VOLVER

Share

La ciencia de la Navidad

Este año os proponemos descubrir diferentes curiosidades científicas relacionadas con la Navidad. ¿Sabías que el espumillón comenzó a fabricarse de aluminio y plomo y con el paso del tiempo ha variado su composición para hacerse ahora de PVC? ¿Te has preguntado alguna vez por qué las típicas flores de esta época del año son esas y no otras? ¿ O cuánto consumen las luces led del árbol que adornas cada año? 


Andalucía |
21 de diciembre de 2023

Todo tiene su ciencia y la Navidad no iba a ser menos. Hace más de 100 años, Albert Einstein, el científico mundialmente más afamado por el desarrollo de la Teoría de la Relatividad y que revolucionó el saber científico conocido hasta el siglo XX, dijo: “Lo importante es no dejar de hacerse preguntas”. Eso haremos en las próximas líneas con diferentes aspectos relacionados con esta época tan señalada en el calendario. Vacaciones que llegan tras el solsticio de invierno y que en el hemisferio Norte, donde nos encontramos, se representa con el color blanco de los copos de nieve como uno de sus principales referentes. 

Más allá de su origen, si tuviéramos que explicar a alguien qué es la Navidad y describirle qué elementos la caracterizan, uno de ellos sería, sin duda, su ornamentación. Durante el Adviento, hogares, comercios, plazas, y calles también se preparan para dar la bienvenida a estas fiestas. Raro es el sitio donde en estas fechas no luzca un típico árbol navideño, independientemente de sus dimensiones y su procedencia. Cargado de bolas, luces y espumillón, detrás de ellos hay ciencia, más de la que imaginas. 

El lado científico del árbol de Navidad y sus adornos

Aunque en Andalucía lo habitual es que este adorno navideño sea de plástico, cuando se trata de árbol natural suele ser un abeto. Esta especie debe crecer en un ambiente fuerte y sano para que alcance un tamaño adecuado. Para ello, el suelo que rodea la raíz, conocido como rizosfera, necesita mantener un vínculo especial con los microorganismos que habitan en ella. Son sus nutrientes, aportan nitrógeno al árbol y también otras sustancias que favorecen su crecimiento. Además, favorecen la biodiversidad de los ecosistemas existentes a su alrededor. 

Para darle colorido y luminosidad a sus ramas verdes, al árbol de Navidad no le puede faltar espumillón. En sus orígenes, este elemento decorativo estaba hecho de aluminio y plomo, pero a lo largo de los años, su composición ha variado. Actualmente, están hechos de PVC, cloruro de polivinilo, recubierto de una fina capa metálica.

Otro componente clave en todo árbol son las luces. De las originarias velas usadas por los romanos para iluminar los árboles a las pequeñas bombillas incandescentes, la última tendencia es el empleo de tecnología LED (siglas en inglés de diodo emisor de luz). Son una alternativa energética más eficiente y su reducido tamaño y flexibilidad las convierten en un producto más versátil.  

Árbol de Navidad decorado con bolas, luces y regalos. Foto: Adobe Stock.

Árbol de Navidad decorado con bolas, luces y regalos. Foto: Adobe Stock.

En este sentido: ¿Qué se puede hacer desde los hogares para evitar el derroche energético y ser más eficientes? ¿Cómo conseguir que las copiosas comidas de Navidad sean más sostenibles? ¿Qué hacer para reducir los residuos en estas fiestas? ¿Cómo se puede consumir de manera más justas? Aquí te contamos cómo puedes hacerlo. 

Plantas de Navidad

En estas fechas, la decoración se vuelve roja, verde y blanca. Gran parte de que eso sea así se debe a la decoración floral. Muérdago, acebo, flor de Pascua, musgos, líquenes, abetos… ¿te suenan? La popularidad de estas plantas típicas de Navidad varía según las tradiciones y simbología de cada zona. En Andalucía, el muérdago y el acebo son especies cada vez más extendidas. La primera, una planta parásita, afecta a numerosos pinos especialmente en el Parque Natural Sierra de Baza, en montes pertenecientes a los términos municipales de Gor, Caniles y Baza. La segunda, característica por sus frutos rojos y considerada una planta sagrada utilizada por los pueblos celtas durante el solsticio de invierno para atraer la suerte y la prosperidad a la comunidad y alejar los malos espíritus, se distribuye por las Sierras Béticas, concretamente por las provincias de Almería, Cádiz, Granada, Jaén y Málaga. 

Pero si hay una planta que representa la Navidad, esa es la Flor de Pascua, un arbusto originario de Méjico. ¿Sabías que sus hojas son un indicador de Ph? Llamadas brácteas, estas hojas de color rojo intenso protegen la floración y atraen polinizadores a las pequeñas flores amarillas que crecen en el centro. Estas mismas hojas  pueden convertirse, además, en un marcador de pH. Una alternativa natural para saber el grado de acidez o alcalinidad de una sustancia. 

flor de pascua

Flor de Pascua. Foto: Pixabay.

Unas líneas más arriba veíamos cómo los microorganismos también juegan un papel fundamental en Navidad. Concretamente con el crecimiento del árbol que adorna las casas de medio mundo, los abetos. Más allá de su función bajo el árbol, estas bacterias también están presentes en los árboles de donde se obtiene el papel con el que empaquetamos los regalos, en la producción de cacao, materia prima del chocolate caliente, de los bombones y otros dulces deliciosos de esta época del año. Y en otras bebidas como el vino, el champagne, la cerveza… Para producirlas es necesario que una levadura, (Saccharomyces cerevisiae), lleve a cabo la fermentación alcohólica de los azúcares. ¿Lo sabías?

Navidad de ciencia

Curiosidades científicas aparte, en estas fechas, las propuestas culturales y de ocio sobre ciencia son una forma divertida y entretenida para disfrutar de días de descanso. Por ello, te proponemos diferentes actividades que puedes hacer en espacios dedicados a la divulgación del conocimiento científico.

Actividades de turismo científico para esta Navidad

Mientras llega Nochebuena, se acerca Papá Noel montado en su trineo jalado por renos, despedimos el año que está a punto de terminar, damos la bienvenida al 2023 y preparamos todos los detalles para la visita de sus Majestades los tres Reyes Magos, también hay tiempo para el ocio. 

Como complemento a las visitas por los belenes y mercadillos navideños o pasear bajo el alumbrado instalado por las calles estos días, la Fundación Descubre recoge en su web www.turismocientífico.com una serie de rutas científicas con temáticas muy variadas para descubrir nuevas experiencias. Desde astroturismo hasta turismo agrícola, pasando por itinerarios matemáticos conforman este amplio abanico de experiencias. 

Si tras echar un vistazo por estas propuestas de turismo científico quieres saber qué otras actividades ofrece la agenda cultural científica de Andalucía u otros enclaves de la geografía española por si pasas la Navidad fuera, en este enlace puedes definir tus preferencias y seleccionar la que andas buscando especificando la localidad o la comunidad autónoma, el tipo de actividad que te interesa y la temática que más te apetezca conocer. 

Hasta la fecha, puedes elegir desde visitas guiadas a restos arqueológicos y rutas por molinos o casas típicas, hasta recorridos a pie con una app como asistente virtual que recrea cómo eran los antiguos poblados. También encontrarás exposiciones sobre temas de actualidad como el cambio climático, veladas nocturnas de astroturismo a la luz de las estrellas para mirar con otros ojos el firmamento y otras opciones más acuáticas, como avistamientos de delfines y ballenas u otras propuestas con la fauna marina como protagonista. 

Si eres más de interior y quieres hacer turismo científico al pie de montaña, también hay opciones muy variadas, como experiencias para conocer más en detalle la fauna y la flora de Sierra Nevada, por ejemplo, o adentrarte en los geoparques de Andalucía, entre otras. 

Recomendaciones para un consumo responsable en estas fiestas

Además del turismo, durante las Navidades también aumenta el consumo. Para conseguir que estas fiestas sean más sostenibles y reducir nuestra huella de carbono, esta lista de pequeñas acciones muestra cómo hacerlo y contribuir a lograr grandes cambios. 

  1. Para envolver los regalos, utilice papel de regalo reciclado. Sirven también revistas o periódicos reciclados, incluso puede empaquetar con cajas que decore y personalice.
  2. Sustituya el árbol de Navidad de plástico por uno hecho con palés o un abeto natural. Si conserva las raíces, al acabar las fiestas, lo puede plantar en el campo o en un parque cercano.
  3. Elabore adornos con materiales usados: reutilice chapas de refresco o de cerveza para crear guirnaldas; también sirven las cápsulas de café como campanas o bien como guirnaldas o para cubrir las luces navideñas.
  4. Reduzca el gasto energético. Es posible reducir al máximo la utilización del coche y usar el transporte público. 
  5. Elija juguetes artesanales y con poco embalaje. 
  6. Compre productos de proximidad.
  7. Evite desperdiciar alimentos. La Navidad supone un importante aumento del consumo de productos alimentarios y, como consecuencia, de su desperdicio. Por ello, a la hora de elegir los alimentos hay que tener en cuenta su etiquetado, sobre todo si se trata de pescados y mariscos como platos navideños. 
Compras

Los investigadores señalan que ciertas características de la personalidad, como ser sensible o poco amable, predicen la aparición de adicción a las compras.

En definitiva, compre aquello que realmente necesite y si se trata de un regalo, decídase por detalles que sean de utilidad. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada advierte de que el número de adictos a las compras compulsivas es cada vez mayor, sobre todo en esta época del año. 

La Navidad no sólo esconde muchas curiosidades científicas sino que también es objeto de estudio científico. Cómo afecta esta época de transición en las personas y su estilo de vida es uno de los temas más analizados y aunque parezca obvio, la ciencia confirma realidades como que volver a hacer ejercicio y recuperar las dietas saludables del día a día ayudan a perder los kilos de más ganados durante la Navidad.

Mientras tanto, ¡FELICES PASCUAS, ALEGRÍA EN ESTAS FIESTAS Y MUCHA CIENCIA!


Share

Últimas publicaciones

Disfrutar de las vacaciones en la naturaleza tiene numerosos beneficios para el cerebro
Sevilla | 21 de junio de 2024

La investigadora de la Universidad de Sevilla, Susana Gaytán, aprovecha el inicio del verano para describir en un artículo en la plataforma 'The Conversation' qué tipo de vacaciones ofrecen una buena oportunidad para estimular el cerebro y recargar energías.

Sigue leyendo
Un estudio revela que las medidas de bioseguridad implantadas por los zoológicos en pandemia funcionaron
Córdoba | 20 de junio de 2024

De las más de 300 muestras de primates no humanos analizadas en un estudio liderado por el grupo GISAZ de la Universidad de Córdoba, solamente dos fueron positivas al SARS-CoV-2. La escasa circulación del Covid observada demuestra que es posible evitar la transmisión zoonósica inversa (desde las personas a los animales) gracias a las diferentes medidas de bioseguridad aplicadas en estos zoológicos y centros de recuperación. 

Sigue leyendo
El lince ibérico deja de estar en peligro de extinción aunque continúa amenazado
España | 20 de junio de 2024

La especie ha permanecido en esa categoría más de dos décadas y ha pasado de tener una población de 62 individuos maduros en 2001 a 648 en 2022. Los esfuerzos para preservar el hábitat —como el aumento en el número de presas disponibles o proteger y restaurar el matorral y bosque mediterráneo— han provocado que pase a ser 'Vulnerable' en la Lista Roja de Especies Amenazadas.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido