VOLVER

Share

Hallan las primeras representaciones humanas de Tarteso

Los trabajos del Instituto de Arqueología de Mérida (IAM-CSIC) en el yacimiento de Casas del Turuñuelo (Badajoz) sacan a la luz los restos de cinco relieves antropomorfos del siglo V a.C. Este hallazgo supone un cambio de paradigma en la interpretación de la cultura tartésica, considerada anicónica por representar la divinidad a través de piedras sagradas y de motivos animales o vegetales.

Fuente: CSIC Andalucía


Badajoz |
19 de abril de 2023

Los trabajos realizados en el marco de la V campaña de excavaciones en el yacimiento tartésico de Casas del Turuñuelo (Guareña, Badajoz) sacan a la luz los restos de cinco relieves figurados del siglo V a.C., los primeros pertenecientes a la cultura tartésica (siglos VIII-IV a.C.). El descubrimiento se ha realizado durante la excavación del sector Este del yacimiento, el área por el que se accede al patio del edificio donde se documentó un masivo sacrificio de animales, principalmente caballos. Lo insólito del nuevo hallazgo es que las representaciones corresponden a rostros humanos.

El equipo del Instituto de Arqueología, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Junta de Extremadura, dirigido por Esther Rodríguez González y Sebastián Celestino Pérez, ha confirmado hoy en rueda de prensa que, del conjunto recuperado hasta la fecha, dos de los relieves figurados se encuentran casi completos y corresponden a sendas figuras femeninas adornadas con destacados pendientes o arracadas que representan piezas típicas de la orfebrería tartésica.

Relieves figurados hallados en el yacimiento de Casas del Turuñuelo (Badajoz). / Samuel Sánchez (El País)

Relieves figurados hallados en el yacimiento de Casas del Turuñuelo (Badajoz). / Samuel Sánchez (El País)

Hasta el momento, estas piezas de oro solo se conocían a través de los hallazgos realizados en enclaves como el yacimiento de Cancho Roano o dentro del conjunto que conforma el tesoro de Aliseda, un ajuar funerario tartésico hallado en Cáceres. Dada la calidad técnica y el detalle artístico con el que fueron elaboradas, parece que nos encontramos ante la representación de dos divinidades femeninas del panteón tartésico. Sin embargo, los investigadores no descartan que se trate de personajes destacados de la sociedad tartésica.

Junto a las dos figuras femeninas, se han recuperado otros fragmentos de relieves. Estos pertenecen, al menos, a otros tres individuos, uno de ellos identificado como un guerrero al conservarse parte del casco.

Este extraordinario hallazgo supone un profundo cambio de paradigma en la interpretación de Tarteso, considerado tradicionalmente como una cultura anicónica por representar la divinidad a través de motivos animales o vegetales, o a través de betilos (piedras sagradas). Por último, el hallazgo no hace sino incidir aún más tanto en la importancia del yacimiento como en la transcendencia de la cultura tartésica en el valle del Guadiana durante sus últimos momentos.

Además del equipo de investigación, a la rueda de prensa han asistido hoy el director del IAM-CSIC, Pedro Mateos; la representante institucional del CSIC en Andalucía y Extremadura, Margarita Paneque; y el alcalde de Guareña (Badajoz), Abel González.

Construyendo Tarteso

Construyendo Tarteso es un proyecto de la Agencia Estatal de Investigación dentro del Plan Estatal I+D+i del Ministerio de Ciencia e Innovación. Su objetivo principal es caracterizar la cultura material tartésica a través del análisis arquitectónico de los grandes edificios de adobe excavados en las últimas décadas.

El equipo de Construyendo Tarteso, que comenzó su primera campaña de excavación en 2015, en el yacimiento de Casas del Turuñuelo ubicado en las Vegas Altas del Guadiana, actualmente se encuentra inmerso en la V campaña de excavación. Esta campaña ha recibido el apoyo de la Secretaria General de Ciencia, Tecnología, Innovación y Universidad de la Junta de Extremadura, a través de la concesión de un Fondo FEDER, la Diputación de Badajoz y la Fundación Palarq.

En esta campaña, los trabajos se centran en el sector Este del yacimiento ya que, tras el trabajo realizado en 2022, el objetivo actual es intentar localizar el punto de acceso: la fachada del edificio. Al ser construcciones que siguen un patrón oriental, habitualmente se orientan hacia el este, es decir, hacia la salida del sol. Además, se intenta descubrir si existe una simetría con el patio o si podría existir una puerta que comunicase directamente con dicho espacio.

El yacimiento es singular por muchos aspectos, fundamentalmente, por su excelente estado de conservación. Hasta la fecha, es el edificio construido en tierra mejor conservado del Mediterráneo occidental. Ello se debe, entre otras razones, por conservar sus dos plantas constructivas, es decir, por la posibilidad de caminar tanto por el piso superior como por el inferior.

Su excelente estado de conservación permite documentar técnicas constructivas y soluciones arquitectónicas que hasta la fecha no se habían documentado en un yacimiento tartésico. Un ejemplo es la posible existencia de una bóveda que cubría una de sus estancias principales o el uso del mortero de cal, en este caso, para fabricar los sillares de los peldaños inferiores de la escalera. Sin duda, se trata de un yacimiento singular.

Además de los elementos arquitectónicos, como la conservación de alzados de adobe de hasta cinco metros de altura, es significativo el sacrificio masivo de animales, el más grande que se ha documentado hasta la fecha en el Mediterráneo occidental.

Por otra parte, los materiales que atesora y el estado de conservación de los mismos son excepcionales: la presencia de una escultura de mármol procedente del monte Pentélico, del que solo se tienen los pies, o el conjunto de vidrios de origen macedónico, junto a la colección de marfiles etruscos, evidencian la riqueza cultural y material de este singular enclave.

 El Instituto de Arqueología de Mérida

El IAM es un centro de carácter mixto formado por el CSIC y la Junta de Extremadura a través de la Consejería de Economía, ciencia y agenda digital. Desarrolla su actividad a nivel regional, en distintos puntos del país y fuera de nuestras fronteras, extendiendo su investigación a numerosos yacimientos del Norte de África, Europa y América. En estos momentos, destaca la implicación del IAM en Extremadura, donde desarrolla proyectos de investigación en distintos puntos de la Comunidad Autónoma, como en el caso del yacimiento arqueológico de Mérida o en ciudades antiguas como Botija, Contributa Iulia y Metellinum, entre otros.

Uno de esos yacimientos es el de Casas del Turuñuelo, cuya investigación se lleva a cabo por parte del instituto desde 2015. Además del CSIC, colaboran en estos trabajos investigadores pertenecientes a más de 28 centros de investigación y universidades de carácter nacional e internacional.


Share

Últimas publicaciones

Arrancan 7 proyectos de ciencia ciudadana que abordan retos científicos y sociales de Andalucía
Andalucía | 04 de marzo de 2024

La Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, con la cofinanciación de la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, impulsan estas iniciativas en el marco del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’. Investigadores de universidades, centros de investigación, centros educativos, así como asociaciones desarrollarán estas iniciativas en las provincias de Almería, Granada, Málaga y Sevilla hasta 2025. 

Sigue leyendo
Las lombrices que refuerzan su dieta con bacterias contribuyen a la descomposición de restos plásticos en suelos
Almería | 29 de febrero de 2024

Un equipo de investigación de la Universidad de Almería concluye en un estudio que estos invertebrados pueden mejorar su supervivencia e incrementar las posibilidades de degradar residuos contaminantes en terrenos agrícolas tras suplementar su alimentación con microorganismos especializados.

Sigue leyendo
Los disruptores endocrinos pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de endometrio
Granada | 29 de febrero de 2024

Un estudio liderado por el ibs.GRANADA con la participación del IDIBELL, el Instituto Catalán de Oncología y la Universidad de Granada revela una asociación entre las mezclas de contaminantes ambientales y un mayor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio. Esta clase de compuestos químicos se encuentran en muchos productos industriales, incluyendo pesticidas y herbicidas, aparte de en cosméticos y otros artículos de consumo cotidiano.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.18.0