VOLVER

Share

Caracterizan la genética de la alga invasora ‘Rugulopteryx okamurae’ para diferenciarla de otras especies autóctonas similares

Un estudio del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) avanza en la prevención y la lucha contra la expansión de esta alga invasora y su valorización en alimentación, cosmética o farmacia. Además, se ha desarrollado un análisis genético específico que permite su diferenciación respecto del alga nativa Dictyota dichotoma, muy similar desde el punto de vista morfológico.

Fuente: Junta de Andalucía


Almería, Cádiz |
27 de abril de 2022

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha presentado al Consejo de Gobierno el estudio realizado por un equipo de expertos e investigadores del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) sobre el alga invasora Rugulopteryx okamurae, así como las actuaciones que se desarrollan atendiendo al mismo. El estudio ha permitido desarrollar una herramienta genética para identificarla y así proceder a su correcta diferenciación de otras especies autóctonas muy similares morfológicamente. De esta forma se podrán evaluar y determinar las condiciones que la favorecen y llevar a cabo su valoración en sectores como la alimentación, la cosmética o desde el punto de vista farmacéutico, al tiempo que avanzar en la posibilidad del uso de su biomasa.

Aspecto que presentaba en 2020 la playa gaditana de Tarifa por la invasión del alga asiática ‘Rugulopterix okamurae’. (Foto Efe)

El proyecto se ha realizado de manera coordinada entre los centros Ifapa de El Toruño, en el Puerto de Santa María (Cádiz), y La Mojonera (Almería), y ha contado con la colaboración de la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya) y la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa), dando respuesta a la inquietud de la Dirección General de Pesca y Acuicultura ante los efectos que esta alga invasora tiene en el sector pesquero en importantes zonas del litoral andaluz.

El estudio, que se encuentra en fase de ejecución, muestra ya significativos avances en la caracterización genética de la especie y su identificación taxonómica mediante distintas herramientas. Además, se ha desarrollado un análisis genético específico que permite su diferenciación respecto del alga nativa Dictyota dichotoma, muy similar desde el punto de vista morfológico.

Respecto a la lucha contra la expansión de especies invasoras, el estudio determina tanto la dificultad como la necesidad de actuar desde la prevención, la detección temprana y dar una respuesta rápida. Así, se considera primordial determinar las bases fisiológicas que hacen que esta alga invasora desplace a la especie nativa y se trabaja en la predicción de zonas susceptibles de ser colonizadas atendiendo a sus parámetros físico-químicos.

También se ha conseguido evaluar varios compuestos con potencial para su valorización y uso por parte de la industria alimentaria y farmacéutica, como el fucosterol, la fucoxantina, el fucoidan o los sulfolípidos. En la actualidad se está realizando un seguimiento de poblaciones naturales y de la biomasa que llega a las playas para analizar el contenido de estos compuestos en función del origen y el momento del año en que se recolecta.

Biomasa

Otra de las líneas es la relativa a la posibilidad de usar la biomasa del Rugulopteryx okamurae. Entre los trabajos que se llevan a cabo destaca la realización del compostaje del alga a partir de material recogido en la costa de Tarifa en agosto de 2020. El proceso de compostaje ya está finalizado y ahora se está validando su calidad en cultivos realizados en semillero. También se ha comprobado la viabilidad del compostaje del alga cuando se mezcla con restos de cultivos hortícolas. El compost obtenido a partir de esta mezcla tiene capacidad biopesticida y biofertilizante, debido a la gran presencia de solubilizadores de fosfatos, potasio, sideróforos y microorganismos beneficiosos implicados en el ciclo del nitrógeno.

Por último, están dando prometedores resultados las actuaciones que se llevan a cabo a partir de investigaciones sobre el potencial de erizos de mar y peces herbívoros para el biocontrol de poblaciones del alga invasora. De hecho, a lo largo de este año está previsto realizar ensayos de herbivoría con erizos en el medio natural, pues se concluye que una adecuada gestión de pesquerías de erizos podría permitir controlar la expansión de esta alga.


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido