VOLVER

Share

Estudian el uso de tensioactivos para introducir nueva carga genética en el núcleo de células

Fuente: Universidad de Sevilla


25 de septiembre de 2014

Los tensoactivos o tensioactivos (también llamados surfactantes) son sustancias que disminuyen la tensión superficial del agua. Gracias a esta propiedad son muy usados, entre otras aplicaciones, en detergentes comerciales y en productos de limpieza, siendo capaces de desprender la suciedad de tejidos y superficies. Se usan también como emulsionantes en la industria alimentaria, en cosmética, etc.

Los tensioactivos pueden utilizarse, además, como transportadores de ADN en diferentes procesos de transfección génica. Esto es, para introducir nueva carga genética en el núcleo de las células.

“Estamos trabajando en el diseño y caracterización de tensioactivos capaces de atravesar la membrana celular para introducir nuevo material genético dentro del núcleo de la célula, sin que originen ningún problema de toxicidad. Se utilizarán, inicialmente, en mejorar la eficacia del proceso de modificación genética para la obtención de microalgas transgénicas. Para ello colaboraremos con otro grupo de expertos de la Universidad de Huelva«, explica la catedrática de la Universidad de Sevilla María Luisa Moyá, responsable de este proyecto de investigación.

Asimismo, este grupo de científicos ha demostrado con anterioridad las propiedades anticancerígenas y antibacterianas de distintos tensioactivos sintetizados en los laboratorios de la Universidad de Sevilla.

Debido a su extenso uso, los tensioactivos son constituyentes en efluentes municipales y en los correspondientes medio ambientes marinos y de agua dulce que los reciben. Dada la preocupación por su impacto medioambiental, el Grupo de Química Coloidal y Catálisis Micelar de la Universidad de Sevilla viene trabajando desde hace unos años en el diseño y preparación de nuevos tensioactivos biodegradables que, sin perder su funcionalidad, sean respetuosos con el medio ambiente.

“El gran reto consiste en desarrollar tensioactivos biodegradables para disminuir al máximo su impacto ambiental sin que se vea afectada su funcionalidad”, añade la profesora Moyá.

Los investigadores tratan de mejorar también otras propiedades de interés práctico de los tensioactivos como son su capacidad emulsionante, su capacidad para solubilizar especies de carácter hidrofóbico, etc.

El Grupo de Química Coloidal y Catálisis Micelar de la Universidad de Sevilla colabora además con expertos en microbiología y síntesis orgánica de la US, con el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNA), con la Universidad Nacional Autónoma de Méjico y con el Instituto de Tecnología Tallaght (Dublín), entre otros.


Share

Últimas publicaciones

El proyecto ‘Ciencia sin Etiquetas’ acerca el conocimiento científico a más de 600 mayores y menores granadinos
Granada | 13 de junio de 2024

Un equipo de investigadores e investigadoras del Instituto de Parasitología y Biomedicina López-Neyra (IPBLN) lidera esta iniciativa que ha explicado conceptos científicos y el origen de las enfermedades a colectivos vulnerables de la ciudad. El proyecto ha contado con la colaboración de la Fundación Descubre y el Ayuntamiento de Granada y con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, perteneciente al Ministerio de Ciencia e Innovación, y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Sigue leyendo
Las hortalizas de los huertos urbanos andaluces no son peligrosas para la salud
Sevilla | 13 de junio de 2024

A pesar de que algunos de los suelos de estos huertos mostraron contaminación por elementos potencialmente contaminantes, un reciente estudio realizado por la Universidad de Sevilla y el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS), ha concluido que el riesgo potencial para la salud humana es mínimo. Una de las zonas estudiadas que más preocupaba por su toxicidad era el entorno minero de Riotinto, en Huelva.

Sigue leyendo
Alertan de los efectos de la minería y los vertidos tóxicos accidentales en el cinturón pirítico ibérico
Cádiz | 12 de junio de 2024

Un estudio liderado por el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) ha analizado el papel de la afluencia Atlántica en el transporte y acumulación de sedimentos contaminados por metales pesados ​​desde el golfo de Cádiz hasta el mar de Alborán. La señal de alerta por parte de la comunidad científica llega en un momento de posible reapertura de la mina de Aznalcóllar (Sevilla), 26 años después del devastador vertido tóxico ocurrido en esta explotación.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido