VOLVER

Share

Utilizan la tecnología big data para mejorar la movilidad en el campus de Teatinos

El proyecto ‘U-Smart-drive’ recopila datos de circulación a partir de sensores instalados en vehículos. En concreto, a través de los sensores colocados en los coches se recogen gigabytes de información sobre el consumo de combustible, la producción de CO2, las revoluciones del motor, el número de aceleraciones, los cambios de marcha o la temperatura.

Fuente: Universidad de Málaga


Málaga |
07 de junio de 2019

Detectar cuáles son algunos de los problemas de diseño de la red vial del campus universitario de Teatinos de Málaga para mejorar la movilidad del campus es el objetivo del proyecto ‘U-Smart-drive’, que recopila datos de circulación a partir de sensores instalados en cerca de un centenar de vehículos de miembros de la comunidad universitaria.

Campus Teatinos de Málaga.

Un proyecto del I Plan Propio de Smart-Campus en el que participan el catedrático experto en Supercomputación Luis Felipe Romero y la directora de la Cátedra de Gestión del Transporte de la Universidad de Málaga (UMA), Elvira Maeso, entre otros profesores de la UMA.

Así, a través de los sensores colocados en los coches se recogen gigabytes de información sobre el consumo de combustible, la producción de CO2, las revoluciones del motor, el número de aceleraciones, los cambios de marcha o la temperatura.

“Cualquiera de los universitarios con sus vehículos y móviles genera miles de bytes por minutos durante los muchos desplazamientos que realizan a diario por el campus”, afirma uno de los impulsores de ‘U-Smart-drive’, que explica que si estos datos se geocalizan, es decir se sabe dónde y en qué momento se han generado, la información adquiere un valor incalculable.

Mapa de la red vial de la zona objeto del estudio.

Hasta el momento ya se ha detectado, por ejemplo, un badén situado en el bulevar Louis Pasteur que, por culpa de la frenada y consecuente aceleración del vehículo que genera, incrementa el consumo de combustible y, por tanto, la emisión de CO2 a la atmósfera.

Precisamente cuantificar los posibles daños que la forma de conducir, la estructura de la red vial y la propia señalización produce en el medio ambiente y, también en la economía, es otro de los fines de este proyecto de la UMA, que utiliza la tecnología big data para mejorar la movilidad del campus.


Share

Últimas publicaciones

Un estudio del CSIC identifica un grupo de pequeñas moléculas necesarias para la determinación del sexo en mamíferos
Sevilla | 14 de junio de 2024

Investigadores del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo y la Universidad de Granada demuestran por primera vez el papel determinante que juegan los microARNs en este proceso. El trabajo, publicado en ‘Nature Communications’, no solo revela un nuevo componente genético sino que puede aportar claves sobre alteraciones en el desarrollo sexual y la fertilidad.

Sigue leyendo
El proyecto ‘Ciencia sin Etiquetas’ acerca el conocimiento científico a más de 600 mayores y menores granadinos
Granada | 13 de junio de 2024

Un equipo de investigadores e investigadoras del Instituto de Parasitología y Biomedicina López-Neyra (IPBLN) lidera esta iniciativa que ha explicado conceptos científicos y el origen de las enfermedades a colectivos vulnerables de la ciudad. El proyecto ha contado con la colaboración de la Fundación Descubre y el Ayuntamiento de Granada y con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, perteneciente al Ministerio de Ciencia e Innovación, y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Sigue leyendo
Las hortalizas de los huertos urbanos andaluces no son peligrosas para la salud
Sevilla | 13 de junio de 2024

A pesar de que algunos de los suelos de estos huertos mostraron contaminación por elementos potencialmente contaminantes, un reciente estudio realizado por la Universidad de Sevilla y el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS), ha concluido que el riesgo potencial para la salud humana es mínimo. Una de las zonas estudiadas que más preocupaba por su toxicidad era el entorno minero de Riotinto, en Huelva.

Sigue leyendo

#CienciaDirecta

Tu fuente de noticias sobre ciencia andaluza

Más información Suscríbete

Ir al contenido