas con el acceso al Sistema Sanitario Público en hombres y mujeres con Síndrome Coronario Agudo. Según concluye el informe, hay diferencias sociodemográficas, socioeconómicas, y de forma de actuar entre hombres y mujeres diagnosticados con Síndrome Coronario Agudo, lo que indica la importancia del abordaje desde una perspectiva de género. Así, el 26,3% de las mujeres ingresadas en los hospitales andaluces durante el periodo de estudio no saben leer ni escribir, frente al 6,5% de los hombres; y el 28,1 % de las mujeres y el 21,5% de los hombres encuestados se encontraban solos cuando comenzaron a sentir los síntomas.

Los resultados preliminares del estudio destacan el papel de las personas del entorno en la toma de decisiones sobre quienes están sufriendo problemas coronarios o cardíacos y la importancia de identificar los factores que se relacionan con la forma de acceso al sistema sanitario desde que se inician los síntomas hasta que estas personas son asistidas en las urgencias hospitalarias. El trabajo desarrollado también apunta que el margen de mejora para reducir el tiempo de reacción ante el reconocimiento de los síntomas de un problema cardíaco es amplio, y que los diferentes intervalos de demora se pueden recortar contribuyendo a que los enfermos se autoconozcan mejor y sepan lo que tienen que hacer en cada momento.

El método utilizado para el informe fue un estudio descriptivo transversal, con una muestra representativa de pacientes a partir del Registro Ariam, con muestreo aleatorio simple, al que se aplicaron variables sociodemográficas, socioeconómicas, tiempos de demora, síntomas, percepción de gravedad, personas intervinientes en la toma de decisiones, forma de acceso al sistema sanitario y motivos. Además, el estudio recoge el proceso seguido desde el inicio de los síntomas de la enfermedad hasta que son atendidas en las urgencias hospitalarias.

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) celebrará su XIII Congreso con la pretensión de estimular el conocimiento científico y el debate profesional, bajo el lema Tiempos para la Salud Pública. Los objetivos del congreso son presentar una producción científica de calidad y actualizada; compartir experiencias y los resultados de las investigaciones realizadas en todos los sectores de la salud pública además de traducirlas en implicaciones para las políticas e influir en las reformas en curso. Asimismo, el Congreso apuesta por facilitar y promover la participación y aportaciones de las personas y profesionales jóvenes que trabajan en la SESPAS.


Más información:

Jesús Herrera / José Antonio García
Tel.: 954 62 27 27 / 625 87 27 80
Email: 13congresosespas.prensa@gmail.com


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido