VOLVER

Share

Un estudio advierte del bajo conocimiento de los estudiantes universitarios sobre Evolución

La teoría de la evolución es considerada por muchos académicos como uno de los mayores logros en la historia intelectual de la humanidad, aun cuando ha presentado resistencia. Un estudio realizado por 10 universidades españolas, en el que participa la Universidad de Granada, ha medido la aceptación y el grado de conocimiento entre estudiantes universitarios. Los resultados demuestran que, si bien la aceptación de esta teoría entre los estudiantes demostró ser relativamente alta (87,2%), es preocupante el bajo conocimiento que tienen sobre ella: una nota de 5,4 sobre 10.

Fuente: Universidad de Granada


Granada |
22 de septiembre de 2020

La teoría de la evolución es considerada por muchos académicos como uno de los mayores logros en la historia intelectual de la humanidad, aun cuando ha presentado resistencia. Un estudio realizado por 10 universidades españolas, en el que participa la Universidad de Granada (UGR), ha medido la aceptación y el grado de conocimiento entre estudiantes universitarios. Los resultados demuestran que, si bien la aceptación de esta teoría entre los estudiantes demostró ser relativamente alta (87,2%), es preocupante el bajo conocimiento que tienen sobre ella: una nota de 5,4 sobre 10.

El análisis fue realizado entre estudiantes universitarios de tercer año en cuatro carreras distintas: Biología, Inglés, Historia y Química. Coordinado por la Universidad de la Coruña y la Universidad de Vigo, tuvo alcance nacional con la participación de otras instituciones como UGR, Universidad Autónoma de Madrid, Universitat de València y Universitat de les Illes Balears. Los resultados fueron publicados recientemente en la revista PLOS ONE.

Miguel Botella, catedrático emérito del departamento de Medicina Legal, Toxicología y Antropología Física de la UGR, es uno de los participantes del análisis. Con preocupación, comenta que en este estudio se han visto “gravísimas carencias, incluso en estudiantes de biología en donde el grado de conocimiento también es relativamente bajo”.

El académico explica que la teoría de la evolución es la que establece el cambio permanente en la naturaleza de todos los seres vivos, siendo la vertiente darwiniana la que la explica mediante el mecanismo de selección, y tiene mayor predicamento en la sociedad. Ese concepto de que no hay estabilidad y de que los seres vivos cambian, fue adoptado también por distintas áreas como la filosofía, la medicina y las ciencias políticas y sociales.

Si bien para Botella es relativamente entendible que carreras como Inglés o Historia manejen un bajo conocimiento sobre la Teoría de la Evolución, su sorpresa está en que los estudiantes de Biología en promedio hayan obtenido 6,5 puntos sobre 10. “La evolución es la columna vertebral de la Biología, es el concepto sobre el cual se van a impartir los otros conocimientos. Entonces vemos que es necesario profundizar sobre la teoría de la evolución en toda la carrera y, por supuesto, antes incluso de entrar a la universidad”, comenta el investigador.

Aceptación y saber

En el estudio se aplicaron cuestionarios con dos medidas de análisis. La primera fue la Medida de Aceptación de la Teoría de la Evolución (MATE), que mide si la persona adhiere a la teoría, y la segunda fue el Examen de Conocimiento de Evolución (siglas en inglés, KEE) que mide el saber sobre el tema.

Con respecto a la aceptación, el resultado fue relativamente alto con un promedio de 87,2%. Respecto a las resistencias, los investigadores esperaban encontrar una causa en la religiosidad, pero su influencia fue menor de lo que suponían. “La religiosidad ha tenido influencia, pero no tanto como se esperaba. La influencia más importante a mi parecer es la falta de formación sobre evolución, tanto en enseñanza media como en superior”, comenta Botella.

El examen sobre conocimiento KEE arrojó como promedio un resultado de 5,4 sobre 10, “aprobados con lo justo”, según califica el académico. Si se ordenan las carreras analizadas de mayor a menor puntaje, serían Biología, Química, Historia e Inglés, un resultado hasta cierto punto esperado por el contenido de cada carrera.

De todos modos, Botella considera que “el estudiante de biología conoce poco de evolución respecto a lo que debería. Durante muchos años no se ha impartido una asignatura de Evolución, desde hace poco en Granada tenemos una, y ahora están empezando otras universidades”. Además, considera que también “es necesario mejorar la formación del profesorado”.

“Entender la evolución es comprender el mundo en general. Hoy no se entiende el mundo actual sin conceptos como competitividad y selección de los mejores, que son típicas de la evolución”, concluye Botella.

Referencia bibliográfica: 

Autores: Juan Gefaell, Tamara Prieto, Mohamed Abdelaziz, Inés Álvarez, Josefa Antón, Juan Arroyo, Jose L. Bella, Miguel Botella, Anxela Bugallo, Vicente Claramonte, José Gijón, Emilio Lizarte, Rosa M. Maroto, Manuel Megías, Borja Milá, Cori Ramón, Marta Vila, Emilio Rolán-Alvarez. ‘Acceptance and knowledge of evolutionary theory among third-year university students in Spain’. Plos ONE.

 


Share

Últimas publicaciones

Aplican algoritmos bioinspirados para ubicar las estaciones de bicicletas en la ciudad
Málaga | 28 de octubre de 2020

Un equipo investigador de la Universidad de Málaga ha diseñado un sistema basado en inteligencia artificial para que la red de aparcamientos de bicicletas se distribuya de forma óptima por los barrios, con el resultado de un mapa guía al servicio de los gestores de estos núcleos urbanos.

Sigue leyendo
Un modelo matemático facilita la gestión de inventarios en la cadena de suministro de alimentos
Córdoba | 28 de octubre de 2020

Una investigación del proyecto Diverfarming, en el que participa la Universidad de Córdoba, integra los recursos de transporte y la gestión de inventarios en un modelo que busca la eficiencia económica y evitar el desabastecimiento.

Sigue leyendo
El desierto de Atacama era mucho más húmedo hace cien mil años
Sevilla | 28 de octubre de 2020

La acumulación de sedimentos en este entorno ofrece un archivo cronológico de millones de años que permite estudiar mejor la evolución de la tierra. Es el trabajo realizado por el Centro de Investigación, Tecnología e Innovación de la Universidad de Sevilla (CITIUS), donde trata de entender la evolución del paisaje y su relación con variaciones climáticas a partir del análisis de los sedimentos hallados.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar