VOLVER

Share

Demuestran científicamente que los filtros bloqueadores de luz azul que se emplean en las pantallas de los móviles o tablets no afectan a síntomas y signos de fatiga visual

Investigadores del departamento de Óptica de la Universidad de Granada señalan que estos filtros diseñados para bloquear la luz azul de dispositivos electrónicos no tienen ningún efecto sobre síntomas visuales o la capacidad para enfocar objetos cercanos.

Fuente: Universidad de Granada


Granada |
14 de diciembre de 2020

Investigadores del departamento de Óptica de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado que los filtros de luz azul, empleados frecuentemente en pantallas electrónicas de teléfonos móviles, ordenadores o tablets, no suponen un alivio de la sintomatología visual asociada al uso de estos dispositivos, ni afecta a la capacidad para enfocar a una determinada distancia.

Comparación de la condición filtro/no filtro.

Los resultados de este trabajo, publicados en la revista Ophthalmic and PhysiologicalOptics señalan que estos filtros diseñados para bloquear la luz azul de dispositivos electrónicos no tienen ningún efecto sobre síntomas visuales como fatiga ocular, enrojecimiento, irritación, visión borrosa o visión doble. Además, no modifican un marcador objetivo de la fatiga visual, la respuesta acomodativa, que se define como la capacidad para mantener enfocado un estímulo y obtener una imagen nítida.

Estos hallazgos son de gran relevancia, dada la controversia que existe en torno a los efectos nocivos asociados a la exposición a luz azul en el sistema visual, y la gran comercialización de ayudas ópticas para bloquear la luz azul que se viene realizando en los últimos años.

Como explica la autora principal de este trabajo, Beatriz Redondo Cabrera, del departamento de Óptica de la Universidad de Granada, existe evidencia de que la exposición a luz azul asociada al uso de dispositivos electrónicos provoca alteraciones de los ritmos circadianos y el sueño.

“El uso prolongado de dispositivos electrónicos a distancias cercanas ha sido asociado a fatiga visual, y se ha especulado que la exposición a luz azul podría ser la causa principal. Basándose en suposiciones, fabricantes de tecnologías ópticas han encontrado una nueva forma de ampliar su negocio incorporando filtros de luz azul en las lentes oftálmicas, las lentes de contacto, las lentes intraoculares y los filtros de pantalla de ordenador, afirmando que estos filtros reducen la fatiga visual asociada a dispositivos electrónicos”, indica la investigadora de la UGR.

Publicidad agresiva

De hecho, algunas de estas empresas han empleado una publicidad agresiva en los medios sociales para atraer a posibles usuarios, como por ejemplo: «No seas el primer caso humano que pierda la visión por utilizar las pantallas de los dispositivos». No obstante, el uso generalizado de la tecnología de bloqueo azul no cuenta con el apoyo de la mayor parte de la comunidad científica debido a la falta de evidencia al respecto.

El equipo de investigadores de la UGR que ha participado en este trabajo.

Para analizar la influencia del filtro de luz azul en la visión, en este trabajo participaron19 sujetos sin alteraciones visuales, que realizaron una tarea de lectura durante 30 minutos en un ordenador situado a 50 centímetros. Se realizaron dos sesiones idénticas en orden contrabalanceado, con la única diferencia del uso de un filtro bloqueador de luz azul para ordenador en una de estas sesiones. Durante la tarea de lectura se evaluó la precisión y estabilidad de la acomodación. Además, tras leer, los participantes completaron un cuestionario de sintomatología visual.

Los resultados demostraron que los filtros que bloquean la luz azul no tienen ningún efecto en la sintomatología visual y en la acomodación al realizar una tarea de lectura prolongada a una distancia de trabajo habitual, por lo que su prescripción para disminuir la fatiga visual no está avalada científicamente.

“Sin embargo, observamos un incremento de la fatiga visual que se acentuaba a medida que la tarea avanzaba tanto en la condición con filtro y sin filtro, lo que puede indicar que la luz azul no es la causa principal de los síntomas visuales asociados al uso de dispositivos electrónicos”, apunta Redondo. Otros factores como la reducción de la tasa de parpadeo o la proximidad del estímulo visual podrían explicar estos síntomas, independientemente del nivel de luz azul emitido por el dispositivo de lectura.

Referencia bibliográfica:

Redondo, B., Vera, J., Ortega‐Sánchez, A., Molina, R., & Jiménez, R. Effects of a blue‐blocking screen filter on accommodative accuracy and visual discomfort. Ophthalmic and Physiological Optics.


Share

Últimas publicaciones

La Fundación Descubre reúne a 114 promotores de toda España en el Registro Nacional de Turismo Científico tras la cuarta convocatoria
España | 19 de julio de 2024

La entidad andaluza, que coordina el proyecto Turismo Científico, incorpora a la iniciativa 15 nuevos promotores de Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León Extremadura y Comunidad de Madrid. La suma de estos agentes de divulgación científica, tanto del ámbito público como empresas privadas, les permitirá tener más visibilidad, establecer alianzas, compartir buenas prácticas y acceder a formación en su área.

Sigue leyendo
Desarrollan un método para el análisis de muestras pequeñas con imágenes no visibles por el ojo humano
Sevilla | 19 de julio de 2024

Un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla ha diseñado una nueva técnica basada en la representación de colores imperceptibles con la que logran información más precisa de una sustancia analizada. El sistema puede aplicarse en áreas como la agroalimentación, farmacia o medicina, donde se podrán estudiar las características de compuestos de manera rápida, sostenible y sin alterar las pruebas.

Sigue leyendo
Investigadores de la UCA diseñan nuevos fármacos que se activan por la luz para mitigar el dolor neuropático
Cádiz | 19 de julio de 2024

Investigadores de la Universidad de Cádiz han desarrollado un nuevo fármaco que se activa a través de la luz para tratar el dolor neuropático. Estos compuestos, que muestran efectos analgésicos cuando son activados, pueden inhibir las señales nerviosas localmente y a demanda, por lo que ofrecen una acción precisa, reduciendo así los efectos secundarios sistémicos. El equipo ya está trabajando en el siguiente paso que consistirá en activar fármacos utilizando luz infrarroja.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido