VOLVER

Share

Nuevos datos sobre el microcuásar GRS 1758-258

Fuente: Sinc


29 de noviembre de 2016
Observaciones ópticas y de radio del entorno del microcuasar GRS 1758-258. / Josep Martí/UJA

Observaciones ópticas y de radio del entorno del microcuasar GRS 1758-258. / Josep Martí/UJA

Investigadores del grupo Fuentes de Alta Energía de la Galaxia de la Universidad de Jaén (UJA) han utilizado el mayor telescopio óptico que existe en la actualidad, el Gran Telescopio Canarias situado en la isla de La Palma, para estudiar el microcuásar GRS 1758-258. Se cree que en su interior hay un agujero negro, relativamente pequeño en escalas astronómicas, que está engullendo la materia de una estrella que gira a su alrededor, poniendo en juego energías enormes y emitiendo grandes cantidades de radiación en distintas frecuencias.

Tras recibir en enero los datos y después de un laborioso análisis, acaban de ser aceptados para su publicación en  la revista Astronomy and Astrophysics. De este modo, los investigadores han logrado establecer, por vez primera, qué clase de estrella es la que alimenta el ‘voraz apetito’ del agujero negro. “Se trata de una estrella más o menos el doble de grande y pesada que nuestro Sol, y más caliente, que gira alrededor del agujero negro muy rápido: danzan uno alrededor del otro dando una vuelta en solo un día”, explica el catedrático de Astrofísica de la UJA Josep Martí.

Desde que Galileo utilizase por primera vez un telescopio con fines astronómicos, estos no han hecho más que crecer en tamaño. Con un espejo cuyo diámetro mide nada menos que 10,4 metros, el Gran Telescopio CANARIAS, también llamado GRANTECAN, ofrece unas prestaciones únicas para desentrañar los misterios de los astros, motivo por el cual astrofísicos de todo el mundo demandan tiempo de uso en esta instalación.

Josep Martí, junto a los investigadores Pedro Luis Luque y Álvaro José Muñoz, hicieron una propuesta científica lo suficientemente interesante como para poder utilizar durante varias horas este enorme instrumento.

“Tras esperar más de un año a que las condiciones de observación fuesen favorables, hemos podido obtener un espectro de la luz de la estrella para extraer de ella toda la información disponible”, comenta Martí. A partir de ahora, gracias a los datos recopilados, los investigadores de la UJA aseguran que podrán conocerse con más precisión los fenómenos que suceden en este lejano sistema estelar.

Referencia bibliográfica:

Josep Martí, Pedro L. Luque-Escamilla, Álvaro J. Muñoz-Arjonilla. “Optical spectroscopy of the microquasar GRS 1758-258: a possible intermediate mass system?”. Astronomy and Astrophysics, 2016.


Share

Últimas publicaciones

El proyecto ‘Ciencia sin Etiquetas’ acerca el conocimiento científico a más de 600 mayores y menores granadinos
Granada | 13 de junio de 2024

Un equipo de investigadores e investigadoras del Instituto de Parasitología y Biomedicina López-Neyra (IPBLN) lidera esta iniciativa que ha explicado conceptos científicos y el origen de las enfermedades a colectivos vulnerables de la ciudad. El proyecto ha contado con la colaboración de la Fundación Descubre y el Ayuntamiento de Granada y con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, perteneciente al Ministerio de Ciencia e Innovación, y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Sigue leyendo
Las hortalizas de los huertos urbanos andaluces no son peligrosas para la salud
Sevilla | 13 de junio de 2024

A pesar de que algunos de los suelos de estos huertos mostraron contaminación por elementos potencialmente contaminantes, un reciente estudio realizado por la Universidad de Sevilla y el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS), ha concluido que el riesgo potencial para la salud humana es mínimo. Una de las zonas estudiadas que más preocupaba por su toxicidad era el entorno minero de Riotinto, en Huelva.

Sigue leyendo
Alertan de los efectos de la minería y los vertidos tóxicos accidentales en el cinturón pirítico ibérico
Cádiz | 12 de junio de 2024

Un estudio liderado por el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) ha analizado el papel de la afluencia Atlántica en el transporte y acumulación de sedimentos contaminados por metales pesados ​​desde el golfo de Cádiz hasta el mar de Alborán. La señal de alerta por parte de la comunidad científica llega en un momento de posible reapertura de la mina de Aznalcóllar (Sevilla), 26 años después del devastador vertido tóxico ocurrido en esta explotación.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido