VOLVER

Share

El lugar donde vivimos puede determinar el número y la combinación de enfermedades crónicas que padeceremos

Investigadores de la Universidad de Cádiz, adscritos al INDESS, han publicado un trabajo que analiza las historias clínicas de 1.375.068 pacientes atendidos por el SAS en la provincia de Cádiz hasta 2021. La investigación, publicada en la revista Nature Communications, reveló que casi la mitad de las personas estudiadas padecían multimorbilidad, es decir, la acumulación de dos o más enfermedades crónicas diagnosticadas en una misma persona. 

Fuente: Universidad de Cádiz


Cádiz |
26 de febrero de 2024

Investigadores del Laboratorio de Datos de Ciencias Sociales Computacionales (CS2 DataLab, de sus siglas en inglés), adscrito al Instituto Universitario para el Desarrollo Social Sostenible (INDESS), de la Universidad de Cádiz han publicado un estudio en la prestigiosa revista Nature Communications que explica cómo el lugar donde vivimos puede determinar el número y la combinación de condiciones crónicas que podríamos desarrollar a lo largo de nuestra vida. Este equipo, liderado por el profesor Javier Álvarez-Gálvez, ha analizado los registros médicos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de 1.375.068 pacientes atendidos en la provincia de Cádiz hasta 2021.

El trabajo, titulado Epidemiology, mortality, and health service use of local-level multimorbidity patterns in South Spain’, y elaborado por un conjunto multidisciplinar de expertos en el estudio de las desigualdades sociales en salud, reveló que casi la mitad de las personas estudiadas padecían multimorbilidad, es decir, la acumulación de dos o más enfermedades crónicas diagnosticadas en una misma persona. En concreto, se identificaron 25 patrones (o perfiles) de multimorbilidad según el sexo, la edad y el área de residencia.

Entre los tres patrones más frecuentes en Cádiz se encontrarían combinaciones de enfermedades cardiometabólicas, musculo-esqueléticas y mentales.

Entre los tres patrones más frecuentes en nuestra provincia, se encontrarían combinaciones de enfermedades cardiometabólicas, musculo-esqueléticas y mentales. También se detectaron una amplia gama de patrones complejos, sobre todo entre los pacientes con edades más avanzadas, que implican la combinación de diversos perfiles de multimorbilidad (por ejemplo, de pacientes que presentaban enfermedades de los tres tipos mencionados o incluso otros que incorporaban enfermedades neurológicas, cáncer o alergias, entre otros).

En función del sexo de los pacientes, este trabajo ha evidenciado que las mujeres tienden a acumular más patrones con problemas de salud mental, mientras que los hombres tienen más problemas relacionados con adicciones como el tabaquismo y el alcoholismo, además de una mayor prevalencia de patrones cardiometabólicos. Por otra parte, aunque la acumulación de condiciones crónicas aumenta con la edad y se vuelve más compleja, también se pudieron detectar otras combinaciones entre los grupos más jóvenes que, fundamentalmente, estarían asociados a cuadros de alergias (alimenticias, respiratorias, dermatitis, etc.) y problemas mentales (estrés, ansiedad, trastorno del desarrollo y del comportamiento, etc.), algo que los investigadores relacionaron con las condiciones sociales y ambientales de la provincia.

En este sentido, a diferencia de estudios previos, “se observa que la multimorbilidad se trata de una condición de salud que no solo afecta a gente de avanzada edad, sino también a los menores de edad y a los adultos jóvenes”, como señalan los investigadores que han trabajado en este estudio.

Además de las diferencias mencionadas en función del sexo y la edad, este artículo pone de manifiesto que el estatus socioeconómico de las áreas de residencia de la provincia puede tener un impacto significativo en la combinación de las enfermedades crónicas que tendremos en el futuro, es decir, sobre el patrón específico de multimorbilidad que vamos a desarrollar en edades avanzadas. Así, se observa que los patrones de multimorbilidad más complejos que generalmente son los que hacen un mayor uso de los servicios de salud (sobre todo de atención primaria y de servicios de urgencias hospitalarias) y presentan una mayor mortalidad, se encuentran en las áreas de residencia de bajos ingresos, tanto en el conjunto de la provincia como en las áreas residenciales de los grandes núcleos urbanos de Algeciras, Cádiz y Jerez de la Frontera. En particular, los perfiles asociados a las enfermedades cardiovasculares y a la salud mental mostraron elevada mortalidad en las zonas rurales y en las áreas de menor estatus socioeconómico de la provincia.

En definitiva, “estas nuevas evidencias nos aportan una nueva visión de la cronicidad en la provincia de Cádiz, ofreciendo una caracterización exhaustiva de los diferentes grupos sociales y las diversas áreas que la componen. Unos datos que además de contribuir al avance del estudio de multimorbilidad a nivel nacional nos abre una nueva vía para el desarrollo de futuros planes de acción en salud y políticas sanitarias y sociales para la prevención de la multimorbilidad a través de la intervención temprana sobre los grupos y áreas más vulnerables”, como concluyen sus autores.

En la elaboración de este estudio han participado los investigadores Javier Álvarez Gálvez, Esther Ortega-Martin, Begoña Ramos-Fiol, Víctor Suarez Lledó y Jesús Carretero Bravo, todos ellos de la Universidad de Cádiz.

Este trabajo ha sido posible gracias a la cofinanciación del Vicerrectorado de Política Científica y Tecnológica y al Instituto Universitario de Investigación para el Desarrollo Social Sostenible (INDESS), a través de sus respectivos planes propios. El artículo se ha elaborado en el marco del proyecto “Determinantes de los patrones de multimorbilidad física y mental por barrios de Cádiz: Aplicaciones del análisis de clase latente y mapas autoorganizados para el estudio de la epidemiología e impacto sobre el sistema de salud y los pacientes (DEMMOCAD)”, financiado con fondos públicos por la convocatoria ITI (Inversión Territorial Integrada), desarrollada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la cual está cofinanciada en un 80% por fondos del programa operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de Andalucía 2014-2020.

Referencia:

Alvarez-Galvez, J., Ortega-Martin, E., Ramos-Fiol, B., Suarez-Lledo, V., Carretero-Bravo, J. (2023) ‘Epidemiology, mortality, and health service use of local-level multimorbidity patterns in South Spain’Nat Commun 14, 7689.


Share

Últimas publicaciones

Proponen colocar pulseras de silicona en las colmenas como detectores de contaminación ambiental
Almería | 15 de abril de 2024

Un equipo de investigación internacional liderado por la Universidad de Almería ha determinado la utilidad de la silicona para detectar la presencia de contaminantes procedentes de la combustión de combustibles fósiles, como la que producen los coches. Los expertos evalúan cinco posibles captadores de estos agentes nocivos y establecen un método barato, que no perjudica la actividad de la colmena, para medir la calidad del aire a unos ocho kilómetros a la redonda.

Sigue leyendo
Uno de cada tres atropellos de animales en las carreteras puede pasar desapercibido para la ciencia
Andalucía | 12 de abril de 2024

La Estación Biológica de Doñana dentro del Proyecto SAFE ha realizado un estudio para evaluar la mortalidad de fauna en las carreteras españolas. Los animales pueden morir por las heridas lejos de las carreteras, rebotar lejos por el choque o quedar retenidos por el vehículo, lo que complica su localización y registro. 

Sigue leyendo
La Casa Árabe y la Fundación Descubre llevan a Córdoba la exposición ‘Paseo Matemático Al-Ándalus’
Córdoba | 12 de abril de 2024

La muestra podrá visitarse hasta el 19 de julio en la sede cordobesa de Casa Árabe. Se llevarán a cabo actividades complementarias el viernes 12 de abril y los sábados 4 y 11 de mayo.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido