VOLVER

Share

ESTUDIAN LAS VARIACIONES CLIMÁTICAS A TRAVÉS DE LAS ESTALACTITAS Y ESTALAGMITAS DEL YESO


02 de abril de 2009

Fuente: InnovaPress

 

El objetivo último de este estudio consiste en conocer la variación climática a lo largo de la historia de la tierra, lo que permitirá reconstruir el pasado y deducir la existencia de tendencias generales del comportamiento climático y las consecuentes respuestas del ambiente en escalas temporales de decenas a miles de años.

La precipitación de un mineral depende de las condiciones ambientales que existen en ese momento, tales como temperatura, humedad y la composición del agua que atraviesa el suelo. Dicha información es obtenida a partir de componentes químicos (isótopos estables tipo oxígeno dieciocho o deuterio), los cuales proporcionan información sobre todas estas variables tal y como existían en el momento en el que precipitó dicho sistema. Es decir, revelan una información muy interesante desde el punto de vista del cambio climático.

“El periodo de tiempo que estamos estudiando abarca desde hace 100.000 años hasta hace 40.000 años. El registro climático de esta etapa se corresponde con una variación natural de los parámetros ambientales del planeta, ya que en aquella época la actividad del hombre no era incidente”, asegura José María Calaforra Chordi, investigador responsable del proyecto.

Información complementaria sobre el clima

“Esperamos que los datos proporcionados por los espeleotemas yesíferos aporten una información distinta y complementaria a la obtenida en los testigos de sistemas carbonatados” (como por ejemplo la Gruta de Aracena de Huelva). Este proyecto abre un nuevo campo de investigación relegado a un segundo plano hasta la fecha.

Su marcado carácter innovador es tal, que ha hecho necesario el diseño de una nueva metodología. Ésta, efectuada de forma íntegra en la UAL, es el resultado de una ligera variación de los procedimientos seguidos en los estudio de los espeleotemas carbonatados.

Las áreas de muestreo se clasifican en dos grandes bloques: espeleotemas carbonatados y yesíferos. Respecto a los primeros, destaca la Gruta de Aracena (Huelva), la cueva de El Soplao (Cantabria) y las cuevas de Nerja y del Agua, en Málaga y Granada respectivamente. Los espeleotemas yesíferos incluidos en dicho proyecto, comprenden el Karst en Yesos de Sorbas (Almería) y de Bolonia (Italia), las Cuevas de los Cristales y las Espadas (Naica, México) y la Geoda de Pulpí (Almería). Estas formaciones tardan miles de años en crecer, por lo que los expertos intentan no tomar muestras o tomarlas sólo de estructuras fragmentadas que se encuentren en el suelo.

Este estudio, financiado con 11.4950 euros, se enmarca dentro del Proyecto I+D+I del Ministerio de Ciencia e Innovación PALEOGYP – Espeleotemas yesíferos y registro paleoclimático.


Share

Últimas publicaciones

Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo
Un estudio del CSIC revela que zorzales, codornices y pinzones son las especies de aves más propensas a tener garrapatas
Sevilla | 27 de mayo de 2024

Un nuevo estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana – CSIC ha analizado la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años. Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas. Los resultados de este trabajo se han publicado en la revista One Health.

Sigue leyendo
Una nueva investigación liderada por la Universidad de Córdoba desvela que las cianobacterias marinas se comunican
Córdoba | 27 de mayo de 2024

La revista Science Advances acaba de publicar una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido