VOLVER

Share

Inician un proyecto participativo de ciencia ciudadana para catalogar la biodiversidad del campus de la Universidad Pablo de Olavide

Esta iniciativa permite la interacción de naturalistas aficionados y profesionales y que genera datos científicos que pueden ser usados por la comunidad investigadora. Así, el proyecto ‘Biodiversidad de la Universidad Pablo de Olavide’ se desarrolla dentro de iNaturalist, una plataforma que permite a cualquier persona aportar datos científicos mediante observaciones de seres vivos, contribuyendo de esta manera a la generación de conocimiento y conciencia ambiental en la ciudadanía.

Fuente: Universidad Pablo de Olavide


Sevilla |
06 de abril de 2021

Con el objetivo de mejorar el conocimiento, difundir y poner en valor el valioso patrimonio ambiental de la Universidad Pablo de Olavide de cara a su correcta gestión y conservación, los investigadores del Área de Botánica Santiago Martín Bravo y José Ignacio Márquez Corro han puesto en marcha un proyecto para inventariar la biodiversidad del Campus en el que puede participar cualquier persona interesada.

Se trata de una iniciativa participativa de ciencia ciudadana que permite la interacción de naturalistas aficionados y profesionales y que genera datos científicos que pueden ser usados por la comunidad investigadora. Así, el proyecto ‘Biodiversidad de la Universidad Pablo de Olavide’ se desarrolla dentro de iNaturalist, una plataforma que permite a cualquier persona aportar datos científicos mediante observaciones de seres vivos, contribuyendo de esta manera a la generación de conocimiento y conciencia ambiental en la ciudadanía.

Salsifí (Tragopogon porrifolius).

La Universidad Pablo de Olavide cuenta con uno de los campus más biodiversos de España, y, a pesar de situarse en las cercanías de una gran ciudad como Sevilla, cuenta con una sorprendente variedad de especies silvestres de flora y fauna.

“El Campus de la UPO se encuentra completamente incluido en el área metropolitana de Sevilla, en un entorno fuertemente antropizado, lo cual lógicamente condiciona la biodiversidad que alberga. Aunque hay un predominio de especies asociadas a terrenos alterados por la acción humana (en el caso de las plantas, especies nitrófilas, ruderales y arvenses, a menudo injustamente denominadas «malas hierbas»), nuestro campus aún sigue albergando un número sorprendentemente alto de especies interesantes, ya sea por su rareza, amenaza o distribución (endemismos de área restringida)”, argumenta el investigador Santiago Martín Bravo.

Durillo (Viburnum tinus).

Platas silvestres, plantas ornamentales, aves y resto de fauna son los cuatro subproyectos para inventariar a los distintos grupos de seres vivos. El proceso de catalogación es muy sencillo: cualquier persona, con solo disponer de un teléfono móvil con cámara o una cámara de fotos, puede convertirse en científico aportando sus observaciones de biodiversidad mediante una aplicación totalmente gratuita.

Mantis Ibérica (Apteromantis áptera) © Jorge Sereno.
No es necesario conocimiento previo alguno de las especies que se observan. Basta con tomar fotos de cualquier organismo vivo y registrarlas mediante la aplicación (teléfono móvil o página web), donde la especie en cuestión será identificada de manera cooperativa por la comunidad de usuarios. Una vez la identidad de la observación esté confirmada, constituirá un dato científico de calidad contrastada que quedará automáticamente incorporado al sistema global de información de biodiversidad (GBIF), pudiendo ser utilizado por la comunidad científica para investigaciones en biología, ecología, conservación, taxonomía, etc.

Hasta la fecha, en tan solo unos meses desde su creación en noviembre de 2020, se han realizado casi 500 observaciones que han supuesto el inventariado de un total de 165 especies de plantas silvestres, siendo el salsifí, la malva común y la orquídea abejorro las más observadas, y un total de 82 especies de plantas ornamentales, entre las que destacan durillo, liquidámbar y ciruelo de Natal, plantas que están siendo inventariadas con la colaboración de Francisco José Fernández Martín, coordinador de Política Ambiental de la UPO. Respecto a la fauna, se han registrado 54 especies, siendo la mantis ibérica, el caracol europeo de jardín y la procesionaria del pino las más observadas. Finalmente, la focha común, el morito y el gorrión doméstico están entre las aves más vistas de entre las 16 especies registradas hasta la fecha. En este sentido, el investigador José Ignacio Márquez Corro recuerda que “estos números son aún poco representativos de la biodiversidad real de la UPO porque el proyecto no ha hecho más que empezar y aún queda mucho por observar y catalogar, por lo que animamos a toda la comunidad universitaria y naturalistas aficionados a participar”.

Semana de la Biodiversidad en la UPO

Por otro lado, desde hoy lunes día 5 hasta el 10 de abril se celebrará en la Universidad Pablo de Olavide la Semana de la Biodiversidad, en la que se desarrollarán dos eventos promovidos desde la Delegación del Rector para Campus Sostenible y coordinados desde el Proyecto Campus de Excelencia Internacional de Medio Ambiente, Biodiversidad y Cambio Global (CEI CamBio).

Mantis Ibérica (Apteromantis áptera) © Jorge Sereno.

El primero de ellos, organizado por Ecologistas en Acción, es una exposición itinerante denominada ‘Sin biodiversidad no hay vida’, que se podrá visitar de manera gratuita en la sala de exposiciones de la Biblioteca desde el hoy lunes hasta el viernes 9 de abril, en horario de 9:00 y 14:30 horas. El sábado 10 de abril, y en horario de mañana, se podrá visitar en la zona ajardinada de los edificios 22, 23 y 24.  Con esta exposición, que la organización ecologista está mostrando por todo el territorio nacional, se pretende concienciar sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad a una sociedad civil que, en general, desconoce la magnitud del problema, y reclamar a las administraciones públicas la adopción de medidas contundentes para actuar contra la pérdida de biodiversidad. Se ha elegido el lema ‘Sin Biodiversidad no hay vida’ para dar a conocer la importancia de frenar la pérdida de biodiversidad y la degradación de los servicios ecosistémicos.

En segundo lugar, y coorganizado por la UPO y Observation.org, el sábado 10 de abril se celebrará el I Bioblitz de la UPO, un evento que se centra en localizar e identificar tantas especies como sea posible en el campus, durante un periodo corto de tiempo. En otras palabras, se trata de realizar un censo de biodiversidad en el que participarán numerosas personas de dentro y fuera de la comunidad universitaria. Para esta actividad se cuenta con la participación de 40 expertos de la propia universidad, la Estación Biológica de Doñana (CSIC), el Grupo Local de SEO-Sevilla, la Asociación Micológica Muscaria y la Sociedad Andaluza de Entomología, que se encargarán de guiar los distintos talleres que se celebrarán a lo largo de todo el día. Los resultados de este evento se podrán seguir en tiempo real a través de la página del bioblitz. Los datos de las especies identificadas los envían los participantes directamente por medio de las apps de Observation.org, al finalizar cada muestreo. Con posterioridad se podrán consultar en el informe de la actividad que se publicarán en Observation.org y en la página web del CEI Cambio.

Biomaratón de Flora Española

Por otro lado, la Sociedad Española de Botánica (SEBOT) celebra del 21 al 23 de mayo el primer Biomaratón de Flora Española, a través de la plataforma iNaturalist, coincidiendo con la semana en que se celebra el Día Internacional de la Fascinación por las Plantas. Con este Biomaratón se pretende, de manera lúdica y participativa, generar conocimiento y reivindicar la importancia de la investigación y catalogación de la biodiversidad de plantas, de las que tanto dependemos, y de las que aún queda tanto por descubrir.


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido