VOLVER

Share

UN INVESTIGADOR ANDALUZ RECIBE UNA DE LAS MÁS DESTACADAS DISTINCIONES QUE OTORGA ESTADOS UNIDOS A CIENTÍFICOS EXCELENTES


25 de enero de 2012

Fuente: Consejería de Salud

 

El investigador andaluz José Luis García-Pérez, que desarrolla sus trabajos en el Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica, Genyo, ha sido seleccionado por el Howard Hughes Medical Institute para recibir el premio International Early Career Scientists 2011, un galardón con el que la institución americana identifica y reconoce a los científicos biomédicos de fuera de Estados Unidos que tienen potencial suficiente para convertirse en líderes a nivel mundial.

El investigador andaluz José Luis García-Pérez, con su equipo del Centro Genómica e Investigación Oncológica, Genyo
El objetivo de este premio es seleccionar y apoyar a científicos altamente cualificados que se encuentran en etapas clave de sus carreras. Las ayudas económicas que contempla facilitan a los profesionales las herramientas necesarias para llevar a cabo sus ideas más innovadoras y audaces en materia de investigación en Salud.

En este sentido, García-Pérez recibirá una subvención de 650.000 dólares (unos 500.000 euros) durante los próximos cinco años para desarrollar las principales líneas de investigación que centran su trabajo. Este investigador andaluz ha sido seleccionado como uno de los 28 científicos excelentes del mundo que “en diez años podrán liderar la investigación en sus países”, según el presidente del Howard Hughes Medical Institute, Robert Tjian. Los galardonados proceden de 12 países y han sido elegidos entre 760 candidatos de todo el mundo y de distintas disciplinas científicas.

Además de la cuantía económica, los ganadores del premio pasan a formar parte de la comunidad científica de dicha institución americana que contempla más de 370 investigadores, entre los que destacan 13 Premios Nobel y 147 miembros de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Se trata de una entidad muy reputada y valorada en el ámbito de la investigación que impulsa y promueve, además, lazos de colaboración y estrechas relaciones entre científicos de todo el mundo.

Investigación sobre elementos móviles del ADN

García-Pérez centra sus líneas de investigación en conocer la biología de un elemento específico del ADN, que es móvil, denominado retroelemento Line-1, cuya movilidad se relaciona con un amplio rango de enfermedades (cáncer, hemofilia, distrofia muscular, etc.). En este sentido, desarrollan varios proyectos para estudiar cómo estos elementos afectan al genoma humano y, más concretamente, a las células madre pluripotentes humanas (aquellas capaces de originar otro tipo de tejido o célula), su incidencia en otros tejidos somáticos humanos y también analizar los mecanismos que regulan su movilidad y la variación que se genera a nivel embrionario.

Gracias a estos trabajos es posible conocer qué condicionantes hacen a un genoma más estable, así como las implicaciones de estos elementos del ADN que son móviles y que, a día de hoy, son bastante desconocidos a pesar de su incidencia en el genoma (1 de cada 400 mutaciones caracterizadas en seres humanos son generadas por un proceso de movilidad del elemento Line-1).

Fruto de estas investigaciones son varias publicaciones en revistas de gran impacto internacional, tal es el caso de Nature o PNAS, en las que los investigadores del grupo que lidera García-Pérez, en el Área de Variabilidad Humana de Genyo, han difundido los resultados que han obtenido en el marco de estos estudios.

Para la realización de estos estudios, el grupo de investigación ha obtenido financiación en concurrencia competitiva en distintas convocatorias de ámbito regional, nacional e internacional. En este sentido, cuenta con ayudas de la Consejería de Salud y de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia por valor de algo más de 270.000 euros; en cuanto a las ayudas nacionales, cuentan con casi 783.000 euros del Instituto de Salud Carlos III, del Ministerio de Economía y Competitividad; y, finalmente, en lo que respecta a la financiación de ámbito europeo, destaca una beca Marie Curie por 100.000 euros. En la actualidad, y teniendo en cuenta la concesión del galardón americano, el grupo liderado por José Luis García-Pérez dispone de una financiación competitiva que supera la cantidad de 1,6 millones de euros.

El talento en beneficio de la Salud

Andalucía cuenta con una importante estrategia de investigación en el campo de la biomedicina puesto que se trata de un ámbito que genera salud y calidad de vida pero que además contribuye a potenciar un nuevo modelo productivo basado en el conocimiento, la innovación y las tecnologías de alto valor. Las iniciativas que la Junta de Andalucía ha puesto en marcha, durante los últimos años en este ámbito, resultan de gran interés para los agentes involucrados en la generación del conocimiento y abarcan desde infraestructuras para la investigación hasta equipamiento, pasando por programas de formación para los profesionales de la investigación en Salud.

En este sentido, la Consejería de Salud, con el apoyo de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud –entidad central de gestión de la investigación en el sistema sanitario público de Andalucía-, cuenta con una serie de acciones formativas que, enmarcadas en el Plan de Desarrollo de Capital Humano Investigador en la sanidad andaluza, están orientadas a es promover el crecimiento y el desarrollo profesional del personal investigador. La apuesta de la Junta de Andalucía por una formación de calidad y vanguardista de los investigadores se traduce en avances sanitarios y en una mejora de la calidad de vida de la ciudadanía en materia de Salud.

Una institución sin ánimo de lucro

El Howard Hughes Medical Institute es una organización sin ánimo de lucro que apoya y promueve la investigación biomédica a nivel mundial y, a tal fin, destinó en 2011 más de 900 millones de dólares. Fue fundada en 1953 por el magnate Howard Hughes y, actualmente emplea a más de 3.000 personas en los Estados Unidos.

Su programa, que contempla una acción especial para el apoyo a la educación científica, se estructura en distintos ámbitos de acción como los investigadores de la propia institución, los científicos jóvenes de carrera prometedora, becas de investigación internacionales, premios de innovación colaborativa y un campus de investigación, entre otros.


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido