VOLVER

Share

Estudian 23 espacios protegidos de Europa para la conservación, gestión y restauración de ecosistemas terrestres y marinos frente a la presión antropogénica

El objetivo principal del proyecto, en el que participa la Universidad de Córdoba, ha sido recopilar imágenes por satélite de hace varias décadas para cuantificar los servicios ecosistémicos y conservar espacios protegidos. De esta manera, el objetivo a escala local ha podido trascender a escala global porque se han podido establecer sinergias entre distintos parques de montaña demandantes de información sobre proyecciones del clima en el futuro.

Fuente: Universidad de Córdoba


Córdoba |
07 de junio de 2021

Muchos investigadores coinciden en que el éxito de la investigación redunda en implicar desde el inicio a los actores principales del campo de estudio. En el caso de proyectos sobre el medioambiente en espacios protegidos, como es Ecopotential, esos actores serían los gestores directos de estas zonas.

El proyecto Ecopotential recopila imágenes por satélite.

Francisco Javier Bonet, investigador de la Universidad de Córdoba y miembro del equipo del proyecto, explica que existe una brecha entre investigadores y tomadores de decisiones y que, por eso, uno de los éxitos que ha conseguido el proyecto europeo Ecopotential ha sido acortar distancias entre unos y otros. “Los gestores de los espacios protegidos plantearon los problemas y las necesidades que tenían. A partir de ahí, los investigadores se pusieron a trabajar”, subraya. Ese modus operandi ha propiciado que los gestores se hayan sentido escuchados y que los resultados sean inteligibles por ellos.

Ecopotential, enmarcado en el Programa Horizonte 2020, ha contado con la participación de 47 equipos integrantes que se han dedicado al estudio de 23 espacios protegidos de Europa para la conservación, gestión y restauración de ecosistemas terrestres y marinos frente a la presión antropogénica. Se han empleado las imágenes que llegaban de satélite para cuantificar los servicios ecosistémicos y mejorar la forma en la que se gestionan los espacios protegidos. De esta manera, el objetivo a escala local ha podido trascender a escala global porque “se han podido establecer sinergias entre distintos parques de montaña, que pidieron que se generara información sobre proyecciones del clima en el futuro, por ejemplo. Y los datos generales pudieron aplicarse a modelos regionales estableciendo sinergias”, explica el profesor Bonet.

Para alcanzar esos objetivos ha sido fundamental el monitoreo y modelado efectivos del estado y las tendencias en las condiciones y servicios de los ecosistemas. Se ha observado la huella que el ser humano estaba dejando en los ecosistemas mediante la teledetección, que consiste en identificar objetos o cambios en la superficie terrestre a través de satélites. Esa información se ha utilizado para mejorar la forma en la que se gestionan los espacios protegidos de Europa.

En España se ha trabajado en Doñana y Sierra Nevada. En el primero de estos espacios se ha avanzado en comprender mejor cómo funciona el régimen hídrico de la marisma. En Sierra Nevada se ha establecido un mapa que muestra la predicción de los cambios de temperatura en este macizo montañoso a los próximos 70 años.

Además de los datos recogidos durante la vigencia del proyecto se ha recurrido a una serie temporal larga de imágenes registradas por satélites europeos desde hace varias décadas. “Se ha heredado mucha información de agencias espaciales y eso es lo que nos ayuda a comprender qué está ocurriendo en la actualidad”, aclara el profesor Bonet, cuando usa como ejemplo la deforestación de los bosques apreciada en esas series temporales.

Para Ecopotential el foco fundamental ha sido poner en valor esa información, no sólo para los científicos, sino para quienes tienen que tomar decisiones sin tener acceso a ese tipo de datos, cuyo uso resulta a veces complicado.

A día de hoy continúa creándose la plataforma virtual, aún en fase de desarrollo, que se va a integrar en la infraestructura de investigación LifeWatch, que procesa datos de biodiversidad europeos, y en Copernicus, que gestiona la imagen por satélite en Europa. Así, se pretende dar continuidad al legado del proyecto Ecopotential, recopilando datos de toda Europa y cuya información abarcará múltiples variables: desde datos climáticos, imágenes de satélite, actividad fotosintética de la vegetación o de presencia de especies, entre otros.

El proyecto ECOPOTENTIAL – “Improving future ecosystem benefits through earth observations” (H2020-SC5-16-2014-641762) ha sido financiado por la Unión Europea a través de la convocatoria H2020-SC5-16-2014.


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido