VOLVER

Share

Hallan restos fósiles de microbios del Jurásico en un afloramiento volcánico entre Jaén y Granada

Fuente: Universidad de Jaén


10 de diciembre de 2014
María Isabel Abad y Matías Reolid

María Isabel Abad y Matías Reolid

Investigadores del Departamento de Geología de la Universidad de Jaén descubren restos fósiles de comunidades microbianas que habitaban en el fondo oceánico en el Jurásico (hace 170 millones de años). Estos restos fueron hallados en un afloramiento de lavas submarinas que hay en el límite provincial entre Jaén y Granada, concretamente entre Noalejo y Campotéjar, y aportan nuevos datos sobre el estudio de este entorno que en el pasado fue un fondo marino con actividad volcánica.

El paleontólogo Matías Reolid y la mineralogista María Isabel Abad son los científicos responsables de este hallazgo y explican que este entorno volcánico es un lugar habitual de visita con los alumnos. “Es uno de los pocos afloramientos que tenemos en Andalucía de lavas submarinas, son los restos de una plataforma marina que según fue avanzando el Jurásico se fue rompiendo por una serie de fallas, algunas de las cuales favorecieron la salida de lavas en el fondo del mar, éstas tienen forma redondeada, por lo que se las denomina lavas almohadilladas”, detalla Reolid.

Los huecos que quedan entre estos cuerpos redondeados han sido ocupados por distintas composiciones minerales que siempre han llamado la atención de los investigadores. Es concretamente en unos minerales verdes que ocupan estos huecos donde los expertos de la UJA han hallado los restos fósiles de los microbios. “Estas mineralizaciones verdes siempre llaman la atención de los estudiantes, pero curiosamente nadie antes las había analizado desde el punto de visto petrográfico, mineralógico o químico”, señala Mª Isabel Abad. Las muestras analizadas revelaron que se trataba de una mica verde, glauconita, y que ésta contenía filamentos muy finos formados por comunidades microbianas del Jurásico.

La relevancia del hallazgo radica en que la composición mineralógica y el contexto ambiental en el que fueron hallados estos restos indica que había circulación de fluidos hidrotermales (de entre 100 y 200ºC) vinculada a la actividad volcánica del entorno. Reolid añade que “no es habitual encontrar este tipo de fósiles y, menos aún, preservados en glauconita”.

Se trata de un grupo de microbios de tipo extremófilo (quimiosintéticos), es decir que habitan en lugares de condiciones extremas como puede ser un fondo marino profundo, carente de luz y asociados a fluidos hidrotermales. El siguiente paso, según explica la investigadora, es analizar la composición isotópica del oxígeno de estas mineralizaciones verdes para determinar con mayor precisión la temperatura que había cuando estos organismos estaban vivos. En conclusión, estas comunidades abren una nueva línea de investigación para profundizar en el conocimiento del pasado jurásico de nuestro entorno geológico.

Autor: Gabinete de Comunicación de la UJA (G.P.C.)


Share

Últimas publicaciones

Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo
Un estudio del CSIC revela que zorzales, codornices y pinzones son las especies de aves más propensas a tener garrapatas
Sevilla | 27 de mayo de 2024

Un nuevo estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana – CSIC ha analizado la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años. Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas. Los resultados de este trabajo se han publicado en la revista One Health.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido