VOLVER

Share

Los osos también utilizan señales visuales para comunicarse entre sí

Por primera vez, un estudio en la que participa la Estación Biológica de Doñana (EBD) aporta evidencias de que, además de la comunicación mediante señales químicas, los osos pardos, Ursus arctos, realizan señales visuales arrancando y mordiendo la corteza de ciertos árboles para comunicarse durante la época de reproducción. De esta forma, las marcas ayudan a localizar las áreas reproductivas de la especie, un dato crucial para el éxito de los planes de conservación.

Fuente: CSIC Andalucía


Sevilla |
15 de febrero de 2023

Por primera vez, un estudio aporta evidencias de que, además de la comunicación mediante señales químicas, los osos pardos, Ursus arctos, realizan señales visuales arrancando la corteza de ciertos árboles para comunicarse. Esta investigación, liderada por el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) y en la que participan Estación Biológica de Doñana (EBD) y el Instituto Mixto de Investigación en Biodiversidad (IMIB), todos del CSIC, pone de manifiesto que las señales visuales las realizan exclusivamente lo machos adultos y únicamente están vinculadas con las necesidades reproductivas de la especie.

Para este artículo, que se publica en Journal of Mammalogy, el equipo ha trabajado con la población de oso pardo de la cordillera cantábrica utilizando foto y video trampeo. Las imágenes obtenidas les han permitido analizar el comportamiento de varias decenas de individuos, entre ellos de los 13 machos adultos responsables de dejar marcas en los árboles. “Durante mucho tiempo se ha considerado que la comunicación entre los mamíferos se limitaba esencialmente a señalización química y acústica”, contextualiza el investigador del MNCN Vincenzo Penteriani.  “Este trabajo experimental ofrece, por primera vez, pruebas de la existencia de un nuevo canal de comunicación para esta especie: la señalización visual mediante la eliminación de parte de la corteza del tronco de árboles especialmente visibles”, continúa.

Estas marcas visuales, que realizan arañando y mordiendo la corteza, parecen tener un significado muy específico ya que solo las realizan los machos adultos durante la época de celo. El equipo apunta a que podrían proporcionar información como el tamaño del individuo, que al final es una forma de explicitar el estatus de dominancia de cada macho en busca de oportunidades de apareamiento. Se trata de una información que complementa la que aportan las señales químicas que ya se conocían.

oso pardo

Uno de los ejemplares de oso pardo, Ursus arctos, estudiados y una de las marcas que dejan en los árboles. / Vincenzo Penteriani.

“Conocer el significado de esta forma de comunicación no solo representa un avance en nuestra comprensión de la comunicación animal, sino que también puede servir para localizar fácilmente las zonas frecuentadas por los osos durante la época de celo. Una información crucial para los planes de conservación y gestión de la especie”, zanja Penteriani.


Share

Últimas publicaciones

El CSIC publica en abierto el primer repositorio de datos fotogramétricos capturados con drones en la Antártida
Cádiz | 23 de febrero de 2024

El estudio ofrece una fuente de información muy valiosa para investigaciones nacionales e internacionales dada la dificultad para acceder a estas regiones remotas. Se han procesado datos de alta resolución y con tecnología de posicionamiento RTK correspondientes con 28 vuelos capturados con sensores embarcados en drones.

Sigue leyendo
Un nuevo método con imágenes en 3D permitirá un mejor diagnóstico de las enfermedades mandibulares caninas
Córdoba | 23 de febrero de 2024

La Universidad de Córdoba acaba de publicar un nuevo método que permitirá, a partir de imágenes en tres dimensiones, comprender mejor la anatomía y las patologías en la articulación temporomandibular de los canes, una estructura de vital importancia para la masticación y la salud oral.

Sigue leyendo
Validan un método rápido y preciso para analizar la actividad antioxidante de frutos rojos
Almería | 22 de febrero de 2024

Un equipo de investigación del Centro IFAPA La Mojonera en Almería ha certificado una herramienta que detecta la presencia de compuestos beneficiosos y su actividad frente a radicales libres en arándanos y frambuesas. Los resultados confirman su idoneidad para uso en la industria agroalimentaria por su fácil accesibilidad y calidad de sus resultados.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.18.0