VOLVER

Share

Más de 600 personas apuestan por el reciclaje y aprenden a convertir desechos en compost

Bajo el título de ‘¡Apuesto por el compost!’, la iniciativa de ciencia ciudadana pretende fomentar la reutilización de residuos para que escolares y sus familias aprovechen los restos de frutas o verduras que ahora, gracias al asesoramiento científico, transforman en abono y otros aportes para mejorar el suelo, en el marco del programa ‘Andalucía, mejor con ciencia’.


Granada |
15 de febrero de 2018

El proyecto ‘¡Apuesto por el Compost!’, que nació para incrementar la conciencia del reciclaje de la localidad de Dílar, un municipio enmarcado por la Vega de Granada, ha presentado hoy los resultados de un proceso participativo y divulgativo desarrollado en comunidad. La iniciativa integrada en el programa regional ‘Andalucía, mejor con ciencia’, impulsado por la Fundación Descubre, ha implicado a más de 600 personas y, con el apoyo continuo de 200 estudiantes y una treintena de profesores, ha logrado potenciar técnicas de reciclaje y mejorar el entorno mediante la creación de una compostera en el huerto del Colegio Internacional de Granada (CIG).

Durante toda la mañana, los participantes han explicado los trabajos realizados

Los estudiantes de este centro detectaron que su apuesta por el reciclaje les facilitaba dar una segunda vida a envases, papel y cristal, pero no a los restos de sus desayunos y meriendas. El programa ‘Andalucía, mejor con ciencia’ les ha permitido construir en el centro su propia compostera, un recipiente que sirve para transformar materia orgánica en abono gracias a un proceso controlado de descomposición.

En la jornada de presentación de resultados, a la que han asistido el alcalde de Dílar, José Ramón Jiménez, coordinadora regional del programa ‘Andalucía, mejor con ciencia’, Silvia Alguacil; la directora del colegio internacional de Granada, María Fernández Pardo y la coordinadora local de la iniciativa Cristina Roldán se ha emitido un vídeo que recoge el sistema de aprendizaje, los resultados educativos, ambientales y las acciones divulgativas de ‘¡Apuesto por el Compost!’. El audiovisual supone un repaso a la experiencia del alumnado del Colegio Internacional de Granada en la que ellos han puesto la ambientación musical. (https://www.youtube.com/watch?v=tAKO80V6VDc)

El proyecto ha logrado calar en la organización del centro y, además, los alumnos han contagiado con entusiasmo sus nuevos conocimientos hasta generar en sus familias el compromiso para continuar con una nueva fase del proyecto. Los resultados obtenidos hasta el momento servirán para iniciarse en el vermicompostaje o lombricompostaje, en el que se usan lombrices rojas para convertir esos desechos en abono.

El asesoramiento científico de Rogelio Nogales Vargas-Machuca, investigador científico del CSIC y presidente de la Red Española de Compostaje, sirvió para conocer que estas lombrices necesitan oscuridad y humedad para convertir cáscaras de huevo, restos de verduras o estiércol en compost. Con actividades divulgativas, como Descubre el cine científico. Ciencia para la conservación’, de la mano del profesor de la Universidad de Córdoba Alberto Redondo o los ‘Café con Ciencia’ de la Fundación Descubre, la comunidad de Dílar ha aprendido a sacar más provecho a sus residuos.

Uno de los talleres donde se han presentado los resultados del proyecto ‘Apuesta por el compost’

Sus avances materializan los objetivos de ‘Andalucía, mejor con ciencia’, ya que el impulso de los estudiantes ha permitido acometer un proyecto de ciencia ciudadana que tiene un impacto real y que permite mejorar la sostenibilidad del municipio.

Proyecto en comunidad

La iniciativa surgió en julio del año pasado, tras detectar la necesidad de aumentar la concienciación sobre el reciclaje para garantizar la sostenibilidad de la localidad, y ha tenido como protagonista al CIG, encargado de transmitir los beneficios del compostaje y sus ventajas para la fertilización y protección del suelo. Los estudiantes han aprendido con sus propias experiencias a elaborar compost y a reciclar parte de los desechos que se generan en los colegios, las viviendas o en huertos y jardines.

Participantes del proyecto ‘Apuesta por el compost’ del programa Andalucía mejor con ciencia

Una de las claves de este proyecto residió en la implicación de los alumnos de 1º de ESO y 5º de Primaria, que usaron su propio huerto escolar para estudiar la vida que esconde y descubrir que aquel suelo estaba lleno de organismos que ayudan a conservar la tierra. En las tareas de este proyecto, los estudiantes hallaron insectos, contaron gusanos, se acercaron a esa pequeña vida con el microscopio y, en su apuesta por el compost, movilizaron a otros grupos del centro para debatir sobre el reciclaje y sus posibilidades.

Y de la teoría pasaron a la práctica con un taller de ‘compostaje en botella’ o ‘balcony compost’ para crear su propio biorreactor con un simple recipiente de plástico que les permitió ver la descomposición de la materia orgánica para convertirse en abono. Con el asesoramiento científico del investigador del Departamento de Microbiología del Suelo y Sistemas Simbióticos de la Estación Experimental del Zaidín (EEZ-CSIC) Germán Tortosa Muñoz, los alumnos crearon su pequeña compostera y aprendieron qué podían procesar, cómo medir el estado de sus recipientes y a generar su propio abono.

Alimentar el huerto escolar

El proyecto ha hecho posible que el CIG cuente con nuevos contenedores de reciclaje y las lecciones científicas han permitido construir una compostera capaz de responder a las necesidades del huerto del colegio gracias a un proyecto en el que se ha implicado toda la comunidad. Los alumnos de ‘¡Apuesto por el Compost!’ han recogido todas las hojas secas del centro para crear una base a la que suman cada día los restos orgánicos de los desayunos de sus compañeros.

Gracias a las “patrullas” en las que participa todo el colegio, los restos de frutas o verduras del recreo y el comedor acaban en la compostera que también cuidan niños de Primaria en las asignaturas de huerto escolar y ciencias.  Con las nociones necesarias, ya comprueban cómo lo que antes desechaban ahora se convierte abono capaz de sustituir fertilizantes, mejorar el suelo y combatir la erosión.

La implicación de los alumnos permite afrontar el reciclaje de residuos orgánicos, pero también logra un mayor conocimiento de la biodiversidad y de la interacción constante del ser humano con el resto de especies.

Después de la formación, el contacto con divulgadores y científicos y la experiencia de los alumnos, el proyecto inicia su etapa más divulgativa, en la que trasladarán los resultados a sus vecinos con unas jornadas de puertas abiertas y a otros centros gracias a su participación en un congreso de educación.

Los estudiantes ya se han acercado a la divulgación gracias a un ‘Café con ciencia’ que en enero les permitió conocer el día a día de un investigador. De la mano de la Fundación Descubre, charlaron con científicos de la Estación Experimental del Zaidín (CSIC) sobre los beneficios del compostaje y vermicompostaje.

Andalucía, mejor con ciencia

‘¡Apuesto por el Compost!’ es uno de los proyectos activos del programa de ciencia ciudadana de la Fundación Descubre ‘Andalucía, mejor con ciencia’ en Granada. En la que misma provincia también se está desarrollando ‘Contaminación cotidiana’, en la capital, ‘Sin ruido en mis oídos’ en Padul, además de los proyectos ‘Energías renovables. ¡Aprendiendo a utilizar el sol, el agua y el viento!’ y ‘Nos movemos con energía por el planeta’, en la localidad de Atarfe.

Hasta el momento, doce localidades andaluzas están en proceso o han finalizado 15 proyectos de mejora del entorno en comunidad. El programa no limita sus actuaciones a Andalucía y, en sucesivas fases, se podrán sumar ciudades que pretendan acometer mejoras en su entorno con iniciativas de participación ciudadana.

‘Andalucía, mejor con ciencia’ es un programa de la Fundación Descubre, cofinanciado por la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (FECYT) del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía.

Enlace al vídeo:

https://www.youtube.com/watch?v=tAKO80V6VDc

Imágenes:

Foto de familia de los participantes en el proyecto:

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/40235704042/in/dateposted-public/

Taller de presentación de resultados:

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/25409114257/in/dateposted-public/

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/40235715752/in/dateposted-public/

Algunas fotografías del desarrollo del proyecto:

https://www.flickr.com/photos/fundaciondescubre/albums/72157692676489624


Share

Últimas publicaciones

Diseñan un método para recopilar información de restos arqueológicos subacuáticos sin salir al agua
Cádiz | 07 de junio de 2018

Científicos de la Universidad de Cádiz han elaborado un sistema que documenta y analiza in situ los yacimientos existentes en el fondo marino para evitar su deterioro. Este procedimiento determina las condiciones físicas, químicas y biológicas que influyen sobre estos restos ocultos bajo el mar de la historia y emplea una técnica de control no intrusiva para documentar y conocer el estado de grandes objetos de hierro, como cañones y anclas. Así lo han realizado en dos navíos franceses hundidos con un día de diferencia en la costa de Cádiz durante la Batalla de Trafalgar (1805).

Certifican el uso energético de un tipo de eucalipto adaptado al clima de la provincia de Huelva
Huelva | 06 de junio de 2018

Científicos de la Universidad de Huelva han corroborado que la biomasa producida por esta especie reúne las condiciones óptimas para producir calor en calderas intermedias como las utilizadas en hoteles, residencias, granjas o invernaderos. Su poder calorífico no difiere mucho de la encina o del pino, mientras que su producción es sostenible y más rentable. Además, genera bajas emisiones de gases contaminantes y poca cantidad de cenizas.

Desarrollan un nuevo método de control antidopaje con resultados precisos en solo un día
Jaén | 04 de junio de 2018

Investigadores de la Universidad de Jaén han diseñado un sistema más ágil y efectivo que los actuales para conocer si una persona ha consumido sustancias ilegales. El estudio acelera la detección de estos componentes, lo que facilitaría la toma de decisiones ante casos de fraude en la práctica deportiva, controles y accidentes de tráfico, así como en procesos judiciales donde se recurra a la Química forense. Entre otras ventajas destaca la posibilidad de efectuar análisis retrospectivos.

Descárgate nuestro kit de comunicación

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close