VOLVER

Share

LA ONUBENSE DISEÑA UN TEST MOLECULAR PARA DETERMINAR LAS PROPIEDADES DEL AGUA Y LOS HIDROCARBUROS


28 de marzo de 2011

Fuente: InnovaPress

 

Investigadores del grupo Física de Líquidos Complejos de la Universidad de Huelva han diseñado fórmulas matemáticas para conocer- mediante técnicas de simulación molecular- la tensión superficial de fluidos como el agua o hidrocarburos. Este algoritmo tendrá aplicaciones directas para la industria y la biología. Así, será útil para explicar procesos biológicos como la fagocitosis (proceso mediante el cual una célula especializada, macrófago, se une a un microorganismo) o el intercambio de proteínas a partir de la membrana celular.

La tensión superficial surge de las interacciones intramoleculares que tienden a retener a una molécula en el seno de un líquido. Por ejemplo, en el caso del insecto que es capaz de posarse en el agua sin hundirse o el de la aguja de acero que se mantiene a flote.

El grupo del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Huelva, dirigido por Felipe Jiménez, en colaboración con investigadores del Imperial College London, ha propuesto un nuevo método de simulación molecular denominado Test Area. El objetivo es conocer la tensión interfacial de sistemas complejos, es decir, aquellos que varían en sus propiedades intensivas (peso, dureza, solubilidad) como interfases entre fases fluidas, absorción de fluidos en medios confinados o estructuras porosas.

Conocer cómo interaccionan las distintas moléculas y saber cómo responderán ante nuevas densidades o materiales, permitirá optimizar procesos químicos o diseñar nuevos materiales más limpios reduciendo de este modo el coste. A través de esta técnica «podemos modificar las características microscópicas de un material, y mejorar por ejemplo la adsorción, clave en el diseño de nuevos métodos de separación que no hagan uso de disolventes como ocurre en la separación de metano y dióxido de carbono procedente del gas natural», ejemplifica Felipe Jiménez.

Cuando no se pueden resolver problemas a partir de los métodos analíticos, los físicos recurren a operaciones matemáticas para tratar de simular el comportamiento microscópico de sistemas macroscópicos. Por ello, los miembros del grupo de investigación de la UHU han propuesto el denominado Test Area, que consistente en «una técnica numérica para determinar la tensión superficial entre fases fluidas (líquido en equilibrio con su vapor o líquido-líquido) mediante simulación Monte Carlo o de Dinámica Molecular», explica el investigador de Física Aplicada, Felipe Jiménez Blas.

Este método es otro de tantos propuestos durante las últimas décadas en el contexto de la simulación molecular y que permite reproducir el comportamiento de casos reales por medio de un programa informático, en este caso se reproduce el comportamiento de sustancias en contacto con otras sustancias (polímeros con líquidos, materiales gaseosos con porosos, etcétera).

La tensión interfacial

La tensión interfacial es una propiedad clave para entender cómo se mezclan unas sustancias con otras y determina en gran medida por qué se produce una mezcla homogénea al mezclarse con unos elementos y por qué se forma una inhomogénea al mezclarse con otros. Investigadores de la UHU, en colaboración con la Universidad Complutense se Madrid, han publicado recientemente un artículo científico en el que han determinado la tensión superficial del agua mediante el uso del Test Area de diferentes modelos microscópicos de agua. «Había mucha controversia en la literatura para conocer cuál era el modelo más apropiado para definir las propiedades interfaciales del agua y nuestro grupo en colaboración con la UCM las ha publicado en la revista The Journal of Chemical Physics, afirma el científico onubense».

En trabajos anteriores, los expertos han desarrollado nuevas técnicas específicas de simulación molecular que permite la caracterización de propiedades de sistemas que implican dos fases fluidas (por ejemplo la interfase entre dos líquidos que no se pueden mezclar como el agua y el aceite) o la interfase entre un líquido y su vapor o un líquido en contacto con una superficie sólida.

Asimismo, estos científicos de la Universidad de Huelva han determinado las propiedades interfaciales de cadenas moleculares lineales sencillas, como son los hidrocarburos, y a partir de ahí, han podido extrapolar los resultados a cadenas más complejas, como hidrocarburos ramificados. «De este modo es posible entender cómo la estructura molecular de un compuesto determina las propiedades interfaciales de hidrocarburos líquidos en coexistencia con su vapor. Esto se podía llevar a cabo antes, pero no de un modo tan directo y sencillo como ahora y gracias a la metodología del Test Area», argumenta el responsable del proyecto, Felipe Jiménez Blas.


Share

Últimas publicaciones

Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo
Un estudio del CSIC revela que zorzales, codornices y pinzones son las especies de aves más propensas a tener garrapatas
Sevilla | 27 de mayo de 2024

Un nuevo estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana – CSIC ha analizado la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años. Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas. Los resultados de este trabajo se han publicado en la revista One Health.

Sigue leyendo
Una nueva investigación liderada por la Universidad de Córdoba desvela que las cianobacterias marinas se comunican
Córdoba | 27 de mayo de 2024

La revista Science Advances acaba de publicar una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido