VOLVER

Share

Aceite de oliva virgen extra para reducir los problemas vasculares de la diabetes

Fuente: Rosario Marín / Fundación Descubre


24 de octubre de 2016
Investigadores del grupo ‘Investigación traslacional en Enfermedad Cardiovascular’ de la Universidad de Málaga - integrados en Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA)

Investigadores del grupo ‘Investigación traslacional en Enfermedad Cardiovascular’ de la Universidad de Málaga – integrados en Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA)

Investigadores del grupo ‘Investigación traslacional en Enfermedad Cardiovascular’ de la Universidad de Málaga – integrados en Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA) – en colaboración con el grupo de investigación ‘Biotecnología de alimentos: Pared Celular’, del Instituto de la Grasa (CSIC), han demostrado que el consumo diario de hidroxitirosol, un polifenol presente en el aceite de oliva virgen extra, minimiza o incluso, podría evitar, los problemas vasculares vinculados a la diabetes mellitus. Los ensayos se han comprobado en ratas a las que se las había inducido esta patología.

La novedad de este estudio, publicado en la revista Journal of Nutritional Biochemistry bajo el nombre ‘Effects of hydroxytyrosol on cardiovascular biomarkers in experimental diabetes mellitus’, radica en comprobar que la ingesta continua de hidroxitirosol en dosis bajas, entre 0,5  y 2,5 miligramos, son suficientes para que se produzca una disminución de la inflamación vascular o vasculopatías vinculada a la diabetes mellitus.

Esta sustancia se puede ingerir a través del aceite de oliva virgen extra. Para apreciar los beneficios, es necesario tomarlo en crudo y en cantidades diarias de entre 30 y 40 mililitros, lo que equivale a unas 3 cucharadas soperas aproximadamente. “La clave para aminorar o evitar la aparición de la enfermedad vascular diabética es aplicar este componente desde que se diagnostica la patología, ya que no se trata de que los síntomas se puedan revertir una vez producidos, sino aminorar y provocar que la progresión sea menor”, explica a la Fundación Descubre José Antonio González-Correa, uno de los investigadores responsables del estudio de la Universidad de Málaga.

El hidroxitirosol es un tipo de compuesto fenólico con elevada capacidad antioxidante, que se encuentra de forma natural en el aceite de oliva y la aceituna. Estudios anteriores apuntan que posee diversos efectos biológicos, entre los que destacan, el descenso en el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, la prevención frente a la aparición de ciertos de tipos de cáncer, así como propiedades antiinflamatorias y antiinfecciosas.

Aceite de oliva

Aceite de oliva

El principal objetivo de este trabajo, financiado en parte por la Fundación Progreso y Salud de la Junta de Andalucía y por el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO), ha sido determinar la influencia de distintas dosis de hidroxitirosol – administrado por vía oral – sobre biomarcadores de inflamación cardiovascular. “Específicamente, se han estudiado los relacionados con  los proceso de daño oxidativo, asociados a una toxicidad o muerte celular e involucrados en la vasculopatía diabética y enfermedad de los vasos sanguíneos”, matiza González-Correa.

Modelo de diabetes experimental 

Este estudio se ha realizado en un modelo experimental en ratas. Concretamente, se ha trabajado con 7 grupos de 10 ejemplares. Uno formado por animales no diabéticos, denominados controles. Otro compuesto por animales diabéticos a los que se les ha suministrado una solución salina. Otro de cinco de ratas diabéticas tratadas con distintas dosis de hidroxitirosol, para determinar la cantidad exacta a partir de la cual empieza a ser efectiva esta sustancia. Este último conjunto de animales controles enfermos han recibido ingestas de 0,5, 1, 2,5, 5 y 10 miligramos del polifenol. Teniendo en cuenta que una cucharadade postre tiene una capacidad de 5 miligramos, las cantidades que han recibido van desde la décima parte de una de cuchara pequeña, a dos de éstas.

“Hacemos una inducción de la diabetes para provocarles las patologías, pero que al mismo tiempo sean compatibles con la vida. Para ello, se les mantiene durante dos meses con cifras elevadas – entre los 250 y 400 mg/dL (miligramo por decilitro) – de glucosa en sangre, cuando los valores normales se sitúan en un rango entre los 70 – 120 mg/dL”, explica el investigador de la Universidad de Málaga.

Aceite de oliva

Aceite de oliva

Los resultados muestran que en el caso de animales diabéticos hay un incremento de los biomarcadores relacionado con la enfermedad vascular y una reducción de dos sustancias vasodilatadoras: óxido nítrico y prostaciclina. Esto provoca que los vasos sanguíneos se estrechen tanto que impidan o disminuyan la circulación de sangre a través de las arterias, con el consiguiente deterioro o incluso muerte de los tejidos orgánicos del cuerpo. Por el contrario, en las ratas que se trataron con hidroxitirosol se reducen esos biomarcadores de inflamación.

Prevalencia de la Diabetes 

Según los últimos datos publicados en el Atlas de la Diabetes (6ª edición 2014) de la Federación Internacional de la Diabetes (FID), la diabetes mellitus es una de las enfermedades más prevalentes en el mundo, con un porcentaje de prevalencia del 8,3, lo que equivale a un total de 387 millones de personas en el mundo afectadas por esta patología. La base del tratamiento de esta enfermedad consiste en mantener niveles de glucosa en sangre dentro de los límites que mantienen las personas no diabéticas (70 – 120 mg/dL). Cuando se mantienen niveles elevados o bajos de glucosa en sangre (hiperglucemias e hipoglucemias) prolongados en el tiempo pueden producirse una afectación de los vasos sanguíneos y vasculopatías.

Referencia: 

López-Villodres, Juan Antonio; Abdel-karim, Miriam; De La Cruz, José Pedro; Rodríguez-Pérez, María Dolores; Reyes, José Julio; Guzmán-Moscoso, Rocío; Rodríguez-Gutierrez, Guillermo; Fernández-Bolaños, Juan; González-Correa, José Antonio, Effects of hydroxytyrosolon cardiovascular biomarkers in experimental diabetes mellitus, Journal of Nutritional Biochemistry. http://dx.doi.org/10.1016/j.jnutbio.2016.07.015 

Imágenes: 

Investigadores del grupo ‘Investigación traslacional en Enfermedad Cardiovascular’ de la Universidad de Málaga – integrados en Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA)

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/30414834802/in/dateposted-public/

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/30414834812/in/dateposted-public/

Aceite de oliva:

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/30414834862/in/dateposted-public/

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/30414834912/in/dateposted-public/

Más información:

FUNDACIÓN DESCUBRE

Departamento de Comunicación

Teléfono: 954239422

e-mail: comunicacion@fundaciondescubre.es

 


Share

Últimas publicaciones

Desarrollan una aplicación que predice con precisión los cambios meteorológicos en plantas solares
Almería | 17 de septiembre de 2019

Investigadores de la Universidad de Almería han creado un software que determina la aparición de nubes de una manera mucho más exacta que las predicciones convencionales y permite reducir los impactos que sufren los receptores solares por la diferencia de temperatura. Además, ofrece datos más rigurosos sobre la producción eléctrica prevista, lo que permite a los operadores de las centrales termosolares una mejor planificación y gestión de la energía.

Sigue leyendo
Implementan un protocolo para la detección eficaz de la hipofosfatasia, una enfermedad ósea rara
Granada | 17 de septiembre de 2019

Los expertos, del grupo de Manuel Muñoz Torres en el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (Hospital Universitario San Cecilio), han descrito dos nuevas mutaciones genéticas asociadas a esta enfermedad, que se suele confundir con otras dolencias de los huesos. Extrapolando los datos de su estudio, estiman que entre 4.000 y 15.000 personas en España estarían sin diagnosticar.

Sigue leyendo
Un nuevo dispositivo es capaz de vehiculizar un fármaco a distintas zonas del tracto gastro-intestinal
Sevilla | 17 de septiembre de 2019

Denominado printfill, este mecanismo es capaz de llevar un medicamento a distintas zonas del tracto gastro-intestinal, es decir, transportar el principio activo en su interior con el fin de liberarlo en la zona en que se necesita su acción farmacológica. De esta forma, se reduce drásticamente los efectos adversos en otras partes del organismo y aumentando su eficacia.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar