VOLVER

Share

Los colores del hidrógeno


El hidrógeno es un gas incoloro, inflamable, inodoro e insoluble en agua. A pesar de ser el componente más abundante en el Universo, es muy escaso en la atmósfera terrestre, ya que, al ser tan ligero, escapa a la gravedad de nuestro planeta. La mayor parte del hidrógeno terrestre se encuentra en forma de hidrocarburos y de agua.

La producción de hidrógeno con fines energéticos se clasifica por colores, como refleja esta infografía realizada por la Fundación Descubre. Estos hacen referencia a las emisiones producidas durante su generación.

Se clasifican, por tanto, en cuatro colores:

Negro o marrón, que resulta de la gasificación del carbono, utiliza combustibles no renovables y libera CO2 a la atmósfera.

Gris, que se obtiene al hacer pasar el gas natural por vapor de agua, con la técnica del reformado con vapor. En el proceso se utilizan combustibles no renovables y se generan emisiones de CO2 Este sistema de producción es el más utilizado en la actualidad.

Azul, que utiliza gas natural como materia prima. A diferencia del gris, en su producción se emplean tecnologías para reducir o eliminar la huella de carbono del proceso. Además, en su elaboración es posible separar el dióxido de carbono del hidrógeno para inyectarlo en formaciones geológicas profundas. Genera bajas emisiones de CO2, menos que los dos tipos anteriores.

Verde. Es el único hidrógeno libre de emisiones de CO2 a la atmósfera, que se produce por electrolisis del agua, un proceso por el que se emplea la corriente eléctrica para separar el hidrógeno del oxígeno que hay en el agua. Utiliza electricidad procedente de fuentes renovables como la fotovoltaica, la eólica o la hidroeléctrica. En definitiva, produce energía sin emitir dióxido de carbono a la atmósfera.


Descarga de ficheros

Los colores del hidrógeno


Share