VOLVER

Share

Expertos alertan sobre el riesgo de desaparición de variedades históricas de la vid

Hace más de diez siglos, al-Andalus destacaba en el cultivo de la vid con una gran diversidad de paisajes y variedades genéticas como la de Moscatel, Jaén, Layrén, Corazón de Cabrito o Teta de Vaca, existentes aún en la actualidad, algunas de las cuales están en serio peligro de desaparecer. Un grupo internacional de investigadores, entre ellos de la Universidad de Córdoba, reivindica la urgente creación de un banco de semillas para su conservación.

Fuente: Universidad de Córdoba


Córdoba |
05 de abril de 2019

Un grupo internacional de investigadores, reunidos en el Simposio ‘La Vid en al-Andalus’ que se celebró la semana pasada en La Alhambra promovido por red CulTIVA, que coordinado por la Universidad de Córdoba y el Banco de Germoplasma Vegetal Andaluz, ha alertado en un comunicado conjunto sobre esta problemática y ha reclamado la creación de un banco de semillas, no sólo para su conservación, sino para la mejora de los cultivos actuales frente a nuevos retos ambientales, económicos y sociales a los que se enfrenta la viticultura.

Reclaman un banco de semillas para la conservación de la vid y la mejora de los cultivos actuales frente a nuevos retos ambientales, económicos y sociales.

Aseguran que la vid ocupó una gran parte del territorio cultivado de al-Andalus, al contrario de la creencia extendida de que que los musulmanes persiguieron, e incluso erradicaron, este cultivo debido a la prohibición de beber vino que establece el Corán. Además, muchos de los productos cosechados y elaborados en la viticultura andalusí fueron importante en la economía de su tiempo y lo siguen siendo, como en el caso de los Paseros de la Axarquía Malagueña, cuyas pasas han sido reconocidas recientemente por la FAO como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial.

Aquella viticultura produjo no solo magníficas variedades de uvas de mesa y pasas, sino también de vinos, arropes, agraces, vinagres y otros derivados que se consumían en diferente medida entre las comunidades musulmanas, cristianas y judías. Algunas de estas recetas y técnicas agroalimentarias hoy están siendo recuperadas por diversas bodegas, cocinas y gastronomías de carácter tradicional e innovador.

También existen lugares donde se están rehabilitando técnicas agrícolas que se utilizaron en la época andalusí, como en las Huertas del Generalife donde el Patronato de la Alhambra y el Generalife, con la colaboración de la Universidad de Córdoba, del IMIDRA y del Banco de Germoplasma Vegetal Andaluz de la Junta de Andalucía, trabajan en la recuperación y conservación de las variedades y técnicas de cultivo de la vid.

Precisamente, el objetivo del Simposio ‘La Vid en al-Andalus’ fue reivindicar los conocimientos agrícolas de esta etapa como patrimonio cultural y como herramienta de innovación en la actualidad en el ámbito agrícola, paisajístico y alimentario. Reunió a un grupo multidisciplinar de veinte personas entre los que se encontraban investigadores en Arqueología, Biología, Ingeniería Forestal y en el mundo árabe.

La uva durante el proceso de maduración.

La uva durante el proceso de maduración.

Fue convocado y patrocinado por el Patronato de La Alhambra y Generalife y la Universidad de Granada, junto con la red CulTIVA, el programa Iberoamericano de Cooperación CYTED coordinado por la Universidad de Córdoba y el Banco de Germoplasma Vegetal Andaluz; el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural Agrario y Alimentario; y la participación de diversos ponentes procedentes de otras universidades y centros de investigación de España, Argentina, Francia, Marruecos, Chile y Egipto. Ha sido coordinado por Julia María Carabaza Bravo, catedrática de Estudios Semíticos de la Universidad de Granada; Jacinto Esteban Hernández Bermejo, catedrático de Ingeniería Agroforestal de la Universidad de Córdoba y Catuxa Novo Estébanez, jefa del Equipo Técnico de los Jardines, Huertas y Bosque de la Alhambra y Generalife.

Al comienzo del acto, la doctora Expiración García, de la Escuela de Estudios Árabes del CSIC, dedicó unos minutos al homenaje y memoria de la figura y trabajo del profesor de la Universidad de Marrakech, Mohammed El Faïz, hace poco tiempo fallecido, experto en Ciencias de la Naturaleza en al-Andalus y que, entre otras muchas aportaciones, luchó por la conservación de variedades de vid de cultivo tradicional en Marruecos, junto con las técnicas y criterios de cultivo igualmente tradicionales.


Share

Últimas publicaciones

El proyecto ‘Ciencia sin Etiquetas’ acerca el conocimiento científico a más de 600 mayores y menores granadinos
Granada | 13 de junio de 2024

Un equipo de investigadores e investigadoras del Instituto de Parasitología y Biomedicina López-Neyra (IPBLN) lidera esta iniciativa que ha explicado conceptos científicos y el origen de las enfermedades a colectivos vulnerables de la ciudad. El proyecto ha contado con la colaboración de la Fundación Descubre y el Ayuntamiento de Granada y con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, perteneciente al Ministerio de Ciencia e Innovación, y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Sigue leyendo
Las hortalizas de los huertos urbanos andaluces no son peligrosas para la salud
Sevilla | 13 de junio de 2024

A pesar de que algunos de los suelos de estos huertos mostraron contaminación por elementos potencialmente contaminantes, un reciente estudio realizado por la Universidad de Sevilla y el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS), ha concluido que el riesgo potencial para la salud humana es mínimo. Una de las zonas estudiadas que más preocupaba por su toxicidad era el entorno minero de Riotinto, en Huelva.

Sigue leyendo
Alertan de los efectos de la minería y los vertidos tóxicos accidentales en el cinturón pirítico ibérico
Cádiz | 12 de junio de 2024

Un estudio liderado por el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) ha analizado el papel de la afluencia Atlántica en el transporte y acumulación de sedimentos contaminados por metales pesados ​​desde el golfo de Cádiz hasta el mar de Alborán. La señal de alerta por parte de la comunidad científica llega en un momento de posible reapertura de la mina de Aznalcóllar (Sevilla), 26 años después del devastador vertido tóxico ocurrido en esta explotación.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido