VOLVER

Share

El oso de Troya, un cómic sobre el cambio climático

Fuente: CSIC


16 de marzo de 2015

osoWCuando Pelopantón, un dúo de artistas formado por Luis Resines y Ana Bonilla, fueron testigos gracias al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de los problemas que afronta el Ártico, no dudaron en poner su creatividad al servicio de la divulgación científica. “A los científicos que investigan en el Ártico les pasa un poco como a Casandra, que fue maldecida por Apolo haciendo que nadie creyera en sus predicciones. Alertan sobre los peligros del cambio climático, pero nadie parece querer escuchar lo serio que es el tema”, indica Resines.

El mito al que se refiere este dibujante, punto de partida de su cómic El oso de Troya, es el de la bella hija de Hécuba y Príamo, rey de Troya. “Su belleza enamora a Apolo y este le promete el don de la profecía a cambio de su amor. Sin embargo, llegado el momento, Casandra rechaza al dios del Sol y él la maldice provocando, a la larga, la caída de Troya hacia el año 1300 antes de nuestra era. Aunque Casandra alerta a los troyanos de que desconfíen de un regalo que llega en forma de un gigantesco caballo de madera, nadie la cree”, explica.

El Ártico es Troya

En el marco del proyecto europeo con participación del CSIC Arctic Tipping Points (ATP), Resines se embarcó en junio de 2011 en el buque noruego de investigación oceanográfica Jan Mayen. Allí, en pleno Círculo Polar Ártico, mientras compartía impresiones con científicos y periodistas, se gestó la idea de este cómic.

La historia comienza con la caída de Troya para trasladarse rápidamente al siglo XXI. “Ya en la actualidad, un experto en la Grecia clásica viaja al Ártico respondiendo a la llamada de un grupo de investigadores. Han descubierto algo que ha permanecido congelado y enterrado en el hielo”, detalla David Finch, guionista del cómic.

“Según los científicos, el Ártico presenta la mayor concentración de tipping points o elementos de inflexión potenciales del planeta, entre ellos, el hielo oceánico, la placa de hielo de Groenlandia, las regiones de formación de aguas profundas del Atlántico Norte, los bosques boreales, las comunidades de plancton, el permafrost y los hidratos de metano marinos”, aclara la directora de arte Ana Bonilla, que agrega que esta iniciativa tiene como misión“crear materiales que lleguen a la sociedad, sobre todo a los más jóvenes, y creen conciencia sobre el cambio climático”.

Con este mismo objetivo, Pelopantón ya colaboró con el guionista Finch en el cómic Expedición Malaspina. Un viaje de 200 años (CSIC y Editorial Catarata), enmarcado en el proyecto Malaspina 2010 liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Para publicar El oso de Troya, este equipo de creadores busca actualmente financiación a través de la plataforma de crowdfunding I Love Science.


Share

Últimas publicaciones

Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo
Un estudio del CSIC revela que zorzales, codornices y pinzones son las especies de aves más propensas a tener garrapatas
Sevilla | 27 de mayo de 2024

Un nuevo estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana – CSIC ha analizado la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años. Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas. Los resultados de este trabajo se han publicado en la revista One Health.

Sigue leyendo
Una nueva investigación liderada por la UCO revela por primera vez que las cianobacterias marinas se comunican
Córdoba | 27 de mayo de 2024

La revista Science Advances acaba de publicar una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido