VOLVER

Share

Investigadores de la UAL hacen “ciencia a pie de pista” y dan al vóley herramientas para optimizar el rendimiento

Integrantes del ‘Sport Reseach Group’, docentes del Grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad de Almería, colaboran con el Club Voleibol Unicaja Costa de Almería para realizar un estudio con sus jugadores y publican el resultado en la prestigiosa revista internacional Sports Health: A Multidisciplinary Approach.

Fuente: Universidad de Almería


Almería |
21 de noviembre de 2023

Un claro ejemplo más de transferencia del conocimiento generado en la UAL hasta la sociedad es un estudio recientemente publicado al más alto nivel internacional y que abre el camino a una literatura científica más prolija centrada en el voleibol. Hasta ahora, han sido escasas las investigaciones dedicadas a esta modalidad deportiva pese a que, por sus características de juego y el tipo de entrenamiento que necesita, precisa de un avance continuado para la mejora del rendimiento. Precisamente eso es lo que han conseguido darle seis investigadores del ‘Sport Research Group’, todos ellos también docentes del Grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad de Almería, en colaboración con el Club Voleibol Unicaja Costa de Almería.

En concreto, han realizado un análisis de las capacidades neuromusculares máximas de dos plantillas de la entidad ‘ahorradora’, tal y como se la conoce en el voleibol nacional: la profesional, dotada de deportistas de élite, y la junior, de jugadores en formación. Este trabajo lleva por título ‘Assessing the Maximal Mechanical Capacities Through the Load-Velocity Relationship in Elite Versus Junior Male Volleyball Players’, y se ha dado a conocer entre la comunidad científica internacional en un artículo publicado en la prestigiosa revista Sports Health: A Multidisciplinary Approach. Está firmado por Andrés Baena, David Díez, Antonio García de Alcaraz, Alberto Soriano, Alejandro Pérez y Manuel Rodríguez.

Los investigadores de la Universidad de Almería que han participado en este proyecto.

Ha consistido en “hacer ciencia a pie de pista”, teniendo además carácter de continuidad porque, sobre la sólida base ya construida durante la temporada pasada se está trabajando en la presente temporada, ajustando más la aplicación para lograr una optimización mayor en el rendimiento de los jugadores. En ese sentido, los investigadores han querido agradecer “la predisposición absoluta y la permanente colaboración que han mostrado los integrantes del cuerpo técnico, Manolo Berenguel antes y Charly Carreño ahora como respectivos primeros entrenadores, y Pablo Ruiz, segundo entrenador en ambas campañas”. Han explicado que “los resultados revelan que se puede estimar las capacidades neuromusculares máximas a través de las variables mecánicas derivadas de la relación carga-velocidad (L-V) en ejercicios de miembros superiores e inferiores, discriminando entre diferentes niveles de rendimiento”.

Han puesto muy en valor que “estas variables mecánicas obtenidas a través de este novedoso y sencillo método están vinculadas al rendimiento específico en voleibol”, detallando que “la motivación de este trabajo surge a partir de la necesidad de generar nuevos métodos de evaluación y optimización del rendimiento deportivo en general”, y más en esta modalidad. Así, “hasta la fecha se han publicado investigaciones en las que se analizaba la relación fuerza-velocidad para estimar las capacidades mecánicas máximas de los músculos para producir fuerza, velocidad y potencia”. Incluso el propio CTS-1024 ‘Sport Research Group’ “ha publicado varios trabajos analizando estas capacidades y las acciones más determinantes del rendimiento en vóley”.

Niveles de rendimiento

Sobre la discriminación entre diferentes niveles de rendimiento, el estudio demuestra que “los atletas de mayor nivel de rendimiento competitivo, jugadores de élite, mostraron una relación L-V más robusta y un mejor rendimiento en las acciones específicas de este deporte en comparación con los de menor nivel”. Además, “se encontró que estas variables L-V se correlacionan significativamente con la altura de los saltos y la velocidad de los remates en los jugadores de mayor nivel”. Esto lo que sugiere es que “la evaluación de la relación L-V puede ser una herramienta práctica para medir las capacidades mecánicas máximas en jugadores de voleibol, siendo útil para diseñar programas de entrenamiento más efectivos”. La toma de mediciones se efectuó en el laboratorio del grupo, situada en el Pabellón de la Universidad de Almería, y sobre la pista del Pabellón Moisés Ruiz, en varios casos con utilización de balón en plena acción de juego.

En todo caso, han querido dejar claro que “es importante destacar que estos datos no deben aplicarse de manera intercambiable entre diferentes niveles de rendimiento o en diferentes ejercicios”, y que este hallazgo “puede ser valioso para los entrenadores de fuerza y preparadores físicos, permitiéndoles diseñar programas específicos que desarrollen las capacidades físicas necesarias para que los jugadores optimicen su rendimiento”. Por lo tanto, “este estudio pone de manifiesto cómo se puede estimar las capacidades neuromusculares máximas con una herramienta práctica y factible: a través de la relación carga-velocidad (L-V)”. Dicha relación “puede ser evaluada fácilmente en diferentes ejercicios a través de un encoders o transductor lineal de posición, algo cada vez más accesible a cualquier entrenador o preparador físico”. Estas capacidades mecánicas derivadas “tienen relación con el rendimiento específico y el nivel competitivo de los jugadores, y por tanto sería de gran utilidad para monitorizar el rendimiento, identificación de talentos en jóvenes jugadores y optimizar los programas de entrenamiento”.

Desde este grupo de investigadores se ha precisado que “la fiabilidad, es decir, la ‘reproducibilidad’ de los resultados cuando se repite la medición, y la validez, es decir, la capacidad para medir lo que se pretende medir con exactitud y precisión’, dentro de los parámetros derivados de la relación fuerza-velocidad, se ha cuestionado ampliamente dentro de las Ciencias del Deporte, por las dificultades que entrañan a nivel práctico, a pie de pista”. Así, hablan de su “intento de hacer ciencia accesible para el entrenador” y, como solución a esta problemática, “se ha propuesto la determinación de las capacidades neuromusculares máximas a través de la relación carga-velocidad en lugar de la relación fuerza-velocidad, método validado recientemente en la literatura por uno de los miembros de nuestro grupo y referente internacional en esta temática, el doctor Alejandro Pérez”.


Share

Últimas publicaciones

Diseñan una app que incentiva la práctica de actividad física con retos diarios para jóvenes
Sevilla | 16 de junio de 2024

Un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla ha creado ‘LevantApp’, una aplicación informática para móviles que evalúa el ejercicio, el sedentarismo, el sueño y los hábitos de vida saludables. Esta herramienta persigue, a partir del aprendizaje basado en el juego, motivar a los usuarios para mejorar su estilo de vida, demostrando su eficacia para incrementar la realización de ejercicio físico.

Sigue leyendo
Un estudio del CSIC identifica un grupo de pequeñas moléculas necesarias para la determinación del sexo en mamíferos
Sevilla | 14 de junio de 2024

Investigadores del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo y la Universidad de Granada demuestran por primera vez el papel determinante que juegan los microARNs en este proceso. El trabajo, publicado en ‘Nature Communications’, no solo revela un nuevo componente genético sino que puede aportar claves sobre alteraciones en el desarrollo sexual y la fertilidad.

Sigue leyendo
El proyecto ‘Ciencia sin Etiquetas’ acerca el conocimiento científico a más de 600 mayores y menores granadinos
Granada | 13 de junio de 2024

Un equipo de investigadores e investigadoras del Instituto de Parasitología y Biomedicina López-Neyra (IPBLN) lidera esta iniciativa que ha explicado conceptos científicos y el origen de las enfermedades a colectivos vulnerables de la ciudad. El proyecto ha contado con la colaboración de la Fundación Descubre y el Ayuntamiento de Granada y con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, perteneciente al Ministerio de Ciencia e Innovación, y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido