VOLVER

Share

Investigadores desarrollan un proyecto con drones para medir niveles de contaminación radiológica

Fuente: Universidad de Málaga


27 de julio de 2015

drones-grEl Servicio de Instalación Radiactiva adscrito a los Servicios Centrales de Apoyo a la Investigación de la Universidad de Málaga y la empresa Soluciones Tecnológicas Aplicadas al Medio (STM-aplicada) han firmado un convenio de colaboración para desarrollar instrumentación científica que sea compatible con las ventajas del uso de drones, como poder operar a distancia o poder realizar medidas a distinta altura. Este aspecto es muy importante para ver el comportamiento de contaminantes en la atmósfera.

La institución académica malagueña cuenta con una infraestructura científica autorizada por el Consejo de Seguridad Nuclear como instalación radiactiva de segunda categoría. Este servicio tiene como misión prestar apoyo a la investigación y a la docencia que se realiza y establecer la aplicación específica en la Universidad de Málaga de la normativa general de protección radiológica para las actividades de investigación y docencia que impliquen el uso de fuentes radiactivas, equipos generadores de radiaciones ionizantes o que incluyan fuentes radiactivas. El servició está coordinado por Sergio Cañete, y cuenta con el apoyo de Eli Gordo, supervisora de esta instalación radiactiva.

Las actividades de este servicio se pueden agrupar en tres bloques: Protección radiológica de la UMA; determinaciones radiométricas; y formación homologada por el Consejo de Seguridad Nuclear. Está adscrito al Vicerrectorado de Coordinación de la Universidad de Málaga.

El convenio entre este servicio y la empresa STM-Aplicada, según concreta Sergio Cañete, se encuentra «en la fase final de validación del equipamiento para medidas de tasa de dosis de radiación ambiental» con información en tiempo real mediante la sincronización de las medidas de los monitores de radiación con el posicionamiento del dron mediante sistema GPS «lo que facilita poder tener información temporal y especial de los niveles de radiación en un amplio área en un tiempo corto», señala.

Este servicio también colabora en un proyecto internacional en el que participan más de 200 universidades y laboratorios del mundo para medir los niveles de radioactividad en los granos de arroz cosechados en Fukushima, por encargo de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, como parte de los ejercicios de inter comparación de la agencia con el fin de garantizar la capacidad técnica de los laboratorios seleccionados.
Cuando tuvo lugar el accidente nuclear en esta central japonesa, los responsables del Servicio de Instalación Radiactiva de la UMA detectaron, gracias a la avanzada instrumentación disponible, que la nube radioactiva había llegado hasta la Costa del Sol, con niveles muy por debajo de los límites legales, eso sí. Estas medidas se enmarcan dentro del programa de muestreo de la Red de Vigilancia Radiológica Ambiental (REVIRA) del Consejo de Seguridad Nuclear.

STM-Aplicada

Soluciones Tecnológicas Aplicadas al Medio es una joven empresa de base tecnológica, fundada en Málaga a finales de 2014, y con gran experiencia en el sector de los sistemas automáticos, control industrial y adquisición de datos, al homologarse en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) como empresa operadora para trabajos profesionales con drones.

Hasta ahora, como reconoce Mario Alarcón, director de STM-aplicada, los drones han sido muy usados para hacer fotografías, vídeos, además de trabajos técnicos, y a pesar de las limitaciones legales existentes poder volar estos aparatos, su empresa apuesta por la innovación y avance en el sector, incorporando diversos sensores que posibiliten ampliar las operaciones a realizar.

«Cuando se unen las distintas disciplinas que desempeña la empresa, como el control automático industrial y adquisición de datos, con el uso de drones se genera un mercado potencial al que dar servicio», puntualiza José Antonio Redondo, técnico especialista de esta empresa.

Incorporan esta herramienta para el desarrollo y avance de su actividad, realizando además de los trabajos de investigación para el desarrollo de instrumentación científica acoplada a la aeronave. Es el caso de los medidores de radiaciones tanto ionizantes como no ionizantes, que lleva a cabo con colaboración del Servicio de Instalación Radiactiva del SCAI (Servicios Centrales de Investigación) de la Universidad de Málaga.

También realiza prospecciones y modelizados del terreno, levantamientos topográficos, estudios termográficos, inspecciones de infraestructuras y estudios multi espectrales para agricultura.


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido