VOLVER

Share

Describen un nuevo mecanismo de regulación de la degradación y el reciclado de proteínas

Esta investigación realizada por equipo de trabajo de la Universidad de Sevilla puede ayudar a entender los procesos que, según se ha propuesto con anterioridad, pueden estar en la raíz de enfermedades autoinmunes o neurodegenerativas como el párkinson.

Fuente: Universidad de Sevilla


Sevilla |
11 de julio de 2022

Un equipo de investigadores de la Universidad de Sevilla han descrito un nuevo mecanismo de regulación de la degradación y el reciclado de proteínas. Así lo explican en un artículo que se centra en la actuación del hongo Neurospora crassa y describe el comportamiento de la proteína VE-1 en el mismo. El texto es el resultado del trabajo de la Tesis Doctoral de María del Mar Gil Sánchez, la cual ha sido dirigida por el profesor del Departamento de Genética Luis M. Corrochano Peláez. Además, han colaborado Sara Cea Sánchez, Eva M. Luque Fobelo y David Cánovas López. Su investigación puede ayudar a entender los procesos que, según se ha propuesto con anterioridad, pueden estar en la raíz de enfermedades autoinmunes o neurodegenerativas como el párkinson.

El reciclado de los componentes celulares es un aspecto esencial en la vida de las células. Uno de los componentes celulares, las proteínas, se reciclan cuando ya no se necesitan para reutilizar sus componentes, los aminoácidos. Además, la degradación de proteínas reguladoras permite a la célula gestionar su abundancia durante el ciclo celular y el desarrollo. Cuando el reciclado no funciona bien, las células acumulan proteínas innecesarias, y se ha propuesto que muchas enfermedades autoinmunes o neurodegenerativas tienen su origen en alteraciones en la regulación de la degradación y el reciclado de proteínas.

Imagen desarrollo de las esporas del hongo Neurospora crassa // Sara Cea Sánchez y David Cánovas.

El grupo de trabajo de estos científicos de la US describe un nuevo mecanismo de regulación de la degradación y el reciclado de proteínas en el artículo publicado en BMC Biology. En el hongo Neurospora crassa, la proteína VE-1 forma parte de un complejo protéico que coordina el desarrollo durante las diferentes etapas de su ciclo de vida con la biosíntesis de metabolitos y pigmentos fotoprotectores como los carotenoides. Cuando el hongo comienza a desarrollar esporas para su dispersión, la proteína VE-1 se degrada, pero esta degradación se reduce si el hongo se expone a la luz.

Los investigadores del Departamento de Genética han caracterizado el papel del proteasoma y de varias proteínas que regulan la degradación por ubiquitilación en la degradación de VE-1. Del mismo modo, han procedido a definir el papel del fotorreceptor WC-1 en la regulación por la luz de la degradación de VE-1. Como consecuencia de su tarea, los autores proponen que este nuevo mecanismo evita la degradación de VE-1 cuando el hongo se expone a la luz al amanecer y le ayuda a estimular la biosíntesis de pigmentos fotoprotectores. De este modo, el nuevo mecanismo de regulación de la degradación de VE-1 por la luz podría ser utilizado para controlar el reciclado de otras proteínas en otros organismos y permitirá, igualmente, entender mejor las alteraciones de la degradación de proteínas que causan enfermedades.


Share

Últimas publicaciones

Desarrollan un bioplástico transparente a partir de residuos de la poda del olivo
Jaén | 17 de mayo de 2024

Un equipo de investigación de la Universidad de Jaén y la Fundación Andaltec ha logrado un nuevo material desde los desechos del olivar con buenas cualidades para el envasado de alimentos. Los resultados ofrecen una mayor rentabilidad a este subproducto que otros usos actuales y potencian la economía circular de la zona.

Sigue leyendo
La exposición ‘Paseo Matemático Al-Ándalus’ de Fundación Descubre llega a Chipiona
Cádiz, Chipiona | 17 de mayo de 2024

La muestra podrá visitarse hasta el 14 de junio en la sala de exposiciones del Castillo.

Sigue leyendo
Diseñan una nueva herramienta para avanzar hacia un uso sostenible del agua
Granada | 17 de mayo de 2024

Investigadores del CSIC lideran el desarrollo de un ‘software’ para evaluar el rendimiento de los aditivos que buscan eliminar las incrustaciones de minerales en los sistemas de tratamiento de agua. La clasificación del impacto generado por estos agentes, que provocan estragos en la gestión del agua, permitirá desarrollar soluciones más sostenibles en diversas industrias.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido