VOLVER

Share

Suelos fuertes, nutridos y sanos: la base de la pirámide de la vida

Cada 5 de diciembre se conmemora el Día Mundial del Suelo. Una efeméride que recuerda la importancia de proteger y conservar la tierra que pisamos, el punto de origen de la mayoría de alimentos que comemos y un espacio esencial para mantener la biodiversidad animal y vegetal. Esta capa viva lucha cada día contra dos amenazas constantes: la acción humana provocada por una agricultura intensiva y el sobrepastoreo unida a los efectos del cambio climático, como la sequía y la deforestación, entre otros.


Andalucía |
05 de diciembre de 2022

Agua, fuego, tierra y aire. En la antigua Grecia se creía que de estas cuatro raíces se componía todo lo que somos y nos rodea. El filósofo Aristóteles, más adelante, los llamaría elementos y propondría al éter como la quinta pieza del puzle que compone el Universo.

A lo largo de la historia, estos elementos han jugado un papel esencial en el avance de la humanidad y lo siguen haciendo. Sobre todo dos de ellos, porque sin agua y sin suelo no hay vida. La ciudadanía parece estar concienciada de la necesidad de cuidar y preservar la primera y la explicación a esta realidad podría ser porque nuestro contacto con ella es diario.

Pero, ¿qué pasa con el suelo? Está más cerca de lo que pensamos e igualmente es un recurso no renovable, pero quizá algo más subestimado. Por ello, la buena gestión hoy de estos recursos naturales finitos garantizará su futuro en el mañana, porque dependemos de la tierra que pisamos.

Fotografía en primer plano de un suelo para cultivo.

El suelo es un recurso no renovable y es uno de los ecosistemas más complejo de la naturaleza.

El suelo es la capa más superior de la tierra y está formada por minerales, materia orgánica, aire, agua y pequeños organismos vegetales y animales. Es la base para sostener la vida en la Tierra. En definitiva, se erige como el soporte de una pirámide que nos proporciona una alimentación sana y permite que disfrutemos de un entorno más saludable.

A pesar de todos los adelantos científicos y tecnológicos de los últimos tiempos, el ser humano sigue necesitando el suelo para sobrevivir porque además de proporcionar nutrientes, agua y minerales a las plantas y los árboles, almacena carbono y es el hogar de miles de millones de insectos, pequeños animales, bacterias y muchos otros microorganismos. Es un reservorio de al menos una cuarta parte de la biodiversidad mundial y por lo tanto requiere la misma atención que la que se encuentra por encima.

Infografía Suelos y biodiversidad

Desafíos y amenazas para el suelo

La acción humana y el cambio climático han repercutido en la cantidad de suelo fértil que hay actualmente en el planeta. Una disminución cada vez más acuciada, que a su vez repercute en el calentamiento global.

Por un lado, la sobreexplotación de actividades productivas intensivas como la ganadería, unida a prácticas agrícolas como el pastoreo excesivo y forestales  inadecuadas, entre las que se encuentra la deforestación.

Por otro lado, la expansión de las ciudades ha provocado también su contaminación. Así, tras años y años continuados de un mal uso y gestión de este recurso, hoy, y como consecuencia de todo ello, hay puntos del planeta donde los agricultores cuentan cada vez con menos tierra para cultivar y con los que alimentar a una población mundial que sigue creciendo.

Día Mundial del Suelo

Por ello, en días como hoy, 5 de diciembre, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) hace hincapié en la importancia de conservar suelos fértiles y sanos que proporcionen nutrientes, porque al mismo tiempo están contribuyendo a la creación de vida y futuro. O expresado de otro modo, la calidad de los suelos está directamente relacionada con la calidad y la cantidad de alimentos.

El suelo, su conservación y cuidado, es uno de los 14 temas enfocados al desarrollo sostenible de la FAO. Así lo recoge en el artículo ‘Detengamos la erosión del suelo para garantizar la seguridad alimentaria en el futuro’, donde además cifra en más del 90% los terrenos agrícolas de la Tierra que estarán degradados en 2050. ¿Por qué? Como resultado de la erosión. Un centímetro de suelo puede tardar cientos de miles de años en formarse, pero este mismo centímetro de suelo puede desaparecer en el plazo de un año a través de este proceso.

Este año, el Día Mundial del Suelo 2022 y su campaña ‘Los suelos, origen de los alimentos’, tiene como objetivo concienciar sobre la importancia de los suelos para una producción alimentaria, una nutrición y unas dietas óptimas, a la vez que se reivindica un manejo sostenible que garantice la salud de todos los tipos de suelos.

Infografía Día Mundial del Suelo 2022

¿Sabías que el 95% de los productos que comemos se cultivan en el suelo? ¿O que el organismo más grande que se conoce vive en este ecosistema? Para hacernos una idea, una cucharada de suelo puede contener tantos microorganismos como personas viven en la Tierra. Son sólo algunas de las curiosidades que esconde esta capa de tierra.

Razones por las que cuidar del suelo

Además de constituir el medio en el que crecen plantas y árboles y viven millones de insectos y organismos de todo tipo, el suelo reúne otras cualidades adicionales más allá de lo que vemos y tocamos. Éstas son algunas de las principales razones que hacen que este recurso sea vital:

  1. Son la base de nuestra agricultura.
  2. Protege las aguas subterráneas.
  3. Proporciona materias primas como arcilla, grava, arena, yeso, aluminio, hierro…
  4. Crea un hábitat biológico, es decir, el lugar físico donde existe biodiversidad.
    Infografía 'Biodiversidad del suelo: el mundo oculto bajo nuestros pies'
  5. Contribuye a mitigar el cambio climático al mantener o aumentar su contenido de carbono.
  6. Actúa como patrimonio físico y cultural, protegiendo restos arqueológicos.

Ciencia andaluza centrada en el suelo

Conocedores de todas estas razones y alguna más, los países y organizaciones no gubernamentales dedicadas al sector ambiental trabajan con el fin de mantener suelos fértiles, la ciencia sigue investigando y aportando conocimiento para disponer de una tierra fuerte, sana y nutrida. También persigue recuperar las zonas contaminadas y devolverles la vida que albergaron tiempo atrás.

En Andalucía, existen grupos de investigación en universidades, institutos, entidades y organismos científicos que dedican su día a día a conocer más sobre ellos para protegerlos y diseñar estrategias para remediar su erosión, la principal amenaza a la que se enfrenta este recurso.

Manejo saludable del suelo

¿Qué estado de salud tienen los suelos agrícolas? Los suelos sanos son de gran importancia para el futuro de la producción de los cultivos hortícolas y herbáceos en Europa. Por ello, una red de trabajo internacional llamada Best4Soil y en la que participa el centro IFAPA La Mojonera de Almería junto a expertos en la materia de 20 países europeos promueve el conocimiento existente y disponible para su aplicación sobre las mejores prácticas de manejo de los suelos agrícolas. El fin de esta iniciativa es mantener, mejorar, o restablecer la salud del suelo agrícola en Europa.

Coordinado desde la Universidad de Jaén, otro estudio europeo denominado ‘Sustainolive’ demuestra cómo diferentes prácticas de manejo sostenible pueden reducir hasta en un 80 por ciento la erosión del suelo del olivar. En concreto, estas acciones abarcan desde la incorporación de una cubierta vegetal, hasta nutrientes en forma de estiércol o restos triturados de poda o alperujo compostado a la vez que utilizan técnicas racionales de riego e incluso prescindir del laboreo todo lo que sea posible.

Fotografía de un olivar.

Olivar.

Otro aspecto que interesa a la ciencia es conocer un poco más las inquietudes y preocupaciones que tienen quienes trabajan directamente con el suelo. Por ello, y para recabar información sobre qué saben los agricultores y agricultores de sus propios suelos, el Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha elaborado un cuestionario dentro del proyecto Tudi, ‘Transforming unsustainable management of soils in key agricultural systems in EU and China. Developing an integrated platform of alternatives to reverse soil degradation’. Esta iniciativa tiene como objetivo desarrollar, mejorar y popularizar las estrategias de curación del suelo en tres sistemas agrícolas y tipologías agrícolas principales en Europa, China y Nueva Zelanda para desarrollará ecosistemas agrícolas saludables y productivos, que se encuentran entre los objetivos de desarrollo de la ONU más desafiantes para 2030, incluidos el hambre cero, la pobreza, la acción climática y la vida en la tierra.

Suelo y biodiversidad

Por otro lado, un trabajo científico del grupo de investigación de la Universidad Pablo de Olavide apuesta por la necesidad de mantener la biodiversidad de distintos grupos de organismos del suelo y, sobre todo, de identificar y proteger aquellas especies con especial importancia funcional y que se encuentran altamente conectadas dentro de la red trófica. Según los expertos, la clave de ecosistemas terrestres sanos y productivos a escala global se halla en la riqueza de sus suelos.

Imagen representativa de la biodiversidad del suelo.

Ecosistema terrestre.

Un suelo que ante cualquier debilidad ‘habla’ y manda señales biológicas para avisar si los cultivos están sanos o requieren suplementos nutricionales que les ayuden a sobrevivir. Así lo confirmó un equipo de investigación de la Estación Experimental del Zaidín, centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en Granada (EEZ-CSIC), que propone el uso de una hormona vegetal como biofertilizante alternativo a los abonos tradicionales. Este compuesto biológico funciona como una alerta cuando la planta sufre un déficit nutricional. A esta ‘llamada’ acuden microorganismos del suelo para proteger y aportarle los nutrientes que necesita para estar sana.

Tecnosuelos y biocarbón para la recuperación de suelos

Otra vertiente de estudio relacionada con los suelos que también se trabaja en este instituto de investigación del CSIC es la utilización de residuos o desechos como materia prima para regenerar aquellos que se han degradado y recuperar espacios naturales. Para ello, se testan diferentes tipos de residuos para la elaboración de suelos artificiales, que están permitiendo la recuperación del ecosistema en zonas degradadas. Los ‘tecnosuelos’, nombre que reciben estos materiales, se postulan como una de las posibles soluciones para darle una nueva vida a los residuos y recuperar zonas yermas.

En esta misma línea, un estudio en el que participa el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS-CSIC) ha analizado la efectividad del biochar o biocarbón, un material artificial producido a partir de biomasa vegetal o animal, en la recuperación de suelos contaminados.

Suelo y ciencia ciudadana

Esta pequeña selección de estudios de investigación que se realizan en Andalucía sobre los suelos son sólo algunos de los trabajos que conforman el gran abanico de trabajos científicos que presentan este recurso como eje central. Junto a la comunidad científica, otro pilar importante en el cuidado de los suelos lo forma la propia sociedad.

Proyectos de ciencia ciudadana impulsados por la Fundación Descubre como ‘Planta bienestar’‘El Huerto del Futuro’ o ‘Juntos hacia la Agroecología’, entre otros, son ejemplos de este tipo de iniciativas.

  • En ‘Planta Bienestar’ se midieron los metales en los suelos de huertos urbanos de Sevilla y aporta estrategias para rebajarlos.
  • En el proyecto ‘El Huerto del Futuro’ estudiantes de Educación Secundaria convirtieron el huerto de su instituto en un laboratorio de medición del calentamiento global. Siguieron el método científico para comprobar cómo afectan las variaciones climáticas a plantas de zanahoria.

    Proyecto 'El Huerto del Futuro': fotografía de un momento de la fase de siembra.

    Fase de siembra en el proyecto ‘El Huerto del Futuro’.

  • A su vez, en ‘Juntos hacia la Agroecología’ se promocionaba entre las generaciones futuras una cultura de conservación y explotación sostenible de los suelos.

Ahora que sabes un poco más sobre el suelo, por qué es un recurso importante y debemos apostar por su conservación y protección, es tu turno. Te toca a ti demostrar tus conocimientos acerca de esta capa fértil que pisamos y que debemos mimar y cuidar con esmero. La FAO te propone hacerlo a través de este cuestionario, que aunque fue creado hace unos años, por la temática sigue estando de plena actualidad. ¿Te animas?


Share

Últimas publicaciones

Estudiantes sevillanos lideran un proyecto de ciencia ciudadana sobre economía circular en huertos urbanos
Sevilla | 06 de febrero de 2023

El alumnado del IES Hispalis de la capital pone en práctica el método científico para obtener vermicompost que abone las parcelas de cultivo ecológico del Parque de Miraflores (Sevilla). El conocimiento adquirido en esta iniciativa se trasladará a los hortelanos de la zona. La comunidad educativa del centro, la Fundación Descubre, la Diputación de Sevilla y la asociación del Huerto Urbano de Miraflores se alían en esta iniciativa que se enmarca en el programa ‘Andalucía, mejor con ciencia’, impulsado por la Fundación Descubre y financiado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación.

Sigue leyendo
Desarrollan aplicaciones médicas e industriales de los ultrasonidos
Granada | 03 de febrero de 2023

La Universidad de Granada y la empresa granadina Policlínica SMD participa en este proyecto europeo, denominado Listen2Future, que cuenta con una financiación total de más de 30 millones de euros. El objetivo es desarrollar investigación sobre ultrasonidos con múltiples aplicaciones, que van desde audífonos más precisos, micrófonos más pequeños, diagnóstico de enfermedades o análisis de materiales hasta tratamientos contra el cáncer.

Sigue leyendo
Estiman las necesidades de fertilizante fosfatado a escala europea
Sevilla | 03 de febrero de 2023

Un grupo internacional de investigación, liderado por el Soil Fertility Lab de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica (ETSIA) de la Universidad de Sevilla, ha propuesto un modelo sencillo que permite una identificación de tierras agrícolas en las que mejorará el rendimiento de los cultivos con la fertilización con fósforo.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

buy metformin metformin online