VOLVER

Share

Un estudio realizado durante 22 años encuentra asociación entre la exposición infantil a pesticidas y el adelanto en la pubertad

Los pesticidas y fungicidas que ingieren principalmente a través del consumo de frutas y verduras se asociaron con una mayor probabilidad de iniciar un desarrollo más temprano, mamario en niñas y genital en niños. La investigación ha sido realizada por científicos de la Universidad de Granada, del Instituto de Investigación Biosanitaria (ibs.GRANADA) y del CIBERESP (ISCIII).

Fuente: Universidad de Granada


Granada |
29 de noviembre de 2022

Un estudio realizado en población infantil española, con seguimiento desde el embarazo hasta la adolescencia (una media de 22 años), ha encontrado asociación entre la exposición de los niños y niñas a pesticidas y fungicidas y un adelanto en la pubertad.

El trabajo, publicado en la revista científica Environmental Pollution y cuyos resultados se han dado a conocer hoy en rueda de prensa, ha sido realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR), del Instituto de Investigación Biosanitaria (ibs.GRANADA) y del CIBERESP (ISCIII).

La investigadora del ibs.GRANADA y del CIBERESP, Carmen Freire, responsable de esta publicación, durante la presentación de los resultados.

Un hombre fumiga el campo. Fuente: Pixabay.

Se trata de una nueva investigación sobre exposición humana a contaminantes hormonales y efectos en la salud materno-infantil del grupo multidisciplinar Infancia y Medioambiente (INMA), en el que participan distintos centros de investigación de Asturias, Guipúzcoa, Sabadell, Menorca, Valencia y Granada.

La investigadora del ibs.GRANADA y del CIBERESP, Carmen Freire, responsable de esta publicación, apunta que muy pocos estudios han investigado hasta la fecha la relación que existe entre la exposición a los pesticidas de uso actual y la edad a la que aparece la pubertad en niñas y en niños, a pesar de que el adelanto del desarrollo puberal es un hecho frecuentemente observado en la clínica pediátrica, especialmente en niñas, y cuyas causas no son bien entendidas.

En este estudio se evaluó la asociación entre varios metabolitos urinarios de pesticidas no persistentes y el desarrollo puberal en niños y niñas de zonas urbanas y rurales de España, teniendo en consideración la obesidad, por ser un factor de riesgo en el adelanto del desarrollo. Hay que recordar que la obesidad infantil es un grave problema de salud pública, por lo que España ha establecido un Plan estratégico (2023-2030) específico para combatirla.

España es el mayor consumidor de pesticidas de la Unión Europea (UE), utilizando 77.700 toneladas de pesticidas en 2020, incluyendo 34.000 toneladas de fungicidas, el grupo más numeroso. Los pesticidas se utilizan en la producción agrícola, además de en entornos urbanos y domésticos. La principal vía de exposición en la población general es la dieta, especialmente a través del consumo de frutas y verduras de producción convencional.

Disruptores endocrinos

Una vez en el cuerpo humano, estos pesticidas se metabolizan rápidamente y se eliminan en la orina. Estudios experimentales sugieren que algunos pesticidas no persistentes pueden actuar como sustancias químicas que alteran el sistema endocrino, conocidas como disruptores endocrinos. El aumento de la exposición a estos disruptores endocrinos en las últimas décadas puede ser uno los factores responsables de la tendencia hacia un inicio más temprano de la pubertad en las niñas, y posiblemente también en niños.

En este trabajo, los investigadores analizaron muestras de orina de 606 niñas y de 933 niños, de edades comprendidas entre los 7 y los 11 años, que participaban en el estudio INMA entre 2010-2016.

El análisis midió la concentración de cuatro metabolitos de insecticidas organofosforados, incluyendo clorpirifós, diazinón y piretroides, ampliamente utilizados en el control de plagas agrícolas, además de fungicidas ditiocarbamatos, como mancozeb.

Los resultados obtenidos muestran que, en las niñas, mayores concentraciones urinarias de residuos de fungicidas e insecticidas se asociaron con una mayor probabilidad de presentar signos de haber iniciado la pubertad, especialmente el desarrollo mamario. Estas asociaciones fueron más evidentes en niñas con peso normal.

En los niños, la exposición al insecticida clorpirifós y a piretroides se asoció con mayor probabilidad de desarrollo genital. Al igual que en las niñas, los fungicidas se asociaron con una mayor probabilidad de desarrollo genital en los niños con peso normal. Además, la asociación con los piretroides se observó, curiosamente, sólo en los varones con sobrepeso/obesidad.

En definitiva, apunta Carmen Freire, “los resultados sugieren una asociación de la exposición infantil a fungicidas y ciertos insecticidas con una pubertad más temprana en niñas y niños. Estos resultados son muy preocupantes ya que la pubertad precoz se ha vinculado con diferentes trastornos en la infancia y adolescencia, con consecuencias tardías en su salud”.

Nicolás Olea, catedrático del departamento de Radiología y Medicina Física de la UGR y otro de los firmantes del trabajo, destaca que es llamativo que más del 60% de las niñas y niños tengan pesticidas organosfosforados en su orina, con diazinón encabezando la lista, seguido de fungicidas, en más de la mitad de la población y, a continuación, clorpirifós y los piretroides, detectados en cerca del 40% de los niños y niñas. “Esto es algo que jamás debería de haber ocurrido”, ha indicado.

Tanto el insecticida organofosforado clorpirifós como el fungicida ditiocarbamato mancozeb han sido prohibidos en Europa muy recientemente (2020 y 2021, respectivamente) por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), aunque durante muchos años han contribuido a colocar a España en las primeras posiciones de empleo de pesticidas.

Desafortunadamente, otros pesticidas muy similares están ocupando su lugar. Además, añade Olea, “es llamativo que, una vez prohibidos por su toxicidad, no se haga nada para remediar el daño causado por parte de aquellos que los pusieron en el mercado”.

Referencia bibliográfica:

Castiello F, Suárez B, Beneito A, Lopez-Espinosa MJ, Santa-Marina L, Lertxundi A, Tardón A, Riaño-Galán I, Casas M, Vrijheid M, Olea N, Fernández MF, Freire C. Childhood exposure to non-persistent pesticides and pubertal development in Spanish girls and boys: Evidence from the INMA (Environment and Childhood) cohort. Environ Pollut. 2022 Nov 7;316(Pt 2):120571. doi:10.1016/j.envpol.2022.120571.


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido