VOLVER

Share

El Centro Andaluz de Biología del Desarrollo obtiene la distinción María de Maeztu de excelencia, reconocimiento para centros de investigación de frontera altamente competitivos

Ubicado en el campus de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), este centro mixto de investigación recibirá 1,8 millones de euros para avanzar en sus líneas enfocadas en la Biología del Desarrollo para las próximas cuatro anualidades, en concreto el periodo comprendido entre 2022 y 2025.

Fuente: Universidad Pablo de Olavide


Sevilla |
20 de julio de 2021

El Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD) ha obtenido la distinción María de Maeztu de excelencia, que reconoce los centros y unidades que realizan investigación de frontera altamente competitivos y que se encuentran entre los mejores del mundo en sus respectivas áreas científicas. De esta forma, este instituto ubicado en el campus de la UPO recibirá 1,8 millones de euros para avanzar en sus líneas enfocadas en la Biología del Desarrollo para las próximas cuatro anualidades, en concreto el periodo comprendido entre 2022 y 2025.

Edificio J.A. Campos Ortega, donde se ubica el CABD en Sevilla.

Esta distinción se engloba en el Subprograma Estatal de Fortalecimiento Institucional, y ha sido aprobada por la Agencia Estatal de Investigación (AEI), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, que resolvió provisionalmente el pasado viernes la convocatoria del programa de Centros y Unidades de Excelencia Severo Ochoa y María de Maeztu. Estos reconocimientos tienen como objetivo financiar y acreditar los centros y unidades de investigación, en cualquier área científica, que demuestran impacto y liderazgo científico a nivel internacional y que colaboran activamente con su entorno social y empresarial. Los requisitos, niveles de exigencia, criterios y procedimientos de evaluación y selección referidos a la excelencia científica no establecen diferencias entre centros y unidades, que han sido seleccionados por sus resultados científicos y sus programas estratégicos tras una rigurosa evaluación en la que han participado científicos internacionales de prestigio.

Las reacciones de las instituciones integrantes del instituto no se han hecho esperar. Jaime Carvajal, vicedirector del CABD, afirma que “desde su creación se planteó como un centro de excelencia científica enfocado en desentrañar los mecanismos genéticos, moleculares y celulares detrás del complejo proceso del desarrollo embrionario, así como investigar aspectos fundamentales en las áreas de genética, microbiología y biología celular, utilizando para ello multitud de modelos biológicos, y con una visión abierta al desarrollo de nuevas aplicaciones biomédicas y biotecnológicas”. Así recuerda que la concesión de un primer distintivo de Excelencia María de Maeztu en 2017 “permitió lanzar nuevas líneas de investigación y nuevas plataformas de servicios tecnológicos emergentes” y añade que “la concesión de este segundo distintivo María de Maeztu nos permitirá dar un salto cualitativo y cuantitativo, fortaleciendo las líneas iniciadas, sumando nuevos científicos de excelencia que incorporen tecnologías de última generación, promoviendo el desarrollo profesional de científicos jóvenes con grandes capacidades, todo ello dirigido al estudio a nivel molecular, energético y fisiológico de las interacciones entre distintas células y entre distintos organismos.

Por su parte, el futuro director de la Unidad María de Maeztu, Juan Pablo Couso, afirma que “el programa “Decision making in cell collectives across scales” (DMC3) quiere comprender los procesos que, ocurriendo en múltiples escalas, dan lugar a la organización, mantenimiento y evolución de colectivos multicelulares. DCM3 permitirá descubrir principios generales de regulación genómica, su efecto en la función de las células y los mecanismos de coordinación entre éstas para formar estructuras funcionales, e incrementará el conocimiento de la deriva patológica de la función tisular normal, y sobre el modo en que la evolución opera durante la generación de nuevas formas y funciones multicelulares”.

El consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco, enfatiza que “la investigación andaluza sigue dando buena muestra de su talento. En los últimos dos años siguen creciendo en nuestra región los nuevos reconocimientos María de Maetzu obtenidos por nuestros grupos. El Instituto de Matemáticas de la Universidad de Granada (IMAG) acaba de entrar a formar parte de este selecto grupo, uniéndose al Departamento de Agronomía de la UCO y también al Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD), que amplía a todo el Centro la distinción de excelencia con la que ya contaba el Departamento de Regulación Génica y Morfogénesis. Asimismo, añade que “es un orgullo contar con este talento en Andalucía. La apuesta por el conocimiento y la mejora de la I+D+i del Gobierno andaluz es inequívoca, sobre todo en una coyuntura tan adversa como la actual, en la que es imprescindible impulsar la investigación de vanguardia y la innovación tecnológica y configurar un modelo productivo y social con base en el conocimiento. En los dos últimos años la Consejería ha asignado un total de 251,1 millones de euros, a través del desbloqueo de convocatorias paralizadas y procedentes de la etapa anterior, que sumaban 87,8 millones y que ya se han resuelto, y también mediante el lanzamiento de ocho nuevas líneas de ayudas y diversas transferencias destinadas a I+D+i, que tienen una dotación asignada de 163,3 millones de euros y que se encuentran ya cerradas o en fase de resolución”.

Interior del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD).

La delegada del CSIC en Andalucía y Extremadura, Margarita Paneque Sosa, manifiesta su “enorme satisfacción por este reconocimiento, que se une a los cerca de 20 centros o unidades de excelencia que el CSIC tiene repartidos por toda España, y que viene a respaldar la calidad de la investigación de los equipos de esta unidad, que han demostrado que la inversión realizada estos años atrás ha servido para afianzar su capacidad de liderazgo y la excelencia de su investigación”.

Por su parte, el rector de la Universidad Pablo de Olavide, Francisco Oliva Blázquez, destaca que el distintivo otorgado al CABD “es una magnífica noticia, un reconocimiento al trabajo e investigación de excelencia que desde hace años llevan realizando los investigadores e investigadoras del CSIC y de la UPO. Supone un espaldarazo a la internacionalización y a las propias líneas de investigación que desarrolla el centro”.

Sobre el CABD

El Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas -CSIC-, la Universidad Pablo de Olavide y la Junta de Andalucía) fue el primero de España que se especializó en el estudio de la biología del desarrollo, cuenta con grupos de investigación en dos áreas de trabajo: la regulación génica y morfogénesis, y la biología celular y biotecnología. Además, en 2017, el Departamento de Regulación Génica y Morfogénesis recibió la acreditación de Unidad de Excelencia María de Maeztu.


Share

Últimas publicaciones

La Fundación Descubre llenará de ciencia el verano en Andalucía
Andalucía | 23 de mayo de 2024

Abierta la convocatoria para participar en la cuarta edición del programa de actividades estivales `Ciencia al Fresquito 365. ¡Llegó el verano!´. Las acciones se llevarán a cabo del 1 de julio al 30 de septiembre.

Sigue leyendo
Un proyecto de ciencia ciudadana diseña una guía doméstica para medir la calidad de los suelos
Andalucía | 22 de mayo de 2024

Investigadoras de la Universidad de Sevilla lideran esta iniciativa donde alumnado del IES Virgen de Valme (Dos Hermanas) y la asociación Enredaos con la Tierra (La Puebla del Río) desarrollarán un método destinado a público no experto para evaluar la biodiversidad y capacidad de descomposición de diferentes terrenos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Las características del hábitat determinan la presencia de parásitos de la malaria aviar en mosquitos
Sevilla | 22 de mayo de 2024

Un estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) señala que la presencia de estos parásitos en mosquitos es mayor a medida que aumenta la distancia a marismas y ríos. Los resultados, obtenidos tras analizar más de 16.000 mosquitos, muestran una mayor riqueza de linajes genéticos de parásitos de la gripe aviar en zonas naturales frente a las rurales.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido