VOLVER

Share

Un estudio trabaja en cómo detectar la violencia de género a través de la voz

Este estudio tiene como objetivo definir un patrón de voz de mujeres que llaman a las emergencias sanitarias de la Junta de Andalucía pero no manifiestan que sufren agresiones machistas, lo que permitiría al personal de estos centros detectar a través del teléfono la posible existencia de violencia de género y, de esta manera, mejorar la atención a las mujeres. El sistema de procesamiento de la información irá analizando la relación entre situaciones de violencia y aspectos de la comunicación como las pausas, la entonación, el ritmo y hasta las propias repeticiones.

Fuente: Consejería de Salud y Familias / Junta de Andalucía


Andalucía |
11 de septiembre de 2020

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES-061), dependiente de la Consejería de Salud y Familias, están llevando a cabo un proyecto de investigación de detección precoz de la sospecha de violencia contra la mujer en los centros de Coordinación de Urgencias y Emergencias Sanitarias de Andalucía (CCUE). El objetivo es detectar por la voz y el tono de una mujer que llama a un servicio sanitario si está sometida a violencia de género. La previsión es tener dicho sistema desarrollado en 2021 o principios de 2022.

El estudio se centra en la detección precoz de la violencia de género a través de la voz.

Este proyecto de investigación, denominado ‘Certeza de voz’, está financiado con Fondos FEDER y se enmarca también en el Pacto de Estado contra la Violencia de Géner. Esta iniciativa cuenta con un presupuestos de 115.000 euros que se financiará a través del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, unos fondos que gestiona el IAM.

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Laura Fernández, ha puesto de relieve que “hemos aportado nuestra experiencia y conocimiento, especialmente en el ámbito social y comunitario, con el fin de nutrir la investigación sanitaria, pudiendo ser este proyecto el inicio de una nueva línea de actuación innovadora y muy importante para poder acercar la administración a aquellas mujeres que todavía no identifican la situación que están viviendo como violencia de género, y que acuden al sistema sanitario por una sintomatología que, en principio, pudiera tener múltiples causas en su origen. En este sentido, el sistema de procesamiento de la información irá analizando la relación entre situaciones de violencia y aspectos de la comunicación como las pausas, la entonación, el ritmo y hasta las propias repeticiones”.

Este estudio tiene como objetivo definir un patrón de voz de mujeres que llaman a las emergencias sanitarias de la Junta de Andalucía pero no manifiestan que sufren agresiones machistas, lo que permitiría al personal de estos centros detectar a través del teléfono la posible existencia de violencia de género y, de esta manera, mejorar la atención a las mujeres. A este respecto, Fernández ha subrayado que “el IAM siempre apoyará aquellos proyectos que nos permitan tener un conocimiento más fidedigno de la realidad, basado en la evidencia científica y el estudio de la propia práctica profesional”. Además, ha resaltado “la importancia de la colaboración entre instituciones con distinto ámbito de actuación para investigar y, en su caso, detectar nuevas formas de prevención e identificación de situaciones de violencia contra las mujeres”.

Laura Fernández ha explicado que el IAM colabora en la recogida de los datos, para lo cual se informa a las usuarias de los distintos programas especializados que se llevan a cabo en los ocho Centros Provinciales de la Mujer sobre este proyecto de investigación y se solicita su participación voluntaria. Las mujeres que colaboran en el estudio deben firmar un consentimiento informado que permite que el 061 pueda rescatar las llamadas que hayan realizado a este servicio sin que hubiera advertido que era víctima de violencia de género. La participación es anónima y no constará en ningún registro ni conlleva obligación alguna, salvo la firma del consentimiento.

“La hipótesis planteada por Salud, así como la investigación, sigue un método riguroso y relativamente nuevo, como es el uso de la inteligencia artificial para el estudio de la propia conducta humana. Si se confirma la hipótesis, podríamos seguir sumando y construyendo vías de actuación de la administración pública para erradicar la violencia contra las mujeres”, ha enfatizado, al tiempo que ha avanzado que “aunque la investigación indudablemente sigue la normativa vigente en materia de protección de datos, especialmente hemos tenido en cuenta y cuidado en cada uno de los pasos de la misma para velar por la integridad y privacidad de las usuarias y evitar la victimización secundaria. No podemos olvidar que muchas usuarias están inmersas en nuestros itinerarios de atención y en procesos terapéuticos y su participación no podía, de ningún modo, suponer un retroceso o elemento obstaculizador para ellas”.

Una vez que se elaboren las conclusiones del proyecto se elaborará un itinerario y un protocolo de ayuda para las mujeres que llamen en estas circunstancias a emergencias sanitarias. La previsión es que el sistema esté desarrollado en 2021 o principios de 2022.


Share

Últimas publicaciones

Aplican algoritmos bioinspirados para ubicar las estaciones de bicicletas en la ciudad
Málaga | 28 de octubre de 2020

Un equipo investigador de la Universidad de Málaga ha diseñado un sistema basado en inteligencia artificial para que la red de aparcamientos de bicicletas se distribuya de forma óptima por los barrios, con el resultado de un mapa guía al servicio de los gestores de estos núcleos urbanos.

Sigue leyendo
Un modelo matemático facilita la gestión de inventarios en la cadena de suministro de alimentos
Córdoba | 28 de octubre de 2020

Una investigación del proyecto Diverfarming, en el que participa la Universidad de Córdoba, integra los recursos de transporte y la gestión de inventarios en un modelo que busca la eficiencia económica y evitar el desabastecimiento.

Sigue leyendo
El desierto de Atacama era mucho más húmedo hace cien mil años
Sevilla | 28 de octubre de 2020

La acumulación de sedimentos en este entorno ofrece un archivo cronológico de millones de años que permite estudiar mejor la evolución de la tierra. Es el trabajo realizado por el Centro de Investigación, Tecnología e Innovación de la Universidad de Sevilla (CITIUS), donde trata de entender la evolución del paisaje y su relación con variaciones climáticas a partir del análisis de los sedimentos hallados.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar