VOLVER

Share

Crean nuevos protocolos para evitar los riesgos de la transfusión en el trasplante hepático

Fuente: Hospital Universitario Virgen del Rocío


11 de julio de 2014

Especialistas del Laboratorio del Hospital Universitario Virgen del Rocío han puesto en marcha nuevos protocolos tras identificar cuatro marcadores de riesgo de transfusión en el trasplante hepático. El trabajo es el resultado de un innovador proyecto impulsado por la Unidad de Gestión de Laboratorios Clínicos, en colaboración con las unidades de Cirugía Hepatobiliar, Hematología y Hemoterapia, Anestesia y Cuidados Intensivos, para reducir el uso de hemoderivados en la cirugía de alto riesgo.

El trasplante hepático es hoy día un procedimiento con resultados muy satisfactorios gracias al avance de la técnica quirúrgica y anestésica. El disponer de estos marcadores surge de la necesidad creciente de reducir al máximo las transfusiones durante el trasplante, ya que si bien los hemoderivados son un producto sanitario seguro al estar sujetos a un exhaustivo control de calidad, son un producto biológico y, por tanto, su uso siempre conlleva un riesgo para el paciente. De ahí que el centro, entre otras muchas medidas encaminadas a optimizar el uso de hemoderivados, haya puesto en marcha esta iniciativa.

Es más, en los últimos cuatro años se ha producido una reducción considerable de los requerimientos transfusionales, que ha situado al equipo de trasplante hepático del Hospital Universitario Virgen del Rocío a la cabeza de los grupos nacionales de trasplante en estos resultados. Así, los pacientes trasplantados de hígado son monitorizados de forma continua durante toda la cirugía con una batería de marcadores, entre los que se encuentran los nuevos identificados.

Para ello, los profesionales utilizan tecnología de vanguardia que asegura su control en tiempo real y dentro del propio quirófano. Esta experiencia positiva ha hecho que en estos momentos se esté evaluando su aplicación en otros entornos, como el trasplante de corazón, la cirugía cardiaca o el trauma grave.

El trabajo, que ha concluido en la determinación de los nuevos marcadores y cuya autora principal es Ana Isabel Álvarez Ríos, ha estado dirigido por Antonio León-Justel y Juan Miguel Guerrero Montávez, ambos facultativos de la Unidad de Gestión Clínica de Laboratorios en el Hospital Universitario Virgen del Rocío. La autora principal,  además investigadora post-doctoral en el Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS), ha obtenido en el congreso una beca para la realización de un proyecto de investigación relacionado con la monitorización de la salud del injerto en el trasplante de hígado.


Share

Últimas publicaciones

El Virgen del Rocío se convierte en el primer hospital español autorizado para usar piel humana artificial
Sevilla | 18 de junio de 2024

Los pacientes, tanto adultos como menores, con una gran superficie de piel quemada se beneficiarán de este tratamiento. Actualmente ya se han fabricado 12 metros cuadrados de piel humana artificial. Esta experiencia consolidada ha posibilitado la aprobación por parte de la Agencia Española del Medicamento del uso de la piel artificial como medicamento para todo tipo de tratamiento.

Sigue leyendo
Científicos encuentran ecuaciones matemáticas para comprender el proceso de formación de los embriones
Sevilla | 18 de junio de 2024

Estos nuevos modelos han sido nombrados por su equipo científico como ‘Sevilletor’ al haber sido creados en Sevilla. Los resultados, publicados en la revista ‘Development’ mejoran las perspectivas del estudio de cómo los cambios en las vías de señalización impulsan diferentes comportamientos autoorganizados que existen en la formación de procesos biológicos.

Sigue leyendo
Investigadores de la UCO descubren el vino más antiguo del mundo en una tumba de Carmona
Córdoba | 18 de junio de 2024

Blanco, con 2000 años de reposo y de origen andaluz, así es el vino más antiguo descubierto. Ha sido descubierto en una urna funeraria de vidrio por un equipo del departamento de Química Orgánica de la Universidad de Córdoba en colaboración con el Ayuntamiento de Carmona. La clave para su identificación la dieron los polifenoles, unos biomarcadores presentes en todos los vinos. 

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido