VOLVER

Share

EMAPLICADA, ESPECIALISTAS EN CURAR LOS MALES DE LA PIEDRA


17 de diciembre de 2008

Fuente: AndaluciaInvestiga.com – Tamara Velázquez

 

Emaplicada es una spin-off sevillana dedicada a la detección y solución de los problemas de la piedra. Posee tres líneas de actuación: realización de estudios ambientales, que incluye la cartografía temática y el análisis del impacto ambiental y la contaminación de suelos; caracterización de materias primas minerales; y una vertiente vinculada al patrimonio arquitectónico, dentro de la que caracterizan los minerales que componen los monumentos, realizan mapas litológicos y localizan nuevas canteras.

 

Los miembros de Emaplicada¿Sabían que existen médicos de la piedra? Pues sí, están en Sevilla, donde pasan consulta desde octubre de 2006, y se hacen llamar Emaplicada (Empresa de Mineralogía Aplicada). Su tarea consiste, principalmente, en “examinar la roca en cuestión, emitir un diagnóstico y proponer un remedio o consejo para solventar su problema”, explica Encarna Águila, gerente de la cooperativa, que junto con José Manuel Bernabé y Teresa García constituyen esta Empresa de Base Tecnológica (EBT) que surgió de la Universidad de Sevilla.

Ellos son los precursores de la curación de las rocas. Unos antiguos investigadores de la facultad de química que, años atrás, formaban parte del grupo de investigación Cristalografía, Mineralogía y Química Agrícola de la Hispalense.

En 2003 presentaron un proyecto de empresa a un concurso de ideas que organizó la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de dicha Universidad. Fueron galardonados y se les ofreció la oportunidad de realizar un curso de realización de planes de negocio impartido por la Fundación San Telmo pero, “en ese momento –comenta Águila– paramos la idea porque estábamos volcados en otros compromisos de postgrado”.

Tras un periodo de barbecho de dos años, retomaron la idea y con el asesoramiento de David Pino, un técnico de la Escuela de Empresas Estrategias, de la Fundación Red Andalucía Emprende de la Consejería de Innovación Ciencia y Empresa (CICE), lograron que su idea de negocio cristalizara en una sociedad cooperativa, una opción “que se adaptaba más a nuestra manera de ser: todos arrimando el hombro; lo que nos da una identidad propia”.

Emaplicada posee tres grandes líneas de trabajo. La primera de ellas se centra en la realización de estudios ambientales. Es un ámbito amplio que incluye la cartografía temática y estudios hidrogeológicos, además del análisis del impacto ambiental y la contaminación de suelos. Otro de sus terrenos de acción es la caracterización de materias primas minerales, que consiste en descubrir qué particularidades físico-químicas y mineralógicas presentan las rocas. Por último, está la vertiente relacionada con el patrimonio arquitectónico, donde se realizan estudios de caracterización de los materiales que componen los monumentos, diagnostican sus patologías y se hacen propuestas de mejora y conservación.

Logo de la XX Edición de los Premios Arco IrisLos clientes de esta EBT son de diversa procedencia. “Cualquiera que tenga problemas con la materia prima mineral puede recurrir a nosotros”, apunta Encarna águila. “Actualmente trabajamos con las Consejerías de Medio Ambiente, Cultura e Innovación, Ciencia y Empresa, con proyectos relacionados con la puesta en valor, revalorización de residuos o con estudios geoambientales”. Empresas ladrilleras, geotécnicas y de áridos han pedido su asesoramiento cuando han necesitado conocer los componentes minerales de ciertas materias primas. Algunos particulares, propietarios de canteras, nos han consultado sobre qué hacer con ellas e “incluso otras consultoras ambientales nos piden opinión”.

Esta labor ha sido reconocida recientemente por el Consejo Andaluz de Cooperación, de la Consejería de innovación, Ciencia y Empresa, que concedió a Emaplicada, el pasado 14 de noviembre, el XX Premio Arco Iris del Cooperativismo a la mejor cooperativa innovadora. Águila afirma no creérselo aún. “Que reconozcan a nivel andaluz el esfuerzo que realizando para conseguir una continua transferencia de conocimiento es halagador”, “nos tomamos este premio como una recompensa por tantas horas de trabajo, negociación y formación, y por tantas noches sin dormir; poseer un premio Arco Iris nos da mucho prestigio, además de publicidad, lo que puede significar dar un paso de gigante para una empresa como la nuestra”.

El esfuerzo y el trabajo bien hecho les está granjeando más de una victoria. Desde el pasado julio también es parte del Programa Campus, es decir, está reconocida como una empresa cuya labor supone un avance tecnológico en la obtención de nuevos y mejores productos/servicios o procesos. Esto significa una aportación de más de 110.000 euros a las cuentas de esta spin-off. Esta suma será destinada a “poner en marcha un buen plan comercial, lo que hará que nos conozcan por otras vías distintas al boca a boca y así llegar al mayor numero de clientes posible”. Esto también les hará tener más tiempo para presentar otros proyectos de I+D que tienen en mente y les permitirá montar un laboratorio de preparación de muestras, imprescindible para poder “controlar todo el proceso desde Emaplicada”.

 

La empresa se dedica a la detección y solución de los problemas de la piedraPrograma Campus

El objetivo de este programa es crear sociedades participadas principalmente por los propios investigadores y universidades que desarrollen proyectos que supongan un avance tecnológico en la obtención de nuevos y mejores productos o procesos. De esta forma, el proyecto Campus logra que los resultados de la investigación se transformen en una realidad empresarial, creando Empresas de Base Tecnológica.

Por su parte, la Universidad se compromete a desempeñar una labor de tutoría del proyecto desde el primer momento, para lo que contará con la colaboración de Invercaria y de las gerencias provinciales de IDEA. La Agencia se encargará de prestar el asesoramiento necesario para la financiación y desarrollo del proyecto, con el objetivo de garantizar las máximas posibilidades de éxito.

El éxito de Campus ha hecho posible extender su fórmula más allá de las universidades, y se han firmado convenios de colaboración con otros centros de investigación, como el Centro Tecnológico Andaluz de la Piedra (CTAP), la Fundación Progreso y Salud o el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

 

Más información:

 

Encarna Águila

954909736
648140090/1
Email: emaplicada@andaluciajunta.es

 

www.emaplicada.com


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido