VOLVER

Share

Imprimen por primera vez una imagen 3D con nanopartículas de oro con aplicaciones en la industria farmacéutica

Esta investigación de la Universidad de Sevilla se centra en la técnica conocida como ‘Inkjet Printing’. Ofrece ventajas tales como su alta resolución y la posibilidad que presenta para imprimir más de un material en el mismo proceso de impresión. Mediante esta técnica, los científicos se han propuesto la fabricación de sistemas que pudieran ser potencialmente usados como biosensores personalizados basados en la conductividad y biocompatibilidad del oro.

Fuente: Universidad de Sevilla


Sevilla |
08 de enero de 2020

Investigadores de la Universidad de Sevilla, en colaboración con la Universidad de Nothingham, han logrado crear la primera imagen de nanoparticulas de oro estabilizadas con sistemas biodegradables y biocompatibles que han sido obtenidas con técnicas de impresión 3D. La imagen elegida para esta prueba ha sido el logo de la US.

Logo de la US empleado como prueba de la primera imagen de nanoparticulas de oro obtenidas con técnicas de impresión 3D.

El logro podrá tener aplicaciones en la industria farmacéutica, como la preparación de biosensores biocompatibles basados en oro, que ya han demostrado ser eficaces en la detección de células cancerígenas y biomarcadores tumorales, entre otros. En los últimos años, la fabricación aditiva, también conocida comúnmente como impresión 3D, ha sido reconocida como la tecnología ideal para aplicaciones que requieran geometrías intrincadas o personalización. Su fabricación basada en capas reduciría los costos generales de fabricación de lotes pequeños, en comparación con los métodos de producción tradicionales. Esto ha llamado la atención de la industria farmacéutica, que ha encontrado en esta tecnología una puerta a la personalización total de los tratamientos.

La investigación se centra en la técnica conocida como Inkjet Printing. Esta ofrece ventajas tales como su alta resolución y la posibilidad que presenta para imprimir más de un material en el mismo proceso de impresión. Mediante esta técnica, los investigadores se han propuesto la fabricación de sistemas que pudieran ser potencialmente usados como biosensores personalizados basados en la conductividad y biocompatibilidad del oro.

En la actualidad, las tintas de oro existentes para Inkjet Printing están basadas en nanopartículas de este metal, pero son altamente inestables, ya que se aglomeran con facilidad, y son difíciles de imprimir. Por ello, el desarrollo inicial de tintas de oro estables en el tiempo y de fácil impresión se hace indispensable.

El equipo, liderado por la profesora Ana Alcudia Cruz, del Departamento de Química Orgánica y Farmacéutica de la Facultad de Farmacia de la US, en colaboración con el grupo del profesor Rafael Prado Gotor, del Departamento de Química Física de la Facultad de Química de la US, y el del profesor Ricky Wilman, de la Universidad de Nottingham (Reino Unido), han logrado por primera vez utilizar polímeros  (poliuretanos) con estructura denominada peine, desarrollados por ellos mismos, para generar nanopartículas de oro de pequeño tamaño con una altísima estabilidad comprobada en el tiempo.

Para ello, se prepararon varios polímeros, a partir de arabinosa, un azúcar de fácil adquisición en la naturaleza y que le confiere al material desarrollado total biocompatibilidad y biodegradabilidad, evitándose así residuos contaminantes generados por los polímeros tradicionales derivados del petróleo.

Por primera vez se han usado este tipo de polímeros como estabilizantes para la preparación de nanopartículas de oro. Estas nanopartículas, obtenidas a partir de tres poliuretanos diferentemente funcionalizados químicamente, demostraron ser suficientemente pequeñas (máximo 10 nm) para poder ser impresas en Inkjet Printing y estables durante, al menos, un período de 6 meses. Una vez testada la printabilidad de cada tinta, se seleccionó aquella que mostró mejor balance de propiedades y se imprimió con ella el logo de nuestra Universidad. En la imagen, obtenida por TOFF-SIMS, se puede observar el oro (en amarillo), que forma la silueta del logo, sobre un fondo polimérico (en azul). Esta es la primera imagen de nanoparticulas de oro estabilizadas con sistemas biodegradables y biocompatibles que han sido logradas con técnicas de impresión 3D.


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido