VOLVER

Share

Descubren que los Neandertales incluían en su dieta habitual el consumo de palomas

Fuente: Universidad de Huelva


02 de septiembre de 2014

Profesores de la Universidad de Huelva participan en los trabajos de investigación que se desarrollan en las grandes cuevas de Gibraltar, como Gorham’s y Vanguard, unas cuevas que conservan un potente espesor de sedimentos que nos cuentan los hábitos y costumbres de los Neandertales, desde al menos cien mil años hasta su extinción hace unos treinta mil.

Se trata de un registro único que explica cómo se refugiaban y usaban estas cuevas, cómo recolectaban y consumían marisco, focas y otros mamíferos marinos, cómo cazaban grandes aves y las utilizaban para su adorno y tal vez simbolismo. Estos avances en el conocimiento de los Neandertales han sido publicados en las mejores revistas científicas y han supuesto novedades a nivel mundial. Todas estas investigaciones están dirigidas por el Gibraltar Museum, en colaboración con otros centros y equipos de investigación, entre el que se encuentra el que dirige el profesor Joaquín Rodríguez Vidal, del departamento de Geodinámica y Paleontología de la Universidad de Huelva.

Este verano las cuevas de Gibraltar han vuelto a poner en escena un nuevo descubrimiento sobre la vida y hábitos de esta especie humana ya extinta: Los Neandertales también incluían en su dieta habitual el consumo de palomas. Hasta ahora, la explotación sistemática de aves estaba considerada una práctica exclusiva de la conducta humana moderna y se había supuesto que los pájaros estaban fuera del alcance de las habilidades de los Neandertales. «Por esta razón, encontrar una explotación intensa, regular y sistemática de este tipo de aves es muy importante, ya que los acerca aún más a nuestros propios antepasados», declara Clive Finlayson, director del Museo de Gibraltar y coautor del estudio que publica la revista Nature Scientific Reports.

Este estudio demuestra que en la zona mediterránea, donde existe una gran diversidad de recursos, los Neandertales tenían una dieta regular variada y no exclusiva de mamíferos terrestres, como se ha sugerido durante mucho tiempo. A partir de estos resultados, los autores proponen que los Neandertales podrían haber tenido algunas habilidades similares a los humanos modernos, en cuanto a la obtención de alimentos.

Link de la publicación que es de libre descarga:

http://www.nature.com/srep/2014/140807/srep05971/full/srep05971.html


Share

Últimas publicaciones

Un estudio del CSIC identifica un grupo de pequeñas moléculas necesarias para la determinación del sexo en mamíferos
Sevilla | 14 de junio de 2024

Investigadores del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo y la Universidad de Granada demuestran por primera vez el papel determinante que juegan los microARNs en este proceso. El trabajo, publicado en ‘Nature Communications’, no solo revela un nuevo componente genético sino que puede aportar claves sobre alteraciones en el desarrollo sexual y la fertilidad.

Sigue leyendo
El proyecto ‘Ciencia sin Etiquetas’ acerca el conocimiento científico a más de 600 mayores y menores granadinos
Granada | 13 de junio de 2024

Un equipo de investigadores e investigadoras del Instituto de Parasitología y Biomedicina López-Neyra (IPBLN) lidera esta iniciativa que ha explicado conceptos científicos y el origen de las enfermedades a colectivos vulnerables de la ciudad. El proyecto ha contado con la colaboración de la Fundación Descubre y el Ayuntamiento de Granada y con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, perteneciente al Ministerio de Ciencia e Innovación, y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Sigue leyendo
Las hortalizas de los huertos urbanos andaluces no son peligrosas para la salud
Sevilla | 13 de junio de 2024

A pesar de que algunos de los suelos de estos huertos mostraron contaminación por elementos potencialmente contaminantes, un reciente estudio realizado por la Universidad de Sevilla y el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS), ha concluido que el riesgo potencial para la salud humana es mínimo. Una de las zonas estudiadas que más preocupaba por su toxicidad era el entorno minero de Riotinto, en Huelva.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido