VOLVER

Share

Desarrollan una aplicación para mejorar la comprensión de textos de las personas con autismo


16 de mayo de 2013

Investigadores del grupo Sistemas Inteligentes de Acceso a la Información (SINAI) de la Universidad de Jaén (UJA) están colaborando en el desarrollo de una plataforma web europea para permitir a autistas simplificar documentos, ya que estas personas tienen un déficit en la comprensión que incluye una mala interpretación de los significados literales y la dificultad para comprender instrucciones complejas. De ahí que las frases hechas, abstracciones o las palabras poco comunes les resulten confusas.

Para ayudar a superar estas dificultades, los expertos están desarrollando, en el marco del proyecto europeo FIRST (A Flexible Interactive Reading Support Tool), la aplicación denominada Open book. Este sistema traducirá los documentos a los que los usuarios quieran acceder en función de la capacidad lectora de cada uno, ya que las personas con autismo muestran una gran variabilidad en sus habilidades de comprensión. En este sentido, los usuarios podrán personalizar la configuración según sus necesidades. “La herramienta está pensada para padres y cuidadores que pueden ajustarla aumentando los niveles de simplificación del texto”, matiza a la Fundación Descubre la responsable del proyecto en la Universidad de Jaén Maite Martín.

Hasta el momento, el consorcio europeo ha desarrollado un primer prototipo experimental que se instalará en ordenadores personales, si bien, el producto final estará disponible también para dispositivos móviles. En concreto, el equipo de la Universidad de Jaén está trabajando en el desarrollo software encargado de simplificar las metáforas así como facilitar la comprensión de términos difíciles mediante el uso de imágenes. Para ello, aplican tecnología que descifra el lenguaje natural concretando su significado mediante imágenes y pictogramas. “Por ejemplo, si en el texto aparece la palabra banco, para diferenciar un grupo de peces de una entidad financiera, al pasar el ratón sobre la palabra se muestra un icono con el significado concreto”, explica.

La investigadora reconoce que resulta difícil trasladar a este sistema las palabras referidas a sentimientos, dada su ambigüedad. “Se puede expresar la felicidad con una cara sonriente, pero con otras como ‘sorprendente’ es más complicado”, detalla. Para superar estas dificultades, los expertos de la UJA realizan tareas de desambiguación, es decir, de incorporar el contexto, en el propio texto. Primero, detectan las metáforas y se sustituyen por expresiones más sencillas. “Por ejemplo, si aparece ‘estaba lloviendo a cántaros’, el sistema la sustituye por estaba lloviendo mucho”, expone.

La aplicación se desarrollará en tres idiomas inglés, español y búlgaro. “Las pruebas en todas las lenguas se realizarán tanto con adultos como con niños autistas, aunque también sirve para cualquier usuario con dificultad lectora o para aprender un idioma”, resume Martín.

Conjugación de tecnología y salud

El proyecto FIRST conjuga dos facetas: la tecnología y la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo. En el lado tecnológico, se desarrollarán aplicaciones en procesamiento del lenguaje natural que sean capaces de tratar un texto cualquiera (un libro, una revista, documentos de la web…) para romper cualquier posible complejidad que incluya (metáforas, texto figurado, ironía…) y obtener otro documento que sea más fácil de leer por personas con dificultades de comprensión lectora.

Por otra parte, el segundo gran objetivo del proyecto FIRST consiste en la evaluación del impacto que tiene en las personas con autismo la aplicación de esas tecnologías. Por este motivo, el proyecto, que finalizará en 2014, incluye socios tecnológicos y otros relacionados con el ámbito médico.

Junto con la Universidad de Jaén participan en el proyecto socios nacionales, como la Universidad de Alicante o Deletrea, y otros internacionales como la Universidad de Wolverhampton, que lidera la investigación, Central and North West London NHS Foundation Trust, Autism Europe, Parallel World, iWeb Technologies y Kodar Ltd.

Imagen:

Investigadores del grupo Sistemas Inteligentes de Acceso a la Información (SINAI) de la Universidad de Jaén (UJA)

http://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/8744016958/in/photostream

Más información:

FUNDACIÓN DESCUBRE

Departamento de Comunicación

Teléfono: 954232349. Extensión 140

e-mail: comunicacion@fundaciondescubre.es

Página web: www.fundaciondescubre.es

www.facebook.com/cienciadirecta

@cienciadirecta

 


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido