VOLVER

Share

Llevar el agua donde no llegan las potabilizadoras

Fuente: Remedios Valseca / Fundación Descubre


11 de octubre de 2016
Uno de los autores del estudio, Sergio Gutiérrez, de la Universidad de Cádiz.

Uno de los autores del estudio, Sergio Gutiérrez, de la Universidad de Cádiz.

Investigadores de la Universidad de Cádiz han testado un nuevo modelo de bajo coste basado en la exposición directa a la luz del sol de bolsas de plástico de gran capacidad, que consiguen mejores rendimientos en la eliminación de bacterias, causantes de enfermedades digestivas severas.

El estudio desarrollado por el grupo de Tecnología del Medio Ambiente y expuesto en un artículo publicado en la revista Journal of Chemical Technology and Biotechnology titulado ‘Accelerating the process of solar disinfection (SODIS) by using polymer bags’ ha confirmado la posibilidad de utilizar bolsas de plástico en lugar de las botellas de PET, el material tradicional con el que se diseñan los recipientes habitualmente utilizados en este tipo de procesos.

Las bolsas tienen una capacidad de 4 litros, frente al litro o litro y medio de los usados anteriormente, y están dotadas con asas que facilitan el llenado, transporte y almacenaje, especialmente en situaciones de emergencia. También cuentan con un dispensador, lo que limita la posibilidad  de contaminación del agua tratada. “Este sistema de bajo coste podría ser una solución adecuada para conseguir que mucha población pueda acceder al agua de autoconsumo sin necesidad de grandes inversiones y de una manera más eficaz”, apunta a la Fundación Descubre uno de los autores del estudio, Sergio Gutiérrez, de la Universidad de Cádiz.

Tras la investigación confirmaron la capacidad de reducir los tiempos de exposición al sol de bolsas de calidad alimentaria, fabricadas con polietileno y acetato de vinilo, para conseguir una desinfección de hasta 6 veces más rápida que las botellas de PET, con algunos microorganismos. Otra mejora significativa es el estado en el que permanecen las bolsas tras el uso continuado, ya que otros tipos de recipientes testados muestran daños y roturas tras cinco meses de uso, mientras que estas bolsas permanecen intactas.

Los métodos de desinfección alternativos que propone el estudio realizado por estos investigadores aportan una mejora significativa en la implantación de tecnologías que no requieren el uso de productos químicos ni fuentes de energía no renovables para que el sector de población al que puedan llegar sea mucho más amplio. Proporciona una fuente fiable de agua para el consumo al reducir los costes en su obtención y aumentar las posibilidades de transporte y uso.

Distintos tipos de bolsas y recipientes utilizados en el estudio

Distintos tipos de bolsas y recipientes utilizados en el estudio

Este proyecto les ha proporcionado el premio que otorga la Fundación 3M cada año a investigaciones que se centran en favorecer, apoyar y promocionar la innovación y la investigación para mejorar la vida de las personas.

Recipientes y bacterias

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, casi 700 millones de personas aún no tienen acceso al agua apta para el consumo humano. En este ámbito, la comunidad científica ha realizado numerosos estudios enfocados al tratamiento de pozos y acuíferos que presentan posibilidades de regenerarse para conseguir este objetivo. El problema principal es el alto coste que suponen estas acciones en la mayoría de los casos, por lo que no resulta una solución a corto plazo.

El método de desinfección solar del agua del que parten los investigadores, llamado SODIS, es un procedimiento sencillo y económico para mejorar la calidad microbiológica en agua corriente. Consiste en el llenado de botellas de plástico transparente con agua contaminada colocándolas directamente bajo la luz del sol durante al menos 6 horas. Sin embargo, esta técnica tiene sus limitaciones, ya que requiere buenas condiciones climáticas y un largo periodo de exposición al sol directo.

El equipo colabora activamente en su afán por la mejora de este sistema desde hace varios años. En otro estudio realizado en colaboración con la Universidad Nacional de Ingeniería de Lima en Perú y la Universidad de Tarapacá de Arica de Chile, publicado en el artículo ‘Solar photocatalytic water disinfection of Escherichia coli, Enterococcus spp. And Clostridium Perfringens using different low-cost devices’ en la misma revista Journal of Chemical Technology and Biotechnology, demostraron una mayor capacidad de desinfección del agua en botellas con  semiconductores incorporados basados en dióxido de titanio, disminuyendo los tiempos de exposición al sol y consiguiendo una mejor desinfección demostrando ser una alternativa prometedora al método tradicional SODIS.

Distintos tipos de bolsas y recipientes utilizados en el estudio

Distintos tipos de bolsas y recipientes utilizados en el estudio

En este mismo artículo demuestran la capacidad de un reactor de vidrio con dióxido de titanio, con el que consiguieron entre 1,5 y 4,6 veces mejorar los resultados en las bacterias Escherichia coli, Enterococcus spp. y Clostridium perfringens, eliminando al 100% la presencia en el agua de las dos primeras bacterias y en un 99,4% la última, lo que amplifica significativamente los resultados de otros contenedores.

Este último proyecto ha contado con la participación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en el marco del proyecto ‘Potabilización solar de aguas subterráneas en pequeñas comunidades rurales de Perú mediante tecnologías de bajo coste basada en la fotocatálisis heterogénea’.

Referencias:

Sergio Gutiérrez-Alfaro, Asunción Acevedo, Manuel Figueredo, Mathias Saladin, Manuel A. Manzano: ‘Accelerating the process of solar disinfection (SODIS) by using polymer bags’. Journal of Chemical Technology and Biotechnology

Sergio Gutiérrez-Alfaro, Asunción Acevedo, Juan Rodríguez, Edward A. Carpio, Manuel A. Manzano: ‘Solar photocatalytic water disinfection of Escherichia coli, Enterococcus spp. And Clostridium Perfringens using different low-cost devices’. Journal of Chemical Technology and Biotechnology

Imágenes:  

Uno de los autores del estudio, Sergio Gutiérrez, de la Universidad de Cádiz.

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/30169139101/in/dateposted-public/

Distintos tipos de bolsas y recipientes utilizados en el estudio.

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/29957894570/in/dateposted-public/

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/29623899174/in/dateposted-public/

Tan sólo con una botella de plástico y la acción de la luz del sol se pueden eliminar bacterias contenidas en el agua y que impiden su consumo.

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/29623899464/in/dateposted-public/

Más información:

FUNDACIÓN DESCUBRE

Departamento de Comunicación

Carolina Moya Castillo

Teléfono: 954239422

e-mail: comunicacion@fundaciondescubre.es

 


Share

Últimas publicaciones

Desarrollan un sistema ‘inteligente’ que mejora el control de plantas fotovoltaicas
Cádiz | 20 de junio de 2024

Un equipo de investigación de la Universidad de Cádiz ha diseñado una nueva estructura que facilita el control en la producción de energía solar. Además de simplificar el proceso, reduce los costes y disminuye las pérdidas de potencia. Los resultados del estudio validan su uso para aplicarlo en las instalaciones.

Sigue leyendo
Investigadores descubren dos nuevas formas de plasticidad cerebral y el papel fundamental de los astrocitos
Sevilla | 19 de junio de 2024

Los resultados de esta investigación del Laboratorio de Neurociencia Celular de la Universidad Pablo de Olavide son importantes para el entendimiento del procesamiento de la información espacial y temporal en el cerebro, y pueden tener importantes aplicaciones al poder estar relacionadas con las causas sinápticas de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

Sigue leyendo
El Virgen del Rocío se convierte en el primer hospital español autorizado para usar piel humana artificial
Sevilla | 18 de junio de 2024

Los pacientes, tanto adultos como menores, con una gran superficie de piel quemada se beneficiarán de este tratamiento. Actualmente ya se han fabricado 12 metros cuadrados de piel humana artificial. Esta experiencia consolidada ha posibilitado la aprobación por parte de la Agencia Española del Medicamento del uso de la piel artificial como medicamento para todo tipo de tratamiento.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido