VOLVER

Share

ALGAS PARA REDUCIR LA CONTAMINACIÓN


16 de febrero de 2012

Fuente: Universidad de Málaga

 

 

El grupo de investigación Fotobiología y Biotecnología de Organismos Acuáticos de la Universidad de Málaga (UMA) investiga el uso de estos organismos como filtradores de efluentes e incluso fuente de recursos de sustancias de interés energético, piscícola y biomédico.

 

El equipo, liderado por el catedrático Félix López Figueroa, se dedica principalmente al estudio de los diferentes mecanismos de protección que presentan las algas frente a la radiación ultravioleta, entre ellos la síntesis de moléculas fotoprotectoras, como los aminoácidos tipo micosporina (MAAS).

 

Además de su papel fisiológico en las algas, otros trabajos del grupo han demostrado el excelente potencial biotecnológico de estas moléculas como absorbedores naturales de radiación ultravioleta A y B. De esta forma, pueden incluirse en la composición de cremas de uso tópico (filtros solares) con una capacidad de fotoprotección similar a la de cremas comerciales (ensayos realizados in vitro e in vivo con ratones). Asimismo, también se ha conseguido revelar su capacidad antioxidante, ya que eliminan los radicales libres impidiendo que estos lleguen a las células. Unos resultados que, por su importancia, no en vano obtuvieron el Primer Premio Inventum de Patentes de la UMA en 2005 y en la actualidad cuentan con 19 patentes nacionales concedidas.

Pero la posible comercialización de estas moléculas no sólo depende de su potencial biotecnológico sino de la rentabilidad económica asociada a su producción. En este sentido, el grupo (FYBOA) está desarrollado varios proyectos de investigación en los que se están utilizado especies de algas para filtrar efluentes de piscifactorías o granjas; de esta forma las algas se alimentan de las aguas residuales, ricas en amonio, nitrato y fosfato (ahorrando el coste de fertilizantes) y a la vez depuran el efluente (Beneficio ambiental).

La biomasa de algas crecidas en estos efluentes se obtiene así a menor coste de producción. Por otro lado, se acumulan compuestos nitrogenados de interés y sustancias bioactivas que podrían ser empleadas en el campo médico-farmacológico, como los aminoácidos tipo micosporina, carotenoides, polisacáridos; o bien en el industrial, como lípidos y ácidos grasos destinados a la producción de biodiesel.

La producción de algas en agua enriquecidas con efluentes de peces se incluye en la “Acuicultura Multi-trófica Integrada”, en la cual los desechos generados mediante el cultivo de una especie son “reciclados” para convertirse en alimento para otra. Los piensos con harina de algas para alimentación de peces tienen características de alimento funcional no solo por su valor nutritivo sino también por las propiedades beneficiosas para la salud del pez (antioxidantes e inmunoestimulantes).

Desde febrero de 2010, los Servicios Centrales de Apoyo a la Investigación (SCAI) cuentan con la nueva Unidad de Fotobiología, de la que el grupo FYBOA es asesor científico y cuya oferta científico-tecnológica, a disposición de la comunidad científica y de empresas privadas, incluye ensayos y técnicas específicas para la caracterización de sustancias bioactivas y moléculas fotoprotectoras.


Share

Últimas publicaciones

Desarrollan un bioplástico transparente a partir de residuos de la poda del olivo
Jaén | 17 de mayo de 2024

Un equipo de investigación de la Universidad de Jaén y la Fundación Andaltec ha logrado un nuevo material desde los desechos del olivar con buenas cualidades para el envasado de alimentos. Los resultados ofrecen una mayor rentabilidad a este subproducto que otros usos actuales y potencian la economía circular de la zona.

Sigue leyendo
La exposición ‘Paseo Matemático Al-Ándalus’ de Fundación Descubre llega a Chipiona
Cádiz, Chipiona | 17 de mayo de 2024

La muestra podrá visitarse hasta el 14 de junio en la sala de exposiciones del Castillo.

Sigue leyendo
Diseñan una nueva herramienta para avanzar hacia un uso sostenible del agua
Granada | 17 de mayo de 2024

Investigadores del CSIC lideran el desarrollo de un ‘software’ para evaluar el rendimiento de los aditivos que buscan eliminar las incrustaciones de minerales en los sistemas de tratamiento de agua. La clasificación del impacto generado por estos agentes, que provocan estragos en la gestión del agua, permitirá desarrollar soluciones más sostenibles en diversas industrias.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido