VOLVER

Share

Un estudio de la UGR revela la preocupación de los europeos por el coronavirus mucho antes de que los gobiernos reaccionaran

Un trabajo realizado por la Universidad de Granada pone de manifiesto que la ciudadanía de España, Italia, Alemania y Reino Unido mostró su preocupación por el coronavirus mucho antes de que sus respectivos gobiernos declararan oficialmente el estado de alarma, ya que buscaban en Google el término ‘coronavirus’ de forma masiva desde el 2 de enero.

Fuente: Universidad de Granada


Granada |
06 de mayo de 2020

Los ciudadanos de España, Italia, Alemania y Reino Unido mostraron su preocupación por el coronavirus mucho antes de que sus respectivos gobiernos declararan oficialmente el estado de alarma, ya que buscaban en Google el término ‘coronavirus’ de forma masiva desde el 2 de enero.

El estudio ha analizado las búsquedas realizadas en Google Trends del 2 de enero al 30 de marzo en cuatro países europeos, entre ellos España.

Así se desprende de un informe elaborado por Cristóbal Lozano, profesor de Lingüística Inglesa Aplicada y miembro de la Unidad Científica de Excelencia “IberLab: Crítica, Lenguas y Culturas en Iberoamérica” de la Universidad de Granada (UGR), en el que ha analizado las búsquedas que realizaban los ciudadanos de estos cuatro países europeos desde el 2 de enero hasta el 30 de marzo utilizando para ello la herramienta Google Trends (https://trends.google.com/).

En este trabajo, el lingüista de la UGR ha estudiado qué búsquedas hacían los ciudadanos de España, Italia, Alemania y Reino Unido antes de que sus respectivos gobiernos declararan medidas sociales de distanciamiento o aislamiento, que ha denominado ‘estado de alarma’ en términos generales (aunque el grado de alarma varía de país a país: estado de alarma en España e Italia, distanciamiento social en Alemania, lockdown en Reino Unido).

Cristóbal Lozano, investigador de la UGR y responsable del estudio.

“Aunque los factores que explican estos datos son múltiples y complejos, si nos atenemos a los dos factores investigados (interés por las búsquedas de ‘coronavirus’ en Google y declaraciones oficiales), en todos los casos observamos un incremento en la popularidad de las búsquedas antes del reconocimiento oficial. En concreto, el incremento fue leve antes de la declaración de la OMS, pero fue muy acentuado antes de las declaraciones oficiales en cada país. Por tanto, los ciudadanos se preocupan antes de que las autoridades reconozcan el problema”, destaca Lozano.

Búsquedas en Google

Hoy en día nuestra fuente de información más inmediata (aunque no necesariamente la más fiable) son las búsquedas en Google, que reflejan los intereses de la población, y a menudo sus preocupaciones y miedos. Si analizamos las tendencias de búsqueda en Google por parte de nuestros vecinos europeos (Italia, Alemania y Reino Unido), observaremos cómo la alarma ante el coronavirus se ha disparado en la población antes de que se declarase oficialmente.

Hasta finales de enero, el término ‘coronavirus’ o bien no existía en el vocabulario de los italianos o bien aún no había sido buscado en Google, o bien ambas cosas. “Inmediatamente, vemos una tendencia ascendente, alcanzándose un ligero pico de 22 puntos el 31 de enero (fecha de declaración del estado de alarma por la OMS, aunque sólo había 2 contagios confirmados en Italia en esas fechas)”. Después, las búsquedas de ‘coronavirus’ sufrieron una bajada y posterior estabilización hasta sufrir un potente repunte a partir del 20 de febrero, alcanzando su cénit (100) tres días más tarde, el 23 de febrero, fecha oficial de la declaración del estado de emergencia en Italia, aunque ya la situación era desbordante en este país y empezaba a ser preocupante en sus vecinos europeos.

Búsquedas realizadas por la ciudadanía italiana.

A finales de enero, antes de la declaración de la OMS, los españoles también comenzamos a escamarnos y a buscar en Google ese nuevo término, ‘coronavirus’, aunque con menos asiduidad que los italianos, observando un pico de ‘joroba’ de camello por las mismas fechas en las que los italianos estaban ya alarmados (del 21 al 25 de enero). Tras un periodo de valle, empezamos a alarmarnos a finales de febrero (cénit de los italianos) y desde el día 8 de marzo (26 puntos) la alarma ciudadana se aceleró hasta el cénit del 12 de marzo (100 puntos). La declaración oficial del estado de alarma vino poco más tarde, el 14 de marzo, fecha a partir de la cual las búsquedas en Google aminoraron.

Búsquedas realizadas en España.

En el caso de nuestros vecinos germanos, el investigador de la UGR señala que “los europeos mediterráneos tenemos a nuestros vecinos alemanes como previsores, cosa que puede ser cierta, dado que antes de la declaración de la OMS (31 enero), los alemanes mostraron un repunte de búsquedas del término en Google, desde el 22 al 28 de enero”.Tras un descenso y periodo de valle, los germanos alcanzaron un primer pico entre el 26-28 febrero (al igual que los españoles y cénit de los italianos) y, tras un descenso, alcanzaron un segundo pico del 13-15 de marzo (fecha del estado de alarma en España). El estado oficial de distanciamiento social en Alemania ocurrió días más tarde (el 21 de marzo).

Búsquedas realizadas por la ciudadanía alemana.

En el caso de los británicos, el estudio señala que también mostraron una ligera preocupación por el asunto a finales de enero, como el resto de sus vecinos europeos, y desde el día 23 de febrero, al igual que sus vecinos, comienzan a buscar el término masivamente hasta alcanzar un quasi-cénit el 12 de marzo (90 puntos, cf. los 100 puntos de los españoles), llegando al el cénit el 16 de marzo. Si bien los británicos confiaron inicialmente en la ‘herdimmunity’ o inmunidad de grupo (literalmente, ‘inmunidad de rebaño’), al final acabaron por decretar oficialmente el lockdown días más tarde, el 23 de marzo.

Búsquedas realizadas por los ingleses.

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

El investigador de la UGR señala que el refranero español es sabio cuando afirma “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”. La cuestión es cómo medir quién ha puesto antes las barbas en remojo en nuestro país: ¿los ciudadanos o las autoridades?

“Nosotros hemos querido contestar esta pregunta, y para ello la lingüística de corpus y los ‘big data’ pueden ilustrarnos. Los lingüistas han usado durante varias décadas grandes bases de datos (los llamados corpus electrónicos) para investigar patrones en el lenguaje, tendencias en las palabras, etc. Ahora, los ‘big data’ y Google nos pueden informar sobre el recorte y remojo de barbas”, concluye Cristóbal Lozano.


Share

Últimas publicaciones

Más de 300 estudiantes se suman a la III Feria de la Ciencia de San Pedro de Alcántara (Málaga), que estrena formato virtual

La cita, organizada por el CEIP Al-Ándalus con el apoyo de la Tenencia Alcaldía de San Pedro de Alcántara del Ayuntamiento de Marbella, muestra a la ciudadanía los proyectos científicos de escolares. La muestra se integra desde el pasado año en la Red de Ferias de la Ciencia y la Innovación de Andalucía que promueve la Fundación Descubre, con financiación de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades.

Sigue leyendo
Cuantifican los compuestos fenólicos de más de 3.000 muestras de aceite
Córdoba | 17 de junio de 2021

El proyecto Aristoil, en el que participa la Universidad de Córdoba, ha establecido un decálogo de buenas prácticas para incrementar los polifenoles, compuestos ‘estrella’ del aceite de oliva virgen que contribuyen a sus propiedades saludables y antioxidantes.

Sigue leyendo
Utilizan como abono líquido el fósforo recuperado de ecosistemas acuáticos
Granada | 16 de junio de 2021

Una investigación ha demostrado que las plantas de melón, pepino y albahaca que se trataron con soluciones nutritivas con estos aportes crecieron más que las que solo se regaron con agua. Para ello, este equipo ha utilizado unos adsorbentes magnéticos que funcionan a modo de imán para la mejora de la calidad del agua de ecosistemas eutrofizados, esto es, con acumulación de nutrientes inorgánicos, como el fósforo o el nitrógeno, provenientes esencialmente de la acción humana.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete