VOLVER

Share

Científicos descubren que nuestro estado psicológico modifica el sabor de los alimentos que comemos


21 de diciembre de 2016
Retrato de Rodolfo II en traje de Vertumno” de Giuseppe Arcimboldo (1590-1591)

Retrato de Rodolfo II en traje de Vertumno” de Giuseppe Arcimboldo (1590-1591)

Científicos de la Universidad de Granada y la Pontificia Universidad Católica de Argentina han descubierto por primera vez que nuestros estados psicológicos modifican el sabor de los alimentos que comemos, y provocan que la comida nos sepa, por ejemplo, más o menos amarga, dulce o ácida.

Los investigadores han demostrado que, frente a la estabilidad que se le presupone a las preferencias alimentarias adquiridas, las respuestas afectivas y el valor de recompensa de alimentos como el café, el chocolate, la cerveza o el zumo de pomelo parecen sufrir variaciones en función, por ejemplo, de si nos sentimos estresados, tenemos hambre o estamos preocupados por nuestro peso.

De este modo, su estudio ha revelado, por ejemplo, que en aquellos sujetos que consumen habitualmente alimentos amargos, el estrés reduce la aversión al sabor amargo del café, mientras que el chocolate produce un mayor rechazo tras incrementar la preocupación por el peso corporal.

Para llevar a cabo este trabajo, publicado en la revista Food Quality and Preference, los investigadores emplearon una muestra formada por 59 adultos sanos, que dividieron en dos grupos: aquellos que consumían productos amargos habitualmente y aquellos que no.

Los Investigadores David García-Burgos y Clara Zamora (primero y segunda por la izquierda), autores de este trabajo

Los Investigadores David García-Burgos y Clara Zamora (primero y segunda por la izquierda),
autores de este trabajo

Todos ellos tuvieron que saborear muestras de alimentos amargos bajo diferentes estados motivacionales que los investigadores les habían inducido mediante imágenes. Durante la prueba, además, se emplearon índices afectivos derivados del análisis de expresiones faciales e indicadores del deseo de consumir a partir de respuestas de aproximación/evitación.

Esta investigación ha sido dirigida por David García-Burgos, del grupo de investigación Neuroplasticidad y Aprendizaje de la UGR y actualmente profesor del departamento de Psicología de la Universidad de Friburgo (Suiza), y Clara Zamora, de la Pontificia Universidad Católica de Argentina, y pone de manifiesto la plasticidad de las preferencias gustativas y del deseo de consumir alimentos amargos según el estado motivacional.

Como explica David García-Burgos, “estos hallazgos revelan por primera vez no sólo la implicación de los componentes afectivos-gustativos en la superación del rechazo innato al sabor amargo, sino también cómo nuestros estados psicológicos repercuten en el sabor de la comida que ingerimos”.

Dado que la modulación del valor de recompensa del sabor de los alimentos por estados motivacionales es una vía importante en la regulación de la conducta alimentaria, “este trabajo supone un paso más en la comprensión de los mecanismos implicados en la selección de productos amargos”, señala el autor.

Asimismo, estos resultados “son especialmente importantes en la medida en que las preferencias y consumo de alimentos amargos, como verduras y frutas, se promueven como una estrategia para hacer frente a la epidemia de la obesidad y promocionar las dietas saludables”, concluye García-Burgos.

Referencia bibliográfica:

Garcia-Burgos, D., & Zamora, M. C. (2015). Exploring the hedonic and incentive properties in preferences for bitter foods via self-reports, facial expressions and instrumental behaviours. Food Quality and Preference, 39, 73-81

Contacto:

David García-Burgos
Grupo de investigación Neuroplasticidad y Aprendizaje de la Universidad de Granada
Web: http://neplegroup.com/team/
Correo: davidgb@ugr.es

Share

Últimas publicaciones

Más de 250 personas colaboran con científicos para recuperar especies depredadoras de plagas en Almería
Almería | 21 de febrero de 2018

Enmarcado en el proyecto ‘Echa a volar’ del programa de ciencia ciudadana ‘Andalucía, mejor con ciencia’, alumnado, docentes, la asociación Serbal, científicos, la Universidad de Almería, la Estación Experimental de Zonas Áridas (CSIC) y Fundación Descubre han logrado fabricar nidos con materiales reciclados para que estas especies, la mayoría aves migratorias, se instalen en torretas y otras construcciones almerienses y con su presencia reduzcan daños ambientales. La iniciativa se extenderá a otras localidades de la provincia.

Aplican un bioplástico obtenido de la piel del tomate para recubrir el interior de latas de bebidas y conservas
Málaga | 20 de febrero de 2018

Investigadores del Instituto de Hortifruticultura Subtropical y Mediterránea, centro mixto de la Universidad de Málaga y CSIC, del Instituto ‘Ciencias Materiales de Sevilla’ (CSIC-US) y del Instituto Italiano de Tecnología han optimizado el proceso químico que permite que este film se adhiera mejor a la celulosa. Para ello, han ensayado sobre pequeños trozos de latón lacado, mismo componente que se encuentra dentro de estos recipientes.

Más de 600 personas apuestan por el reciclaje y aprenden a convertir desechos en compost
Granada | 15 de febrero de 2018

Bajo el título de ‘¡Apuesto por el compost!’, la iniciativa de ciencia ciudadana pretende fomentar la reutilización de residuos para que escolares y sus familias aprovechen los restos de frutas o verduras que ahora, gracias al asesoramiento científico, transforman en abono y otros aportes para mejorar el suelo, en el marco del programa ‘Andalucía, mejor con ciencia’.

Descárgate nuestro kit de comunicación

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close