VOLVER

Share

Desvelan un enigma de la microbiología al compilar el contexto genómico de los ‘retrones’

Determinan el contexto genómico de los ‘retrones’, como se conocen las primeras Transcriptasas Inversas descritas en los genomas de bacterias. Estos ‘retrones’ son responsables de la acumulación de grandes cantidades de una molécula híbrida DNA-RNA de pequeño tamaño cuyo papel biológico ha empezado a descifrarse este año 2020.

Fuente: CSIC Andalucía


Granada |
17 de diciembre de 2020

El grupo de la Estación Experimental del Zaidín (CSIC) liderado por el Dr. Nicolás Toro lleva tiempo estudiando las denominadas Transcriptasas Inversas (RTs, del inglés Reverse Transcriptases), un conjunto de enzimas presentes en los genomas de bacterias cuya función biológica ha sido un misterio desde hace más de 30 años.

Figura 1: Clasificación propuesta de los sistemas de retrones. Diagrama esquemático de la organización genética que refleja la alta modularidad de los sistemas tripartitos de retrones (I-XIII) incluyendo los correspondientes grupos filogenéticos (clades: 1-10) de sus RTs asociadas.

Estas enzimas, inicialmente descubiertas en 1970 en virus asociados a tumores, son capaces de sintetizar DNA a partir de RNA, desafiando así el paradigma del flujo de información biológica desde los genes (DNA) a las proteínas a través de moléculas de RNA que funcionan como intermediarias. En 1989, las RTs fueron descritas por primera vez en bacterias. Conocidas como Retrones, son responsables de la acumulación de grandes cantidades de una molécula híbrida DNA-RNA de pequeño tamaño cuyo papel biológico ha empezado a descifrarse este año 2020.

En el trabajo recién publicado en la revista Nucleic Acids Research, los autores realizaron una compilación y búsqueda sistemática del contexto genómico de estas RTs. Así, han podido determinar que los componentes de estos sistemas no se reducen exclusivamente a la RT y al híbrido DNA-RNA, sino que llevan asociada una proteína clave para conocer su función. Dependiendo de las características de ese tercer componente, los autores han clasificado y determinado al menos 13 tipos distintos de retrones que reflejan una alta modularidad (Figura 1).

Los retrones son ahora mismo un punto caliente en la investigación en microbiología. Este estudio sienta las bases para conocer su función biológica y desarrollar posibles aplicaciones biotecnológicas basadas en retrones, incluyendo nuevos sistemas de defensa frente infecciones víricas en bacterias, módulos de toxina y antitoxina, así como identificar otras funciones celulares todavía por determinar.


Share

Últimas publicaciones

La Fundación Descubre reúne a 114 promotores de toda España en el Registro Nacional de Turismo Científico tras la cuarta convocatoria
España | 19 de julio de 2024

La entidad andaluza, que coordina el proyecto Turismo Científico, incorpora a la iniciativa 15 nuevos promotores de Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León Extremadura y Comunidad de Madrid. La suma de estos agentes de divulgación científica, tanto del ámbito público como empresas privadas, les permitirá tener más visibilidad, establecer alianzas, compartir buenas prácticas y acceder a formación en su área.

Sigue leyendo
Desarrollan un método para el análisis de muestras pequeñas con imágenes no visibles por el ojo humano
Sevilla | 19 de julio de 2024

Un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla ha diseñado una nueva técnica basada en la representación de colores imperceptibles con la que logran información más precisa de una sustancia analizada. El sistema puede aplicarse en áreas como la agroalimentación, farmacia o medicina, donde se podrán estudiar las características de compuestos de manera rápida, sostenible y sin alterar las pruebas.

Sigue leyendo
Investigadores de la UCA diseñan nuevos fármacos que se activan por la luz para mitigar el dolor neuropático
Cádiz | 19 de julio de 2024

Investigadores de la Universidad de Cádiz han desarrollado un nuevo fármaco que se activa a través de la luz para tratar el dolor neuropático. Estos compuestos, que muestran efectos analgésicos cuando son activados, pueden inhibir las señales nerviosas localmente y a demanda, por lo que ofrecen una acción precisa, reduciendo así los efectos secundarios sistémicos. El equipo ya está trabajando en el siguiente paso que consistirá en activar fármacos utilizando luz infrarroja.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido