VOLVER

Share

MEDIO AMBIENTE DESARROLLA UN PROGRAMA DE SENSIBILIZACIÓN AMBIENTAL EN 6 UNIVERSIDADES PÚBLICAS ANDALUZAS


13 de enero de 2011

Fuente: Cosejería de Medio Ambiente

Imagen de archivo: voluntariado ambiental

 

El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha presentado hoy junto al rector de la Universidad de Huelva, Francisco José Martínez, el ‘Proyecto Andalucía Ecocampus’ puesto en marcha por su departamento para fomentar la sensibilización ambiental en el ámbito universitario andaluz. A tal efecto, la Consejería de Medio Ambiente ha firmado con las Universidades de Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén y Pablo de Olavide (Sevilla) una serie de convenios de colaboración con una duración inicial de tres años.

Según explicó Díaz Trillo, las tres principales líneas de acción establecidas en el proyecto son la información y comunicación ambiental, educación ambiental, y voluntariado ambiental, para cuyo desarrollo se ha dispuesto un presupuesto global de 539.000 euros. A este respecto, el consejero ha recordado que su departamento contribuye a la financiación de esta iniciativa con 216.000 euros en total (36.000 para cada una de las seis universidades) y también que el mayor presupuesto conjunto corresponde a la Universidad Pablo de Olavide, que cuenta con 174.000 euros en total, mientras que el resto disponen de entre 72.000 y 74.500 euros cada una.

Según el titular de Medio Ambiente, para el presente curso 2010-2011 está previsto realizar más de 100 actividades con una participación estimada de 6.000 personas, incluyendo alumnado, profesorado, personal de investigación y personal administrativo de las universidades participantes. Entre los objetivos destacados ha mencionado la creación de aulas de educación ambiental; potenciar el desarrollo de programas de educación, formación y voluntariado ambiental; sensibilizar a la comunidad universitaria y al resto de la sociedad sobre la problemática socioambiental; construir un modelo de universidad ambientalmente coherente a través de procesos participativos; intervenir en el campus y otros entornos cercanos para evaluar y mejorar su calidad ambiental; promover programas integradores sobre problemática ambiental y sostenibilidad; y establecer en las universidades puntos de información apoyados en la Red de Información Ambiental de Andalucía (REDIAM).

Inicialmente el proyecto estará vigente hasta el curso 2012-2013, aunque se ha contemplado una posible ampliación de los convenios de colaboración. Además de la celebración de jornadas, la realización de talleres, la participación en programas específicos de la Consejería de Medio Ambiente, y otras muchas iniciativas, en cada universidad se realizará durante este período un diagnóstico ambiental con la participación de miembros de todos los sectores de la comunidad universitaria.

El consejero ha señalado que este proyecto forma parte de las actuaciones desarrolladas en los últimos años en materia de educación y voluntariado ambiental en las universidades andaluzas, entre cuyos logros recientes ha mencionado la constitución en 2005 del Seminario Andaluz de Voluntariado Ambiental Universitario ‘SAVAU’, iniciativa apoyada por la Junta y adoptada por todas las universidades, dando lugar a actividades de colaboración y dinamización como el Programa de Voluntariado Monte Mediterráneo. Asimismo, en 2007 se sentó un precedente al actual proyecto con el establecimiento de un marco de colaboración entre las diferentes universidades y la Consejería de Medio Ambiente para la creación e impulso de los Ecocampus. Durante 2008 y 2009 también se puso en marcha en todas las universidades el Programa Andaluz de Voluntariado Ambiental Universitario, en cuyo contexto se han impartido 12 cursos de formación en ocho universidades públicas y se han organizado acciones como la ‘Semana Verde Universitaria’.

Díaz Trillo ha asegurado durante su intervención que, como entidad docente e investigadora, “la universidad juega un papel clave en el proceso de la sostenibilidad”. El consejero ha afirmado asimismo que ante los retos ambientales actuales la institución universitaria “tiene que dotar a las personas de instrumentos de actuación, propiciar una transformación social a través de un aprendizaje activo y participativo, contribuir al desarrollo de un modelo de sociedad sostenible y, fundamentalmente, tiene que capacitar para la acción proambiental con conciencia e intencionalidad”.


Share

Últimas publicaciones

Científicos ciudadanos desarrollarán una plataforma de prevención de noticias falsas
Andalucía | 29 de mayo de 2024

Investigadores de la Universidad de Sevilla y la empresa Civiencia lideran ‘De pantallas a ventanas: un proyecto contra la desinformación digital’ donde están elaborando una guía basada en las aportaciones de grupos vecinales y estudiantes universitarios para que la ciudadanía cuente con pautas claras y sencillas para que actúe frente a los bulos. Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Andalucía + ciencia ciudadana’, impulsado por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y coordinado por Fundación Descubre y la Universidad Pablo de Olavide, que pretende potenciar la utilización de este abordaje científico participativo entre distintos agentes de la región.

Sigue leyendo
Aplican la ciencia ciudadana para reducir el tiempo de uso del móvil en jóvenes andaluces
Sevilla | 28 de mayo de 2024

Investigadores de las Universidades de Sevilla, Jaén y Cádiz participan en el proyecto ‘Desconéctate para Conectar: Fomentando un Estilo de Vida Activo y Saludable entre los Jóvenes Andaluces’ que buscará estrategias concretas para incentivar a estudiantes de secundaria, bachillerato y universidad a que cambien sus hábitos de uso de dispositivos móviles por actividades físicas.

Sigue leyendo
Descubren un nuevo gen que hace resistente al girasol contra la planta parásita jopo
Córdoba | 27 de mayo de 2024

Un equipo de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) ha descrito una pieza del ADN que impide que las raíces de este cultivo sean infectadas por uno de sus patógenos más letales, el jopo. Además de determinar su posible función y la localización en su genoma, ha demostrado la posibilidad de transferirlo como mecanismo natural de defensa desde una especie silvestre a otras variedades de siembra.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido