VOLVER

Share

ESPAÑA CONTARÁ CON UNA NUEVA GRAN INFRAESTRUCTURA EUROPEA DE INVESTIGACIÓN EN ENERGÍA SOLAR


30 de noviembre de 2010

Fuente: Ministerio de Ciencia e Innovación

 

El proyecto EU-SOLARIS, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación y la Junta de Andalucía, ha sido seleccionado como uno de los tres nuevos proyectos relacionados con la energía que pasarán a incorporarse a la hoja de ruta del Foro Estratégico Europeo para las Infraestructuras de Investigación (ESFRI, en sus siglas en inglés). EU-SOLARIS se centra en el desarrollo de nuevas tecnologías en el campo de la energía solar de concentración. Para ello establecerá una infraestructura en la que participarán distintos centros de investigación de al menos seis países de la Unión Europea. Su núcleo principal estará ubicado en las instalaciones del Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables (CTAER) y de la Plataforma Solar de Almería (PSA) en Almería. Esta iniciativa supone la primera entrada de un proyecto liderado desde el inicio por España en la hoja de ruta de ESFRI. Se estima que el coste de construcción de las instalaciones necesarias para el proyecto alcance los 80 millones de euros y que estén finalizadas en 2015. Sus costes de operación representarán alrededor de 3 millones de euros anuales.

 

España contará con una nueva gran infraestructura europea de investigación en energía solar. El proyecto EU-SOLARIS es uno de los tres nuevos proyectos relacionados con la energía que pasarán a incorporarse a la hoja de ruta del Foro Estratégico Europeo para las Infraestructuras de Investigación (ESFRI, en sus siglas en inglés).

El anuncio se ha hecho público en la Conferencia sobre Infraestructuras de Investigación en Energía ENERI 2010, que se celebra entre hoy y mañana en Bruselas, en el marco de la Presidencia belga del Consejo de la Unión Europea. EU-SOLARIS supone la primera entrada de un proyecto liderado desde el inicio por España en la citada hoja de ruta de ESFRI.

El proyecto EU-SOLARIS se centra en el desarrollo de nuevas tecnologías en el campo de la energía solar térmica de concentración, y permitirá conseguir importantes avances en otros aspectos relacionados con su producción, como son los receptores, el almacenamiento, la refrigeración o su hibridación con otras fuentes energéticas. Para ello establecerá una infraestructura que, dependiendo de las necesidades del proyecto, podrá incorporar diversos nodos, en los cuales participen varios países de la Unión Europea.

El núcleo principal de EU-SOLARIS estará ubicado en las instalaciones del CTAER en Tabernas, situadas junto a las de la Plataforma Solar de Almería (PSA). De hecho, los expertos de la Plataforma están participando de manera relevante en el proyecto.

Además, otros países europeos expertos en energía solar, como Alemania, Portugal, Grecia, Italia y Turquía -entre otros- han mostrado su interés en el proyecto. EU-SOLARIS cuenta también con el apoyo de la Asociación Española de la Industria Solar Termoeléctrica (PROTERMOSOLAR) y su homóloga europea, denominada ESTELA. De esta forma, EU-SOLARIS se configurará como una infraestructura dedicada al desarrollo de las tecnologías de concentración solar, a la vez que como un gran espacio para la ejecución de los proyectos industriales altamente innovadores de demostración.

El CTAER es un centro tecnológico con la figura jurídica de Fundación cuyo objetivo principal es contribuir al desarrollo de las tecnologías de aprovechamiento de las energías renovables. En su patronato se encuentran la Junta de Andalucía y el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) -organismo público de investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación-, entre otras instituciones. Por su parte, la PSA pertenece al CIEMAT y está considerada como el laboratorio más importante a nivel mundial en energía solar de concentración.

80 millones de euros en su construcción

Se estima que el coste de construcción de las instalaciones necesarias para el proyecto alcanzará los 80 millones de euros. Se prevé que la finalización de la fase de construcción de las instalaciones finalice en 2015.

Se espera que una parte importante de las inversiones futuras sea cofinanciada por la industria, así como por el resto de países que han mostrado su interés en participar. Los procedimientos de colaboración, de gestión conjunta y de uso colectivo entre los diferentes socios deben ser definidos durante la fase preparatoria del proyecto.

El Séptimo Programa Marco de Investigación de la Unión Europea cuenta con un presupuesto de 1.700 millones para infraestructuras de investigación. De esta cantidad, cerca de 560 millones de euros van destinados específicamente para el desarrollo de nuevas instalaciones, siendo prioritarias las infraestructuras incluidas en la hoja de ruta de ESFRI.

ESFRI y el mapa europeo de infraestructuras de investigación

Las infraestructuras de investigación desempeñan un papel creciente en el avance del conocimiento y la tecnología. Son utilizadas por científicos para realizar investigaciones de alto nivel, allanando así el camino para la aplicación de la tecnología en la resolución de los grandes desafíos a los que se enfrenta la sociedad: la energía, el cambio climático, la salud o el envejecimiento de la población, entre otros.

El Foro ESFRI desarrolla una estrategia común sobre las infraestructuras de investigación en Europa. Se constituyó en 2002 y reúne a representantes de los Estados miembros de la UE, de los Estados asociados y de la Comisión Europea.

En 2006, ESFRI elaboró un plan estratégico de infraestructuras de investigación cuyo objetivo era identificar proyectos de interés paneuropeo. La hoja de ruta diseñada entonces por ESFRI identificó un total de 35 grandes proyectos. En diciembre de 2008, a petición del Consejo Europeo de Ministros de Investigación, se actualizó y publicó una nueva hoja de ruta. Esta actualización incluyó a 44 proyectos. Su coste total de construcción asciende a unos 20.000 millones de euros y su coste operativo se sitúa alrededor de 2.000 millones de euros al año.

Por último, en su plan de trabajo actualizado en 2010 que se publicará en enero de 2011, ESFRI ha identificado un total de seis nuevas infraestructuras de investigación o mejoras importantes de las existentes, con el fin de mantenerse a la vanguardia de la investigación en los próximos 10-20 años. Tres de ellas están relacionadas con el ámbito de la energía incluyendo, además de EU-SOLARIS, un centro de investigación eólica (proyecto WindScanner) cuya construcción está prevista en Dinamarca y un reactor de investigación nuclear en Bélgica (MYRRHA). Las otras tres están relacionadas con el ámbito de las ciencias de la vida y la biomedicina.


Share

Últimas publicaciones

Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo
Un estudio del CSIC revela que zorzales, codornices y pinzones son las especies de aves más propensas a tener garrapatas
Sevilla | 27 de mayo de 2024

Un nuevo estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana – CSIC ha analizado la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años. Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas. Los resultados de este trabajo se han publicado en la revista One Health.

Sigue leyendo
Una nueva investigación liderada por la Universidad de Córdoba desvela que las cianobacterias marinas se comunican
Córdoba | 27 de mayo de 2024

La revista Science Advances acaba de publicar una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido