VOLVER

Share

LA TEMPORALIDAD DISMINUYE LA PRODUCTIVIDAD DE LAS EMPRESAS TECNOLÓGICAS Y ENERGÉTICAS


01 de febrero de 2011

Fuente:  Plataforma SINC

 

Dos de los sectores productivos básicos para la economía española, como son el energético y las manufacturas de alta intensidad tecnológica, sufren un descenso de productividad si contratan a sus empleados de forma temporal. Así lo han constatado científicos de la Universidad de Málaga (UMA) que estudiaron la relación entre productividad y contratación temporal en España. El estudio se publica en el Journal of Productivity Analysis.

«Nuestro estudio prueba que uno de los principales factores que condicionan el avance de la productividad española es la elevada tasa de temporalidad que existe entre los trabajadores de industrias con alta intensidad tecnológica. Estos sectores son, además, los que aportan el mayor crecimiento de productividad agregada (del total de los sectores) a nuestra economía», explica Bienvenido Ortega, coautor del estudio e investigador de la UMA.

La reforma de la legislación laboral de 1984 introdujo en nuestro país la posibilidad de nuevas contrataciones temporales. Y, tras las posteriores reformas de 1994, 1997 y 2001, el uso de contratos temporales solo se ha reducido marginalmente desde 1995 en algunos sectores.

«Estamos de acuerdo con que este tipo de contratación podría tener múltiples efectos positivos, como proporcionar a las empresas flexibilidad para ajustar las plantillas a las fluctuaciones de la demanda, facilitar a las compañías trabajadores que sustituyan las bajas por enfermedad o maternidad, o favorecer a los emprendedores que abran nuevas empresas al reducir los costes fijos», apunta el investigador. Sin embargo, según el estudio, el aumento de la contratación temporal ha penalizado el crecimiento de la productividad en España y ha generado mayor inestabilidad en el empleo.

El ratio de temporalidad –resultado derivado entre empleo temporal y el empleo asalariado total – alcanzó en 2004 el 34,6% en España, llegando incluso al 47,2% en comunidades autónomas como Andalucía. Para ese año, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su conjunto situaba ese ratio en el 13%.

«España triplica la tasa de temporalidad de países que, desde una perspectiva cultural y de regulación del mercado de trabajo, están próximos como Francia e Italia», afirma Ortega.

El uso de las contrataciones temporales se desvirtúa

«Resulta evidente que los empresarios utilizan los contratos temporales como un mecanismo de ajuste del empleo y, por tanto, predominan este tipo de contratos eventuales sobre los de selección. Asimismo, el aumento de la temporalidad reduce las posibilidades de invertir en capital humano o recibir formación específica en la empresa», advierte Ortega.

Las evidencias obtenidas por esta investigación indican que, en el caso de la construcción y los servicios, el aumento de la tasa de temporalidad no ha tenido un efecto significativo sobre el crecimiento de la productividad. Sin embargo, el sector energético y de las manufacturas avanzadas hay una «evidente» disminución de la tasa de crecimiento anual respecto a la productividad del trabajo.

«La elevada temporalidad puede estimular, además, los desplazamientos sectoriales a industrias en las que prevalece tradicionalmente esta modalidad laboral, como son las ramas de baja productividad (agricultura, construcción y hostelería), y desviar la inversión hacia ellas. Un impedimento más para el desarrollo de sectores de alto valor añadido», aseguran.

«Necesitamos una reforma urgente del mercado de trabajo y políticas sectoriales que sean eficaces para aumentar la contratación indefinida, al menos en las empresas pertenecientes a estas ramas productivas», concluye el experto.

Más información:
Bienvenido Ortega, Andrés J. Marchante. Temporary contracts and labour productivity in Spain: a sectoral analysis, JOURNAL OF PRODUCTIVITY ANALYSIS 34 ( 3): 199-212, diciembre 2010.


Share

Últimas publicaciones

Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo
Un estudio del CSIC revela que zorzales, codornices y pinzones son las especies de aves más propensas a tener garrapatas
Sevilla | 27 de mayo de 2024

Un nuevo estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana – CSIC ha analizado la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años. Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas. Los resultados de este trabajo se han publicado en la revista One Health.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido